Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Enfrentamientos entre policía y simpatizantes del partido BDP en el sureste de Turquía

Bdp protesta diyarbakir

15-07-2012 - 13:00 CET | Hispanatolia

La policía antidisturbios trató de dispersar una protesta ilegal convocada por la formación nacionalista kurda para pedir la libertad del líder del PKK, coincidiendo con el aniversario de la muerte de 13 soldados turcos en un atentado.

Seguidores de la formación nacionalista kurda Partido de la Paz y la Democracia (BDP) y policías se enfrentaron el sábado en la ciudad de Diyarbakır, en el sureste de Turquía, después de que sus líderes convocaran una protesta ilegal coincidiendo con el aniversario de la muerte de 13 soldados turcos a manos del grupo armado PKK.

Decenas de personas resultaron heridas, incluyendo policías y manifestantes, y otras tantas fueron detenidas durante los enfrentamientos que mantuvieron simpatizantes del BDP con los agentes antidisturbios. La formación nacionalista había convocado una manifestación bajo el lema "Marcha para la Resistencia Democrática por la Libertad" para el sábado en Diyarbakır, su principal bastión electoral, para protestar por las últimas detenciones de supuestos miembros de la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK, considerada por las autoridades turcas como una ramificación urbana del PKK), y pedir la salida de la cárcel de Abdullah Öcalan, líder histórico del grupo terrorista PKK que cumple cadena perpetua desde 1999, para quien el BDP pide que se conmute la pena por un arresto domiciliario.

El permiso para la celebrar la manifestación había sido denegado sin embargo ya desde el lunes por la oficina del gobernador de Diyarbakır, dado que la fecha escogida -14 de julio- coincidía con el primer aniversario de un atentado que el PKK llevó a cabo precisamente en el distrito de Silvan, ubicado en la misma provincia de Diyarbakır, en el que fallecieron 13 miembros de las fuerzas de seguridad turcas. El gobernador de la provincia alegó además razones de seguridad, puesto que la policía tenía indicios de que grupos violentos afines al PKK participarían en la protesta, especialmente después de que sólo un día antes de la marcha los agentes encontraran varias pistolas y fusiles Kalashnikov en una casa abandonada de la ciudad.

El BDP había insistido pese a todo en mantener la convocatoria por otro aniversario: el mismo día en que hace un año el PKK mataba a 13 soldados turcos, el Congreso para la Sociedad Democrática (DTK), organización afín al BDP, celebraba un congreso en Diyarbakır en el que realizaba una controvertida declaración unilateral de "autonomía democrática" en el sureste de Turquía.

Desde el viernes por la noche miembros y simpatizantes del BDP de varias provincias del sureste de Turquía se habían desplazado hasta Diyarbakır para participar en la marcha, pese a las advertencias del gobernador de que la manifestación no contaba con autorización. Las medidas de seguridad se habían extremado el sábado en la ciudad y cientos de policías vigilaban las calles en previsión de disturbios.

Al mediodía los agentes habían cortado todas las calles que conducían hasta la céntrica Avenida İstasyon, donde se habían convocado la marcha, advirtiendo a los participantes por megafonía tanto en turco como en kurdo que la protesta era ilegal y que debían marcharse. Una media hora después, los líderes del BDP Selahattin Demirtaş y Gültan Kışanak acompañados de varios diputados del partido salían en juntos en un autobús desde la sede del partido hasta el lugar de la convocatoria, pero el vehículo fue bloqueado por la policía y los miembros de la formación nacionalista intentaron seguir a pie.

Varios agentes antidisturbios les bloquearon el paso advirtiéndoles que la convocatoria era ilegal y que no podían seguir; de inmediato se produjo entonces un careo en el que la diputada Gültan Kışanak se dirigió a los agentes diciéndoles que era su derecho acudir a la marcha: "Si nos detenéis por la fuerza, como estáis haciendo ahora, toda la violencia (por nuestra parte) será legítima", advirtió Kışanak. Ante el bloqueo de los agentes, varios diputados del BDP incluyendo el alcalde de la ciudad, Osman Baydemir, intentaron llegar hasta İstayon en sus propios coches, pero de nuevo la policía los detuvo, lo que desembocó en empujones, gritos, y enfrentamientos con los agentes, en el transcurso de los cuales varios diputados del partido acabaron heridos.

La policía antidisturbios tuvo que emplearse a fondo para dispersar a diversos grupos de manifestantes, muchos de ellos menores de edad, empleando gases lacrimógenos y cañones de agua. Algunos de los participantes en la protesta que se negaron a dispersarse arrojaban piedras del propio pavimento contra los agentes, así como cohetes, cócteles molotov y otros objetos. Hubo decenas detenidos y numerosos heridos al final de la jornada, incluyendo tanto agentes como manifestantes. Una diputada del BDP, Pervin Buldan, resultó también con una pierna rota durante la refriega, según informaron medios de comunicación turcos.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet