Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

El BDP se queda fuera del consenso en los 3 primeros artículos de la Constitución turca

Parlamento turco

29-08-2013 - 18:00 CET | Hispanatolia

Cuestiones como la definición de la lengua oficial de Turquía o el derecho a la educación en lengua materna continúan sin encontrar el consenso de los cuatro grandes partidos con representación parlamentaria.

Todos los partidos con representación en la Comisión de Reconciliación Constitucional –encargada de redactar la nueva constitución para Turquía- con excepción del partido nacionalista kurdo BDP alcanzaron el miércoles un consenso sobre el texto de los tres primeros artículos de la carta magna, incluyendo el que define al turco como la lengua oficial de Turquía.

El debate iniciado a principios de esta semana sobre el preámbulo de la nueva Constitución Turca pareció tropezar en torno al Artículo 3, que define la integridad del Estado, su bandera, su lengua oficial, la capital y el himno nacional, y que comenzó a ser discutido el martes. El partido gobernante AKP, el kemalista CHP y el nacionalista MHP acordaron en una sesión celebrada en ese día mantener el Artículo del nuevo texto en su actual forma, después de que el AKP retirara sus reticencias a referirse al turco como una lengua del Estado para favorecer el consenso.

“Creo que no hay diferencia entre las expresiones ‘lengua oficial’ y ‘lengua del Estado’, sólo es una diferencia de palabras”, manifestaba al respecto el diputado del AKP y presidente de la Comisión, Ahmet İyimaya. “Lo importante es hacer lo correcto, y nuestra primera propuesta era también correcta: un Estado no puede tener una lengua determinada, el Estado es un órgano oficial”, añadió.

La Comisión Constitucional acordó también, con el consenso del AKP, el CHP y el MHP, mantener los dos artículos actuales que forman parte del preámbulo de la Constitución con su actual texto; el primero de ellos señala que “El Estado turco es una república”, mientras que el segundo define sus características.

Por el contrario el partido nacionalista kurdo BDP, cuarta formación en el parlamento turco y que forma parte también de la Comisión, se quedó fuera del consenso sobre los tres primeros artículos tras decidir mantener su oposición a que se definiera al turco como la lengua oficial del Estado. Su propuesta para el Artículo 3 de la Constitución rezaba: “La lengua oficial del Estado es el turco. Todos los ciudadanos tienen la responsabilidad y el derecho de aprender la lengua oficial. Otras lenguas maternas que el pueblo de Turquía utilice pueden ser empleadas como segunda lengua oficial bajo decisión de los consejos provinciales”.

Bengi Yıldız, diputado del BDP, criticó además la formulación del Artículo 3º diciendo que la expresión “El Estado de Turquía, con su territorio y su nación, es una entidad indivisible” no debería ser incluida en la nueva carta magna.

“No existe tal expresión en las constituciones modernas. Es la nación la que tiene un país y un Estado… Muchos partidos, incluyendo el Partido de la Sociedad Democrática (DTP, predecesor del BDP), muchos partidos que provienen de una tradición de la que yo formo parte, fueron cerrados por motivos similares”, se quejó Yıldız, haciendo referencia a la ilegalización de la formación nacionalista kurda BDP en 2009 por el Tribunal Constitucional bajo acusaciones de colaborar con el grupo terrorista PKK y querer socavar la unidad del Estado.

En el lado contrario Atilla Kart, diputado del CHP, defendió el texto del Artículo 3 subrayando que expresa los valores comunes de todos los ciudadanos de Turquía sin importar sus diferencias, como filosofía fundacional de la República. “Para nosotros, esto (definir una ‘patria común’) es uno de los pilares fundacionales más importantes de la fundación de la República, y la filosofía de la Constitución. El segundo pilar de la filosofía de la fundación es el concepto de ciudadanía basada en la igualdad. El artículo debería permanecer tal y como está”, subrayó el diputado del principal partido de la oposición.

Sin consenso sobre la educación en lengua materna

Otro punto donde la Comisión de Reconciliación Constitucional está teniendo serias dificultades para consensuar un texto es en torno al Artículo 42 de la actual Constitución, referido al Derecho a la Educación y la Enseñanza. Ahmet İyimaya se quejaba esta semana de que los partidos han pasado más tiempo “negociando” el borrador de la nueva Constitución que redactándolo, y el 42 es uno de esos artículos sobre los que por ahora ninguno de los partidos está dispuesto a dar su brazo a torcer para llegar a un consenso.

La cuestión objeto de la disensión gira en torno al derecho a la educación en lengua materna que algunos partidos quieren que quede reflejada en este punto. El partido gobernante AKP y el nacionalista MHP ya han dicho que están en contra de que, más allá de permitirse el aprendizaje de la lengua materna como ya ocurre en los colegios públicos de Turquía, el resto de asignaturas se enseñen en una lengua que no sea el turco.

El CHP, principal partido de la oposición, quiere añadir al actual texto la frase “El Estado está obligado a tomar las medidas para asegurar que todos tienen un acceso igual, efectivo e ininterrumpido al derecho a la educación y el aprendizaje”, lo cual podría en la práctica permitir legalmente que muchas asignaturas se impartan en las lenguas habladas por minorías del país como los kurdos, especialmente en aquellas zonas y provincias de Turquía donde hay sectores de la población que sólo hablan su lengua natal.

Por su parte el BDP, firme defensor de que la educación se imparta totalmente en kurdo especialmente en los centros ubicados en el sureste de Turquía, insiste en que la frase “Es uno de los deberes del Estado garantizar que todo ciudadano recibe una educación de calidad en su lengua materna” sea introducida en el Artículo 42, algo a lo que se oponen AKP y MHP.

Hasta ahora la Comisión Constitucional, que inició su labor en octubre de 2011, ha llegado a un consenso sobre 59 artículos de la nueva carta magna, mientras que hay otros 113 artículos que han sido redactados pero con alegaciones de uno o varios partidos. La Comisión está formada por tres representantes de cada uno de los cuatro partidos representados en la Asamblea Nacional Turca –AKP, CHP, MHP y BDP- y ha recogido además propuestas de organizaciones, grupos y ciudadanos individuales que han presentado ideas y sugerencias, lo que hizo que no pudiera comenzar a redactar el nuevo texto hasta mayo de 2012.

Más sobre: Kurdos

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet