Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Eurasia

Crece la tensión en la frontera entre Armenia y Azerbaiyán

Soldado armenio karabaj

06-06-2012 - 19:00 CET | Hispanatolia

La muerte de 9 soldados en varios choques fronterizos entre los dos países ha despertado los temores a una nueva guerra coincidiendo con la visita a la región de Hillary Clinton.

Al menos un soldado armenio falleció el miércoles en la disputada región de Nagorno-Karabaj por disparos desde el lazo azerbaiyano del frente, en medio de una creciente tensión entre estos dos viejos enemigos de la región sur del Cáucaso que la Secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton advirtió que podría desembocar en un conflicto mayor.

En un comunicado oficial emitido por las fuerzas armenias en Karabaj, éste informó que el enfrentamiento se había producido después de que un grupo de reconocimiento azerbaiyano hubiese intentado penetrar en las defensas armenias, lo que originó una respuesta militar que "echó atrás al enemigo" y en la que falleció un sargento armenio y otros dos soldados resultaron heridos. No hubo informes oficiales sobre víctimas en el lado de las fuerzas de Azerbaiyán.

Este nuevo enfrentamiento supone una nueva escalada de la ya de por sí elevada tensión en la región de Karabaj, y después de que otros ocho soldados de ambos bandos hayan muerto durante esta semana en varios enfrentamientos fronterizos entre estas dos ex repúblicas soviéticas, que ya mantuvieron un sangriento conflicto a principios de los 90 que se saldó con decenas de miles de muertos.

Azerbaiyán acusó el martes a su eterna rival Armenia de haber matado a cinco soldados en su frontera común, después de que el lunes otra escaramuza fronteriza desembocara en la muerte de otros tres soldados armenios y varios heridos en ambos lados del frente.

Esta nueva espiral de violencia en la región coincide con la llegada de la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton, que llegó en visita oficial el lunes a Armenia y el miércoles tenía previsto visitar también Azerbaiyán. Clinton, que pidió contención a ambos países, se mostró preocupada por la tensión en la zona y advirtió que los últimos enfrentamientos podían desembocar en un nuevo y mayor conflicto en la región.

Un conflicto que se remonta a la desintegración de la URSS

La disputa entre Armenia y Azerbaiyán por Nagorno Karabaj -una región enclavada en medio de Azerbaiyán pero cuya población era étnicamente armenia en su mayoría- se remonta a los tiempos de la antigua URSS, cuando el enclave pidió su incorporación a la vecina Armenia tras el desmembramiento de la Unión Soviética, lo que desembocó en una guerra entre los dos países que duró de 1991 a 1994, y que se carazterizó por numerosas atrocidades y denuncias de limpieza étnica.

La guerra concluyó con la expulsión de la población azerbaiyana de Nagorno-Karabaj y la ocupación por parte de Armenia del enclave y de varios territorios de Azerbaiyán en torno al mismo con el objetivo de unirlo por tierra a Armenia. En total unas 30.000 personas murieron en el conflicto, la mayoría de ellos civiles, y cerca de un millón -en su mayoría azerbaiyanos- se convirtieron en refugiados tras ser expulsados de sus hogares.

Desde el establecimiento del alto el fuego, en 1994, no se han logrado avances significativos en el conflicto. Azerbaiyán exige la retirada incondicional de las tropas armenias, que serían sustituidas por fuerzas de pacificación, para conceder una amplia autonomía a Karabaj; pero Armenia defiende el derecho a la autodeterminación del territorio y pide la celebración de un referéndum sobre su futuro, que con toda probabilidad daría la victoria a los partidarios de la independencia de Azerbaiyán y su anexión a Armenia. Azerbaiyán lleva tiempo advirtiendo que empleará la fuerza militar para liberar los territorios azerbaiyanos si no prosperan los esfuerzos diplomáticos conjuntos encabezados por Rusia, Estados Unidos y Francia para poner fin a la ocupación de Nagorno-Karabaj y los otros territorios azerbaiyanos ocupados.

En los últimos años se han producido varias escaramuzas en torno a Karabaj y a la frontera entre los dos países, incrementando los temores sobre una erupción de un conflicto que muchos consideran aun activo y en una región -el Cáucaso Sur- que supone una ruta vital para el transporte del petróleo y el gas del Caspio hasta Europa.

Un portavoz del ministerio de exteriores turco declaró el martes al diario turco Zaman que Ankara estaba sumamente preocupada por la escalada de la tensión en la frontera armenio-azerí. "Estamos siguiendo los acontecimientos en la zona con profunda preocupación", declaró el funcionario turco.

Más sobre: ArmeniaAzerbaiyán

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet