Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Erdoğan tilda de ''imperdonable'' la actitud de Bruselas e insiste en buscar alternativas a la UE

Turquia ue(2)

05-02-2013 - 00:00 CET | Hispanatolia

El primer ministro turco reiteró sus críticas a la Unión Europea después de que a finales de enero sugiriese la posibilidad de que Ankara busque alianzas alternativas a la UE en Asia.

El primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan calificó el lunes de "imperdonable" el hecho de que la Unión Europea haya mantenido a Turquía esperando a sus puertas durante más de medio siglo, reiterando sus críticas contra el bloque europeo después de que a finales de enero sugiriese la posibilidad de que Ankara busque alianzas alternativas a la UE en Asia.

En declaraciones hechas el lunes desde Praga durante una conferencia de prensa conjunta con su homólogo checo Petr Necas, Erdoğan aseguró que su país está determinado a revivir las negociaciones de adhesión con la Unión Europea y para ello -recordó- él mismo realizará una próxima visita a Bruselas, sobre la que dijo que había "muchas cosas" que hablar sobre las negociaciones entre Ankara y la UE.

Sin embargo reiterando sus críticas hacia la actitud de la Unión con Turquía, el primer ministro turco hizo hincapié en el hecho de que apenas pasó una década para que la República Checa se convirtiese en miembro de la Unión, mientras que su país llevaba más de medio siglo a las puertas de Europa.

"Mantener a Turquía ocupada a las puertas de la UE es algo que no se puede perdonar... ¿Por qué nos estáis haciendo esperar desde hace 54 años?", dijo Erdoğan a los periodistas desde la capital checa.

Alternativas a la UE en Asia

Durante unas declaraciones hechas el domingo a los periodistas desde Ankara poco antes de volar en visita oficial a la República Checa, Erdoğan insistió en sus críticas a la Unión Europea diciendo que había llegado el momento de buscar también otras alternativas, tras décadas esperando a que Turquía fuera aceptada en el seno de la UE.

"Hago esta pregunta con respecto a la UE: ¿Acaso no necesita un país tomar una decisión después de que se le haya hecho esperar durante 50 años?", dijo Erdoğan a la prensa, asegurando que transmitiría este mismo mensaje de forma directa y clara a los líderes europeos durante su próxima visita a Bruselas.

"Buscaremos alternativas", insistió el premier turco, que mostró su confianza en que la Organización de Cooperación de Shangai (OCS) aceptará el estatus de país observador para Turquía, reconociendo no obstante que sus miembros deben mejorar sus estándares democráticos. Erdoğan recordó además que Alemania había entrado en pánico después de que el primer ministro británico David Cameron afirmara recientemente que piensa convocar un referéndum en 2018 para redefinir las relaciones entre Londres y la UE.

El debate político acerca de si Turquía debería buscar alternativas a la Unión Europea y volver su mirada al Este en lugar de a Europa no es ni mucho menos nuevo, pero el primer ministro turco volvió a lanzarlo a la arena cuando el pasado 25 de enero durante una entrevista televisada sugirió que el país euroasiático podría acabar abandonando sus denodados intentos por entrar en la UE en favor de la OCS, una organización liderada actualmente por Rusia y China.

"Cuando las cosas van así de mal (entre Turquía y la UE), tú, como primer ministro de un país de 75 millones de personas, acabas buscando otras opciones. Esa es la razón por la que recientemente he dicho al Señor Putin: 'Llévenos dentro de los Cinco de Shangai (el antiguo nombre de la OCS). Llévenos, y decimos adiós a la UE'... ¿Cuál es el propósito de quedarse varado?", dijo en referencia a las negociaciones entre su país y Bruselas, estancadas prácticamente desde su inicio oficial en 2005 y con progresos muy escasos en los 35 capítulos que componen el proceso, muchos de los cuales permanecen bloqueados por razones meramente políticas.

Ankara, que ya fue aceptada el 7 de junio de 2012 como socio de diálogo en la OCS durante su cumbre anual en Pekín, buscaría ahora conseguir el estatus de "país observador" dentro de la organización, paso previo a su inclusión como miembro de pleno derecho. Así lo aseguraba la semana pasada Selçuk Ünal, portavoz del ministerio de exteriores turco.

El ingreso de Ankara en la OCS como miembro pleno sería muy probablemente recibido con los brazos abiertos por Rusia, que ya tiene importantes lazos económicos con Turquía y cuya situación geoestratégica le daría una nueva dimensión a la organización, hasta ahora centrada principalmente en Asia.

Por ahora no ha habido ningún pronunciamiento oficial de Moscú al respecto, pero el hecho es que la OCS busca expandirse y está estudiando ya incluir nuevos miembros como India, Pakistán, Irán o Mongolia -que ya son países observadores-, y una posible admisión de Turquía sería más que factible según reconocía hace unos días el ministerio de exteriores chino, en unos comentarios recogidos por la prensa turca.

Otro país que curiosamente se ha mostrado a favor de la integración de Turquía en la organización de Shangai es Estados Unidos. Una portavoz del Departamento de Estado norteamericano afirmaba el pasado 28 de enero que la posible entrada del país euroasiático en la OCS "sería interesante" dado que Ankara también pertenece a la OTAN; el interés de Washington podría venir dado por el hecho de que la OCS ha sido presentada en ocasiones como una especie de contrapeso a la Alianza Atlántica en general y a Estados Unidos en particular.

"No hemos renunciado todavía a la UE"

El mandatario turco ha lanzado a la par no obstante varios mensajes a Bruselas dando a entender que su acercamiento a la OCS no es por el momento un abandono definitivo de la larga apuesta de Turquía por Europa.

"El hecho es que no hemos abandonado todavía en el proceso (de adhesión) de la UE. Egemen Bağış (ministro de Asuntos de la Unión Europea) presenta su informe sobre las relaciones (con Bruselas) en cada reunión del gabinete, y viaja regularmente por toda Europa", dijo Erdoğan durante la ya famosa entrevista del 25 de enero, poniendo énfasis en el esfuerzo de Ankara por mantener viva la llama de la Unión pese a la atmósfera pesimista que prima en esta cuestión.

A su vez el domingo antes de salir hacia Praga, Erdoğan dejaba entrever que incluso ambas organizaciones -la UE y la OCS- no serían excluyentes, pese a que un país podría optar por una en perjuicio de la otra, recordando que si bien la Organización de Cooperación de Shangai comenzó como una entidad centrada en temas de seguridad había ampliado sus objetivos, evolucionado hacia la cooperación económica entre sus miembros.

En este sentido, el viaje anunciado del primer ministro turco a Bruselas podría ser la ocasión para que Erdoğan pusiese las cartas sobre la mesa amenazando a los 27 con dar carpetazo a las frustradas negociaciones de adhesión si estos no ceden y favorecen el acercamiento de Turquía, tal y como ya hiciera en 2005 durante las duras negociaciones para el inicio oficial del proceso de adhesión, bloqueado por países como Chipre.

El euroescepticismo entre los turcos sigue creciendo

La atmósfera pesimista que reina entre el gobierno del AKP en relación a las negociaciones con Bruselas se plasma no sólo en la política -de hecho esta formación ganó sus primeras elecciones en Turquía en 2002 con la adhesión a la UE como uno de los principales puntos de su programa electoral, mientras que apenas la mencionó en las últimas elecciones de 2011- sino también entre los turcos, donde las sucesivas encuestas no hacen más que reflejar una creciente espiral de euroescepticismo entre los ciudadanos del país, que cada vez ven menos atrayente la idea de entrar a formar parte de la Unión.

El último estudio hecho público hace unos días con la participación de más de 1.500 personas mayores de 18 años de todo el país -incluyendo tanto zonas rurales como urbanas- indica que hasta dos de cada tres turcos han perdido el interés por la UE y creen que Ankara debería abandonar sus esfuerzos por convertirse en miembro pleno del bloque europeo.

Pese a que incluso entre los euroescépticos un 20% se mostró a favor de que Turquía renegociase un nuevo tipo de relación con la UE basada en sus intereses comunes, y a que prácticamente la mitad de los encuestados totales aún vería con buenos ojos una asociación con la Unión Europea, uno de cada cuatro turcos cree que no es necesaria ninguna relación con los 27, mientras que un 15% de los participantes en el sondeo sostiene que además de abandonarse el objetivo de la integración en la UE, Turquía debería crear una organización regional que rivalice con la Unión.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

2 Comentarios

  • RomuSal el Viernes, 1 de Marzo de 2013 a las 01:05:34

    La entrada de Turquia le vendría bien a la UE, quedaría reforzada en todos los aspectos, y sobre todo en el económico.Me parece muy largo el plazo previsto para su integración, sabiendo además que no va a ser un lastre como Grecia.

    Denunciar

  • joselito el Lunes, 25 de Febrero de 2013 a las 18:25:17

    no comprendo como turquia quiere pertenecer a la union europes si no es parte de europa

    Denunciar

Mostrando del 1 al 2 de 2 registros.

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet