Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

El presidente turco visita a las víctimas del terremoto en Van

Gul victimas van

07-11-2011 - 17:00 CET | Hispanatolia

Abdullah Gül viajó a la provincia devastada por el violento seísmo que dejó en octubre más de 600 víctimas para celebrar con los supervivientes el inicio de la Fiesta del Sacrificio

El Presidente de la República, Abdullah Gül, viajó el domingo a la provincia de Van para celebrar el inicio de la festividad musulmana de la Fiesta del Sacrificio o " Kurban Bayramı" (en turco) con los supervivientes del devastador seísmo que sufrió la región el pasado 23 de octubre, y que dejó más de 600 muertos y miles de personas sin hogar.

Gül llegó a primera hora del domingo a Van, donde asistió a una ceremonia religiosa en la Gran Mezquita de la ciudad. Posteriormente y acompañado por el vice primer ministro Beşir Atalay -encargado desde el inicio de supervisar las operaciones en la región tras el terremoto- visitó varios campamentos de tiendas y casas prefabricadas en la localidad septentrional de Erciş, la más afectada por el seísmo, donde viven cientos de personas que se han quedado sin hogar o cuyas viviendas han quedado demasiado dañadas por el temblor de 7,2 grados.

En declaraciones hechas a los periodistas el presidente turco confesó que las fiestas de este año estaban teñidas de amargura debido a las numerosas víctimas del seísmo, y a que "el dolor del desastre (en Van) aún es reciente", dijo. "Estos son momentos en los que todos deberíamos ayudar y abrazarnos unos a otros como hermanos y hermanas", añadió Gül.

El Presidente tuvo ocasión de charlar con muchas de las víctimas del terremoto que actualmente se ven obligadas a vivir en tiendas de la Media Luna Roja Turca o en casas prefabricadas. Muchos de ellos mostraron su agradecimiento a Gül por los esfuerzos hechos para ayudarles, pero también hubo quejas por las condiciones de los refugios o la comida.

"Hay deficiencias, pero no pueden ser subsanadas de un día a otro", reconoció Gül, añadiendo que todos los problemas serían solucionados en poco tiempo y de manera planificada, y que los supervivientes podrían disfrutar en un año de nuevas casas mucho mejor construídas que las anteriores gracias a los planes de reconstrucción del gobierno, que incluyen una nueva legislación sobre la seguridad de las edificaciones ante los terremotos.

Precisamente el presidente turco visitó las ruinas de un colegio destruido en un pueblo durante el terremoto, donde criticó que las autoridades hubiesen autorizado la construcción de un edificio de tres plantas en una zona de alto riesgo sísmico donde no estaba permitido. "Esto debería enseñarnos a todos una lección", dijo Gül, que recordó no obstante ante los periodistas que milagrosamente sólo diez minutos antes de que el edificio se viniese abajo por el violento seísmo había concluido una reunión en su interior a la que habían asistido medio centenar de personas.

Más sobre: TerremotoReligión

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet