Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Erdoğan desmiente los rumores de que tenga cáncer

Erdogan

21-01-2012 - 15:50 CET | Hispanatolia

Durante una entrevista televisada conducida por el periodista Mehmet Ali Birand, el primer ministro turco negó que estuviera sometido a quimioterapia como sugerían algunas informaciones.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdoğan, negó categóricamente que estuviera enfermo de cáncer tal y como se ha venido especulando en algunos medios tras una complicada operación intestinal a la que fue sometida a finales de noviembre del año pasado.

Durante una entrevista concedida el jueves a la televisión turca Kanal D y conducida por el veterano periodista Mehmet Ali Birand, una de las preguntas que surgió fue referida a ciertos rumores que apuntaban a que el primer ministro y líder del partido gobernante AKP podría estar sufriendo un cáncer, y que actualmente estaría sufriendo algún tratamiento de quimioterapia tras la operación de hace dos meses.

"¿Tiene usted cáncer?", le preguntó Birand -quien él mismo está sometido a quimioterapia- durante la conversación. "No, no tengo cáncer", respondió tajante Erdoğan, que sí ha reconocido que se sometió a una operación para extirparle algunos pólipos de sus intestinos que podrían haber degenerado en un tumor maligno. Sin embargo negó que se le hubiera tenido que operar de urgencia o que lo hubiese hecho en secreto. "Simplemente no lo anuncié... Salí (de casa) alrededor de las 7 o las 8 de la tare de forma muy normal, y me fui al hospital. Cualquiera podría haberme visto", declaró.

"Durante un tiempo (tras la operación) me sentí muy incómodo con la afonía y el dolor en la espalda. No tenía voz a causa del tubo que habían insertado a través de mi garganta durante la operación, y mis dolores de espalda eran debido a la posición en la que se me mantuvo durante la operación", comentó el primer ministro turco durante la entrevista televisada.

Cuando el periodista le preguntó si en algún momento había sentido miedo Erdoğan también fue claro. "No. Las palabras de los doctores asustaban, pero yo creo en lo que Dios tiene preparado para nosotros. Lo que sea que el creador quiera, eso ocurrirá", comentó el mandatario turco, que también dijo que esperaba poder volver a su ritmo normal de trabajo en el mes de marzo. "Los médicos me han aconsejado que por el momento me tome las cosas con calma y sólo asista a actos en Turquía. En marzo, espero poco a poco regresar a mi rutina normal y comenzar de nuevo los viajes al extranjero", indicó.

Dado su carácter inquieto y activo, Erdoğan confesó durante la entrevista que le estaba siendo duro acostumbrarse a este ritmo de vida más pausado. "Aún sigo levantándome (a pesar de la operación) a la misma hora, alrededor de las 6:30 de la mañana. Desayuno, me pongo al día con mi agenda, leo los periódicos... Pero puede llegar a ser aburrido".

Ese mismo ritmo y el mayor tiempo libre le están permitiendo ver también ahora más la televisión, si bien matizó que trata de ver cosas que no le enfaden o le causen estrés. Ejemplo de esto último son algunos debates televisados en los que en su opinión demasiado a menudo se da carácter de verdad a informaciones poco contrastadas y sin fundamento.

Preguntado por la hora a la que suele llegar a casa después del trabajo, Erdoğan aseguró que no tenía ninguna hora para finalizar sus tareas. "Algunas veces mi esposa se enfada conmigo, porque incluso cuando estoy enfermo rara vez llego a casa antes de las diez de la noche... Normalmente (cuando llego) es más hacia la media noche, porque cuando terminamos nuestras reuniones hacia las 7 u 8 de la tarde me gusta evaluar el trabajo de todo el día... No me gusta que se me acumulen los papeles".

Desde que el pasado 26 de noviembre el primer ministro turco -que cumplirá a finales de febrero 58 años- se sometiese a una operación intestinal, han sido insistentes los rumores de que podría estar padeciendo cáncer, especialmente después de que estuviese ausente de la vida pública durante más de un mes. El pasado diciembre uno de los doctores que estuvo presente durante la laparoscopia a la que fue sometido Erdoğan, Mehmet Füzün, desmintió también esas informaciones diciendo que los pólipos encontrados en el tracto intestinal del primer ministro eran benignos. "Yo estuve también presente durante la operación, como experto en cirugía de colon. Los pólipos intestinales que extirpamos durante la operación eran bastante grandes, pero no eran malignos", aseguró el cirujano.

Más sobre: Erdoğan

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet