Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para garantizar el buen funcionamiento de la web y mejorar la experiencia del usuario. Al seguir navegando, acepta el uso de cookies en este sitio web.

Puede obtener más información o conocer nuestra Política de Cookies aquí.

X

Publicidad

Sociedad

Una jaula en la cabeza para dejar de fumar

09-07-2013 - 17:00 CET | Hispanatolia

Un hombre de la provincia turca de Kütahya ha decidido ponerse un casco en forma de jaula en la cabeza para tratar de vencer a su adicción al tabaco tras años intentándolo en vano.

Cubrirse con la cabeza con un casco en forma de jaula. Esta es la inaudita y curiosa forma que un hombre de la provincia turca de Kütahya, al oeste del país, ha encontrado para poder vencer a la tentación y terminar así con su adicción al tabaco.

İbrahim Yücel, de 42 años de edad, se ha convertido en todo un fenómeno entre sus vecinos y –como no- en numerosos medios de comunicación después de que su historia haya salido a la luz en los últimos días.

Según relató a la prensa turca, la idea de crear un casco para dejar de fumar le vino observando a los motociclistas, y decidió adoptar un sistema similar para intentar vencer su adicción al tabaco, del que según confirma su propia familia ha intentado desengancharse en varias ocasiones sin éxito.

Yücel, fumador desde hace 26 años y que consume dos paquetes de cigarrillos diarios, decidió adoptar tan drástica medida ante sus infructuosos intentos por dejar de fumar pero sobre todo, después de que su padre falleciera hace pocos años de un cáncer de pulmón provocado también por su hábito al tabaco.

La idea no ha pasado desapercibida para nadie y los primeros sorprendidos fueron los miembros de su propia familia, que en un principio no podían creerse que el hombre fuera a llevar semejante artilugio en la cabeza.

Conscientes sin embargo del problema y de los intentos infructuosos de Yücel por dejar de fumar, tras la impresión inicial ahora tanto su mujer como sus hijos le apoyan en su determinación: cada día el hombre se pone su particular casco-jaula, que posee una doble cerradura, y le entrega las llaves a su hija y a su esposa antes de salir de casa para trabajar.

Por ahora esta drástica medida ha conseguido que Yücel lleve varios días sin fumar, ya que le resulta imposible abrir durante el día su curioso “yelmo” por muchas tentaciones de probar un cigarro que le entren.

No sabemos si su intención es patentar el invento, pero a buen seguro que le servirá de inspiración a muchas personas que como él quieren dejar de fumar. Así que... voluntad, y mucha suerte.

Opina:

  • Condiciones de uso:

    ·No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos o calumniantes
    ·El usuario se compromete a respetar la legislación vigente y las Condiciones de Uso del portal
    ·Hispanatolia no se hace responsable de los comentarios aquí vertidos
    ·Queda reservado el derecho a eliminar los comentarios que incumplan estas normas o se consideren fuera de lugar

  • Imagen de seguridad Cargar otro diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación