Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Davutoğlu advierte del peligro de una ''guerra fría'' en Oriente Medio

Davutoglu(1)

05-01-2012 - 13:00 CET | Hispanatolia

El ministro de exteriores turco subrayó el papel moderador que ejerce Turquía para frenar las crecientes tensiones entre chiíes y sunníes en la región, así como entre Irán y Arabia Saudí.

El ministro de exteriores turco, Ahmet Davutoğlu, advirtió el miércoles de la posibilidad de una "guerra fría" en Oriente Medio entre sunníes y chiíes que podría tener consecuencias "suicidas" para toda la región si no se frena a tiempo.

En unas declaraciones hechas a la agencia de noticias turca Anatolia poco antes de partir para una visita oficial de dos días al vecino Irán, donde se reunirá con su homólogo iraní Ali Akbar Salehi en el marco de los encuentros bilaterales que mantienen anualmente ambos países, Davutoğlu afirmó que Turquía estaba poniendo todos sus esfuerzos para detener una escalada de tensión étnica en Oriente Medio.

"Déjenme decir abiertamente que existe el deseo de iniciar una Guerra Fría regional... Nosotros estamos determinados a evitarlo. Las tensiones sectarias en la región representarían un suicidio para toda la región (de Oriente Medio)", advirtió el canciller turco.

"Turquía está en contra de cualquier polarización, tanto en el sentido político de las tensiones árabe-iraníes como en el sentido de la creación de un supuesto eje (regional). Este será uno de los mensajes cruciales que llevaré a Teherán", afirmó Davutoğlu poco antes de partir hacia Irán, recordando los esfuerzos que Turquía está realizando para mediar entre dos grandes potencias regionales como Irán y Arabia Saudí, cada una con aspiraciones crecientes a influir en Oriente Medio y con un marcado componente religioso-sectario en sus gobiernos.

"Turquía está firmemente en contra de nuevas tensiones regionales entre chiíes y sunníes, o de que surjan tensiones anti-iraníes u otras similares en el Golfo", subrayó el ministro turco, quien se refirió además a la creciente y preocupante división sectaria en el vecino Irak, donde tras la retirada de las últimas tropas norteamericanas los chiíes dominan el sur y la propia capital (Bagdad), los kurdos afianzan su autonomía en el norte y los sunníes estudian establecer su propia autonomía en el centro-oeste del país donde son mayoría.

"Nuestra política en Irak persigue mantener un estrecho contacto con todas las partes. Nadie debería cometer un error aquí. Nadie debería actuar con la convicción de que una ideología, una secta, o una etnia puede dominar en ningún país como ha ocurrido en el pasado (en Irak y otros países de Oriente Medio). Las sociedades de Oriente Medio exigen un nuevo entendimiento político", afirmó Davutoğlu.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet