Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Eurasia

Serbia se acerca la UE tras un acuerdo histórico con su antigua provincia de Kosovo

Ashton ue

19-04-2013 - 23:00 CET | Hispanatolia

La jefa de política exterior y de seguridad de la UE, Catherine Ashton, anunció el viernes un acuerdo por el que Belgrado reconoce las fronteras y la soberanía de Kosovo sobre la minoría serbia del norte a cambio de autonomía.

Serbia y su antigua provincia de Kosovo alcanzaron el viernes un histórico acuerdo para normalizar sus tensas relaciones, abriendo la puerta para las negociaciones de adhesión a la Unión Europea entre Belgrado y Bruselas.

La jefa de política exterior de la UE, Catherine Ashton, anunció a la prensa tras la reunión mantenida entre los primeros ministros de ambos países que los dos países balcánicos habían llegado a un principio de acuerdo durante las duras negociaciones mantenidas en Bruselas, poniendo la primera piedra en el camino hacia la normalización de las relaciones entre los dos estados desde la independencia de Kosovo de Serbia en 2008.

“Las negociaciones han concluido. El texto (del acuerdo) ha sido rubricado por ambos primeros ministros”, dijo Ashton a los periodistas. “Lo que estamos viendo ahora es un paso para alejarse del pasado, y para ambos países un paso hacia Europa”, subrayó.

El primer ministro serbio, Ivica Dačić, indicó por su parte a los medios que el acuerdo estaba pendiente ahora de ser aprobado por los órganos estatales de Serbia. “Informaremos a la UE por carta el lunes si aceptamos el acuerdo o no”, dijo Dačić, quien desde su llegada al gobierno ha destacado por su enfoque pragmático de la cuestión de Kosovo, que muchos serbios siguen considerando como una provincia rebelde.

No obstante fuentes diplomáticas de la UE consideraron muy improbable que el acuerdo pudiera ser rechazado, y el ministro de exteriores kosovar, Enver Hoxhaj, afirmó a través de un mensaje en la red social Twitter que el acuerdo del viernes supone “el reconocimiento de la independencia de Kosovo por parte de Serbia”.

El pacto acordado en Bruselas por Ivica Dačić y Hashim Thaçi con la mediación de la UE pretende solventar la división étnica en Kosovo entre la mayoría albano-kosovar de su población y la minoría serbia compuestas por unos 50.000 serbo-kosovares que residen en el norte, donde sus habitantes mantienen sus lazos con Belgrado y se niegan a reconocer la soberanía de Pristina. El acuerdo estipula que el norte de Kosovo de mayoría serbia pasará a integrarse en la estructura de la República de Kosovo, aunque mantendrá cierta autonomía en ámbitos como la educación, la salud, la justicia y la seguridad ciudadana.

Queda por ver ahora si los serbo-kosovares del norte aceptarán un arreglo político que muchos podrían considerar una traición por parte del gobierno de Belgrado, especialmente en una región donde las tensiones étnicas han ocasionado duros enfrentamientos y los intentos de Pristina por imponer su autoridad han sido en vano.

El acuerdo de Bruselas, además de cumplir las condiciones exigidas por los 27 para iniciar las negociaciones de adhesión de Serbia, podría permitir que Kosovo goce de un mayor reconocimiento internacional, que muchos países europeos siguen sin concederle.

Kosovo es considerado por los nacionalistas serbios como la cuna que dio origen en la Edad Media al nacimiento de Serbia y un lugar con un importante simbolismo no sólo político y étnico, sino también religioso. Pero el 17 de febrero de 2008 el parlamento kosovar declaró su independencia del Estado serbio tras el conflicto étnico que dejó en la práctica la provincia fuera del control de Belgrado en los años 90. Desde entonces su independencia ha sido reconocida por cerca de un centenar de países de todo el mundo, incluyendo Estados Unidos, si bien entre la Unión Europea varios países del Este, Grecia y España siguen sin admitirla.

La UE ha estado presionando a Serbia para que normalizase sus relaciones con Pristina como condición imprescindible para avanzar hacia su integración en los 27, que reconocieron a Serbia el año pasado como país candidato. Sin embargo hasta ahora ni Belgrado se había mostrado reacia a renunciar a toda autoridad sobre Kosovo mientras que por su parte las autoridades kosovares se habían mostrado dispuestas a conceder un estatus especial a la minoría serbia del norte, pese a que su autoridad sobre los distritos bajo control de los serbokosovares -que constituyen en torno a un 8% de la población del país- es prácticamente nula.

Más sobre: UE- Balcanes

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet