Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para garantizar el buen funcionamiento de la web y mejorar la experiencia del usuario. Al seguir navegando, acepta el uso de cookies en este sitio web.

Puede obtener más información o conocer nuestra Política de Cookies aquí.

Cerrar

Publicidad

Economía

El gobierno turco aprueba el uso de soja y maíz transgénicos para la alimentación de animales

04-08-2017 - 00:00 CET | Hispanatolia

El Consejo de Bioseguridad de Turquía aprobó esta semana el uso de tres tipos de soja y un tipo de maíz modificados genéticamente. Las leyes turcas autorizan el uso de OMG sólo para la alimentación de animales.

El Consejo de Bioseguridad de Turquía aprobó esta semana el uso de tres tipos de soja modificada genéticamente y un tipo de maíz alterado genéticamente como alimento para animales, una decisión que fue publicada en el Boletín Oficial de la República el 2 de agosto.

Según informaron medios turcos, la decisión fue tomada a petición de la Asociación de Criadores y Productores de Carne de Ave (BESD-BİR), y después de que el Consejo de Bioseguridad analizase los informes científicos elaborados para determinar el riesgo medioambiental y el impacto socioeconómico de la introducción de nuevos tipos de organismos modificados genéticamente (OMG), popularmente conocidos como transgénicos.

De esta forma se aprobó de manera oficial el uso para alimentación animal de las variedades de soja transgénica MON87708, BPS-CV127-9 y MON87705, y del tipo de maíz transgénico MON87460, que podrán ser empleados bajo determinadas condiciones marcadas por la ley. Todos los tipos de OMG aprobados están fabricados por la multinacional Monsanto, salvo el BPS-CV127-9 que ha sido desarrollado por la empresa química BASF.

Pese a que la legislación en Turquía sólo permite el uso de alimentos modificados genéticamente en la alimentación animal –no en la destinada directamente a consumo humano- los expertos han denunciado en numerosas ocasiones la falta de controles suficientes para impedir que los OMG importados por el país sean usados también en alimentos para humanos.

El pasado mes de marzo saltaron las alarmas tras la detección de soja transgénica entre los ingredientes utilizados para fabricar pan en la provincia de Adana, al sur de Turquía, pese a que las autoridades insistieron en que se trataba de un caso aislado.

Un estudio sociológico publicado en 2012, realizado entre 4.860 personas entrevistadas en 42 provincias de todo el país, determinó que el 83% de los ciudadanos turcos se muestran en contra del consumo de OMG. El sondeo, divulgado por la oficina de Greenpeace en Turquía, mostró además que el 80% de los turcos dejarían de confiar en una compañía si supiesen que emplea alimentos transgénicos para elaborar sus productos, y que casi el 73% de la población turca no está de acuerdo con el uso de transgénicos en la alimentación para animales.

Opina:

  • Condiciones de uso:

    ·No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos o calumniantes
    ·El usuario se compromete a respetar la legislación vigente y las Condiciones de Uso del portal
    ·Hispanatolia no se hace responsable de los comentarios aquí vertidos
    ·Queda reservado el derecho a eliminar los comentarios que incumplan estas normas o se consideren fuera de lugar

  • Imagen de seguridad Cargar otro diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación