Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para garantizar el buen funcionamiento de la web y mejorar la experiencia del usuario. Al seguir navegando, acepta el uso de cookies en este sitio web.

Puede obtener más información o conocer nuestra Política de Cookies aquí.

X

Publicidad

Eurasia

Los rebeldes houthi asesinan al expresidente de Yemen, Ali Abdullah Saleh

04-12-2017 - 15:30 CET | Hispanatolia

Ali Abdullah Saleh, quien gobernó durante más de tres décadas Yemen hasta las revueltas de la Primavera Árabe, había roto la semana pasada la alianza con las milicias houthi apoyadas por Irán, con las que se alió para retomar el poder en 2014.

Un alto cargo del Congreso General del Pueblo (CGP) confirmó el lunes la muerte del líder del partido y expresidente de Yemen, Ali Abdullah Saleh, quien gobernó durante más de tres décadas este empobrecido país de la Península arábiga, tras ser asesinado por los rebeldes houthi.

En declaraciones a agencias, el responsable del CGP –que prefirió conservar el anonimato por motivos de seguridad- confirmó que Saleh había sido asesinado por disparos de los houthi después de que el vehículo en el que viajaba fuera detenido a las afueras de la capital, Sanaa, mientras se dirigía a su barrio natal de Sanhan, al sur de la ciudad.

La fuente indicó que las milicias armadas houthi interceptaron el convoy en el que viajaba Saleh a unos 40 kilómetros al sur de Sanaa, desde donde trasladaron al expresidente yemení a una ubicación desconocida donde fue fusilado. Posteriormente los houthi emitieron un comunicado confirmando los hechos relatados por el cargo del CGP.

Si bien inicialmente el propio CGP había negado las informaciones sobre la muerte de Saleh, especialmente después de que su casa en el centro de Sanaa fuera destruida por los houthi, posteriormente el partido confirmó la noticia y difundió imágenes y un video del cadáver de Saleh grabado por los propios houthi.

Por su parte la cadena de televisión houthi Masirah TV se refirió el lunes a la noticia del asesinato de Saleh como la muerte del “líder de los traidores”, después de que el que fuera durante más de tres décadas presidente de Yemen anunciara la semana pasada la ruptura de la frágil alianza que mantenía con los rebeldes houthi desde el inicio de la cruenta guerra civil que atraviesa Yemen desde 2014.

A este respecto, el lunes el primer ministro Ahmed bin Daghr –del gobierno reconocido internacionalmente y por Naciones Unidas- expresó el apoyo del gobierno provisional con sede en Aden al CGP en la lucha común contra los houthi, anunciando además que el presidente yemení Abd Rabbuh Mansur al-Hadi concederá una amnistía para los antiguos seguidores de Saleh.

“Apoyar al CGP en la batalla contra los houthi es de interés nacional”, dijo Daghr durante un discurso desde Aden con motivo de un acto para conmemorar la independencia de Yemen del Reino Unido. “Como autoridad legítima, estaremos del lado de cualquiera que esté en contra de los houthi”, añadió.

Hasta hace poco aliados en la guerra civil en Yemen, desde hace una semana los seguidores de Saleh y los rebeldes houthi –apoyados por Irán- habían estado combatiendo por el control de Sanaa –de la que ambos se apoderaron en 2014- después de que su alianza se quebrara desatando intensos combates en la ciudad.

El lunes la coalición internacional de países árabes liderada por Arabia Saudí –que apoya al gobierno legítimo de Al Hadi- bombardeó por segundo día posiciones de los houthi en Sanaa para apoyar a las fuerzas leales al CPG y a Saleh, quien la semana pasada había anunciado conversaciones con la coalición saudí para poner fin al conflicto en Yemen.

Saleh instauró durante más de tres décadas un férreo control sobre Yemen en medio de una corrupción galopante hasta que las revueltas de la Primavera Árabe en 2011 acabaron forzando su salida del poder. A pesar de su aparente renuncia, Saleh permaneció en el país y manteniendo cierto control, y en 2014 sus fuerzas, aliadas con las milicias houthi –a quienes el propio Saleh había combatido en más de una ocasión- se hicieron con el control de Sanaa y obligaron al gobierno de Al-Hadi a exiliarse en Arabia Saudí, asentándose posteriormente en la ciudad portuaria de Aden.

La consecuente guerra civil que se desató a partir de aquel golpe de Estado ha causado más de 10.000 muertos y desatado una crisis humanitaria sin precedentes a nivel mundial en la que ya era la nación más pobre del mundo árabe.

Opina:

  • Condiciones de uso:

    ·No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos o calumniantes
    ·El usuario se compromete a respetar la legislación vigente y las Condiciones de Uso del portal
    ·Hispanatolia no se hace responsable de los comentarios aquí vertidos
    ·Queda reservado el derecho a eliminar los comentarios que incumplan estas normas o se consideren fuera de lugar

  • Imagen de seguridad Cargar otro diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación