Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Economía

Se agrava el conflicto laboral con los trabajadores de la aerolínea Turkish Airlines

Aeropuerto ataturk huelga

21-06-2012 - 19:30 CET | Hispanatolia

Parte de los 305 empleados despedidos convocaron el miércoles una rueda de prensa culpando a la compañía y a su sindicato del conflicto, y anunciando medidas legales.

El conflicto laboral entre los trabajadores de la principal línea aérea de Turquía, Turkish Airlines, y la empresa, parece agravarse después de que ésta haya confirmado que no readmitirá a los 305 empleados que despidió hace varias semanas tras una huelga que paralizó buena parte del transporte aéreo del país y provocó numerosos retrasos.

Un grupo de trabajadores despedidos de la compañía celebró el miércoles una conferencia de prensa en la que acusó tanto a la compañía como al principal sindicato del sector de ser los responsables de los despidos, al tiempo que anunciaron la puesta en marcha de un proceso legal en el que buscarán apoyos tanto dentro como fuera de Turquía.

Durante la comparecencia ante los periodistas, celebrada en Estambul, el autodenominado "Sindicato del 29 de Mayo" -en referencia al día en que se celebró la controvertida jornada de paro- culpó al sindicato Hava-İş de no haber sabido gestionar adecuadamente el conflicto y de haber dado argumentos a la aerolínea para proceder con los despidos al no asumir de forma oficial el paro del pasado 29 de mayo.

Según la portavoz de los afectados, Gözde Vardar, el sindicato no respaldó el paro como debía por lo que la compañía aprovechó las circunstancias para considerarlo una protesta ilegal y una dejación de funciones por parte de los empleados, lo que motivó el despido inmediato de los 305 trabajadores.

Pese a los intentos de mediación en los que participa incluso el gobierno, Turkish Airlines mantiene su postura de que la protesta no fue convocada de forma legal y que se ha limitado a aplicar la normativa vigente ante un paro que considera no fue justificado, y que ocasionó la cancelación de 223 vuelos nacionales e internacionales e importantes retrasos en cientos de vuelos más, ocasionando pérdidas a la compañía por más de un millón y medio de euros.

La jornada de huelga, en la que participó tripulación de cabina apoyada por personal de tierra, estuvo motivada por una legislación que iba a ser debatida el 29 de mayo en el parlamento turco prohibiendo las huelgas en el sector de la aviación, y que finalmente entró en vigor el pasado 3 de junio tras ser publica en el Boletín Oficial del Estado. La normativa prevé duras sanciones y despidos para aquellos empleados de la aviación que secunden una huelga, lo que ha motivado una amplia polémica en Turquía y la protesta de organizaciones sindicales.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet