Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Cultura

Buenas perspectivas para el libro electrónico en Turquía

E book

19-02-2012 - 18:00 CET | Hispanatolia

El libro electrónico o e-book poco a poco va haciéndose un hueco en el mercado de Turquía, donde muchos lectores comienzan a decantarse por este formato gracias a sus ventajas.

A medida que el mercado del libro electrónico continúa extendiéndose por todo el mundo, en especial en los Estados Unidos, los llamados "eBooks" o "e-books" también comienzan a hacerse populares en Turquía, donde cada vez más lectores se atreven a vencer las reticencias iniciales y se decantan por su uso.

Son muchas las ventajas que ofrece el libro electrónico. Para los amantes de los libros antiguos, la más importante quizás sea que un libro en este formato jamás agotará su edición, siempre puede descargarse fácilmente a través de internet sin importar el tiempo pasado ni si tiene 300 o tres millones de lectores. Para aquellos apasionados de la lectura acostumbrados a devorar varios libros por semana y cuyas estanterías rebosan con cientos de títulos, el e-book permite almacenar en el espacio de un pequeño cuaderno miles de títulos, suficientes para pasarnos el resto de nuestra vida leyendo o para llenar una biblioteca pública de cualquier ciudad.

Uno de los puntos que más suele echar para atrás a posibles compradores, especialmente si no están familiarizados con el formato o si su única referencia es la lectura de textos a través de un monitor de ordenador, es precisamente la cuestión de lo cansado para la vista que puede resultar leer en una pantalla; el e-book sin embargo elimina este problema gracias a la tecnología E-ink, muy diferente de la utilizada en los monitores TFT o LED y que imita perfectamente el tono y la apariencia de una hoja de libro impresa, con un consumo de batería ridículo que permite que un lector de e-books pueda permanecer encendido durante varias semanas antes de tener que recargarlo. Por otro lado hay muchos títulos clásicos o sin ánimo de lucro publicados online de forma gratuita, y dado que el libro electrónico no consume papel, tinta ni necesita ser distribuido en tiendas, resulta mucho más fácil y barato de producir y a la vez más ecológico, ya que evitamos el consumo de millones de toneladas de papel.

El libro electrónico se introdujo en Turquía hace casi dos años, en abril de 2010, comercializado por la web Idefix.com -actualmente una de las tiendas de libros online más populares del país-, que ofrecía inicialmente además 25 títulos para e-book gratuítos; actualmente el número de publicaciones para el formato electrónico alcanza ya casi los 3.000 títulos en esta web: una cifra muy modesta si la comparamos con los casi dos millones de e-books que ofrecen gigantes del sector como Amazon.com en EE.UU., donde el año pasado las ventas de libros electrónicos superaron a las del tradicional libro impreso en papel... Pero representa todo un comienzo así como un reflejo del despegue del sector.

Desde que Idefix.com se atreviera hace casi dos años con el mercado del e-book, son muchas las editoriales que se han decidido por publicar libros en este formato en Turquía, con más o menos reticencias sobre todo al principio. Aunque sigue habiendo editores que muestran sus dudas o que temen que el libro electrónico perjudique las ventas de libros, cada vez son más las casas editoriales en Turquía que ven el e-book como un paso inevitable e intentan adaptarse a los cambios en el mercado, transformando lo que otros perciben como una amenaza en una oportunidad.

Ya se han establecido asociaciones encargadas de velar porque la difusión del libro electrónico no suponga una violación de los derechos de autor, especialmente a través de internet, mientras que muchos consideran evidente que el futuro en Turquía pasa por este nuevo formato, especialmente para las generaciones más jóvenes o ante proyectos como el denominado FATİH, un plan del gobierno turco para proporcionar 15 millones de tablet PCs de fabricación nacional a las escuelas de todo el país, y en el que el libro electrónico obviamente jugará un papel más que fundamental, sino imprescindible.

Los editores van tomando conciencia de todos estos aspectos e intentan adaptarse a los nuevos tiempos, y la mayoría de ello subraya que aunque el e-book aún no ha alcanzado en Turquía la misma popularidad que en Estados Unidos, en un país con una economía emergente que se desarrolla rápidamente y una población fundamentalmente joven no hay duda que hay mucho futuro por delante para el libro electrónico, e incluso no dudan que a la larga pueda convivir perfectamente con el libro tradicional en papel.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet