Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Turismo

Turquía espera recibir este año a medio millón de turistas israelíes

Hotel antalya

01-04-2013 - 17:30 CET | Hispanatolia

La nueva era en las relaciones entre los dos países iniciada tras las recientes disculpas de Netanyahu por el incidente del Mavi Marmara, parece abrir un camino a la recuperación del turismo israelí en Turquía, casi desaparecido en los últimos años.

Las disculpas ofrecidas el pasado 22 de marzo por el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu por las 9 víctimas del abordaje del “Mavi Marmara” en 2010 parecen haber abierto un nuevo horizonte no sólo en las históricamente estrechas relaciones entre Turquía e Israel, sino también en la afluencia de turistas israelíes hacia Turquía, tradicionalmente el destino favorito para los habitantes del Estado hebreo.

Timur Bayındır, presidente de la Asociación de Propietarios de Hoteles de Turquía (TUROB), se mostraba optimista sobre las posibilidades de un renacimiento del turismo israelí hacia el país euroasiático, casi desaparecido en los últimos tres años. “Tras las disculpas (de Netanyahu), creo que alcanzaremos este año los 500.000 turistas (de Israel)”, dijo confiado en que a partir de ahora las reticencias mutuas desaparecerán. Igualmente positivas eran las predicciones de Başaran Ulusoy, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes Turcas (TÜRSAB), quien en declaraciones recogidas por el diario turco Sabah aseguraba que la cooperación entre los dos países volverá a ser pronto la que era antes de la ruptura de relaciones.

El distanciamiento entre Ankara y el ejecutivo de Netanyahu se inició a finales de 2008, cuando la operación “Plomo Fundido” del ejército israelí contra militantes palestinos en Gaza dejó, tras 22 días, un saldo de más de 1.400 muertos –la mayor parte civiles-, lo que indignó al gobierno turco, que acusó a Israel de un uso desproporcionado de la fuerza. Ya entonces muchos israelíes pero también muchos turcos comenzaron a hablar de boicots a productos procedentes del otro país en protesta, por las críticas en el caso de los primeros y por la masacre de civiles palestinos en el caso de los segundos. 2009 fue también el año del famoso "One minute", la frase que acuñó el primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan en el Foro Económico de Davos durante una acalorada discusión con el presidente israelí Shimon Peres acerca del conflicto en Gaza.

Aquellas primeras tensiones hicieron que los 558.000 turistas israelíes que habían visitado Turquía en 2008 –casi un 7% del total de turistas que viajaron al país euroasiático ese año- se redujeran en 2009 hasta 312.000, lo que se notó especialmente en la costa mediterránea de Turquía, donde se hizo palpable la menor presencia de visitantes procedentes de Israel. Si bien el propio gobierno y muchos empresarios turcos del sector restaron importancia al descenso, lo cierto es que otros reconocieron que pese a su número limitado los turistas israelíes gastaban de media bastante más que los de otros países.

Cuando parecía que las cosas no podían ir a peor, el 31 de mayo de 2010 comandos israelíes decidían tomar al asalto en aguas internacionales el “Mavi Marmara”, un barco que encabezaba una expedición humanitaria internacional organizada por ONGs de varios países que había partido días atrás desde Estambul, matando en la operación a 9 activistas turcos –uno de ellos ciudadano estadounidense- y desatando una ola de condenas internacionales y una ruptura de relaciones diplomáticas por parte de Turquía, que expulsó al embajador israelí y canceló cualquier acuerdo de cooperación con el estado hebreo. Las imágenes de televisión en las que manifestantes turcos clamaban contra Israel y quemaban banderas de ese país llevaron al propio gobierno israelí a emitir varias advertencias a sus ciudadanos recomendándoles no viajar a Turquía.

Aquello fue sin duda el golpe definitivo para el turismo israelí en Turquía. Sólo 110.000 turistas procedentes de Israel visitaron el país euroasiático ese año, una cifra que se redujo hasta los 79.000 al año siguiente (2011), pese a que en 2012 aumentó ligeramente hasta alcanzar los 84.000

Los propios tour operadores israelíes reconocen que, tras el incidente del Mavi Marmara, en los últimos años habían estado intentando ofrecer destinos alternativos como Bulgaria, Grecia o Chipre; sin embargo desde las disculpas oficiales de Netanyahu por lo ocurrido, y pese a que creen que los israelíes aún necesitan tiempo para recuperar la confianza, Turquía se ha convertido de nuevo en el destino preferido por los turistas de Israel, que eligen el país por su cercanía, su hospitalidad, sus precios, sus hoteles lujosos en el Mediterráneo dotados de grandes instalaciones y con todo incluido, y una cocina y un clima que los israelíes encuentran muy similares a lo que ellos conocen.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet