Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Turquía estudia adquirir misiles de largo alcance ante la amenaza iraní

09-12-2011 - 12:00 CET | Hispanatolia

El Consejo Supremo Militar de Turquía planea adquirir más de una docena de baterías antimisiles como parte del sistema de defensa nacional contra misiles.

El Consejo Supremo Militar de Turquía (YAŞ), uno de los principales órganos de decisión de las Fuerzas Armadas Turcas (TSK, por sus siglas en turco), tiene previsto reunirse la semana próxima para decidir sobre la adquisición de varios misiles de largo alcance con el objetivo de mejorar la capacidad de defensa nacional ante un posible ataque balístico.

Según informó el miércoles el diario turco Akşam, se espera que antes de que concluya el mes de diciembre el Comité de Implementación de la Industria de Defensa (SSİK) tome una decisión sobre qué tipo de misiles adquirirá Turquía para su propio sistema de defensa nacional antimisiles; las opciones que se bajaran son los rusos S-300, los chinos HQ-9, o los misiles Patriot de la firma norteamericana Lockheed Martin, pero parece que la balanza se inclina por estos últimos dado que serían compatibles con el propio escudo antimisiles que posee la OTAN. Según el periódico Akşam el país euroasiático planea comprar un total de 13 baterías con un total de 72 misiles.

Los planes de Turquía para desarrollar su propio proyecto de defensa nacional contra ataques de misiles tienen lugar después de que recientemente un alto mando militar iraní advirtiera que con el despliegue de parte del escudo antimisiles de la OTAN en territorio turco, Irán cambiaría su estrategia militar para, en caso de agresión por parte de Israel o EE.UU., atacar en primer lugar las instalaciones de la Alianza Atlántica en Turquía. Rusia, que considera que el sistema merma su capacidad de respuesta y de disuasión nuclear, ha amenazado también con una nueva carrera armamentística y con apuntar sus misiles hacia objetivos del escudo antimisiles de la OTAN en Europa.

Turquía aceptó en septiembre acoger un sistema de radar de la OTAN en la base militar de Kürecik (Anatolia oriental) como parte del escudo antimisiles designado por la Alianza Atlántica para proteger a sus aliados europeos de la creciente amenaza de un ataque balístico. Si bien Ankara puso como condición que el proyecto tuviese un fin estrictamente defensivo y que no estuviese dirigido a ningún país específico, la mayoría de los analistas coinciden en que el principal fin del escudo es evitar un posible ataque con misiles por parte de Irán, especialmente contra Israel, país que no es miembro de la OTAN pero que sí lo es de Estados Unidos.

En declaraciones hechas el miércoles por el ministro de defensa turco, İsmet Yılmaz, éste reiteró que el despliegue del radar de la OTAN en suelo turco tiene únicamente fines defensivos y que en cualquier caso no habrá misiles de la Alianza Atlántica en Turquía, en un intento de tratar de apaciguar tensiones con Irán y Rusia.

"Sería (un sistema) ofensivo si instalamos misiles. Pero lo que vamos a desplegar en Turquía es un sistema de radar", dijo Yılmaz a la prensa preguntado acerca de las amenazas de Irán. "Se trata de un sistema de defensa, y no va dirigido contra ningún país".

Opina:

  • Condiciones de uso:
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las Condiciones de Uso
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación