Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Todos los detalles del nuevo paquete de reformas anunciado por el primer ministro turco

Erdogan

01-10-2013 - 14:00 CET | Hispanatolia

El primer ministro turco presentó el lunes un amplio paquete de reformas democratizadoras para Turquía que abordan aspectos culturales, legales y políticos, y que el propio Erdoğan anunció que “no será el último”.

El primer ministro de Turquía presentó el lunes un amplio paquete de medidas que su partido AKP tiene previsto presentar en los próximos días para su aprobación ante la Asamblea Nacional Turca, donde goza de mayoría absoluta.

Erdoğan aseguró que “no es el primero ni tampoco el último” paquete de unas reformas que, según dijo, “impulsarán la independencia de nuestro país” y las libertades democráticas y situarán a Turquía “entre las naciones modernas”, aunque admitió que “no es racional esperar que este paquete abarque todos los problemas del país, aunque nos gustaría hacerlo”, 

“Este paquete no es resultado de una negociación”, dijo Erdoğan en referencia a las conversaciones retomadas desde finales del año pasado con el grupo terrorista PKK. “Es resultado de las demandas de los ciudadanos. Nuestra referencia ha sido los derechos humanos internacionales, la legislación de la Unión Europea y los trabajos de la Comisión de Sabios (puesta en marcha por el gobierno durante el proceso de paz)”, aseguró el primer ministro turco.

He aquí una síntesis de algunas de las medidas más importantes anunciadas el lunes.

Reformas importantes

Entre las muchas medidas anunciadas el lunes, cabe destacar que se pone fin a la prohibición que imperaba desde el golpe de Estado de 1980 y que impedía que las mujeres que llevan el tradicional pañuelo o “velo” (“turban”, en turco) pudieran trabajar en instituciones y oficinas públicas; la prohibición no obstante se mantiene vigente para jueces, fiscales, agentes de policía y miembros del ejército.

Se acaba por fin con las reminiscencias que quedaban en el Código Penal Turco (TCK) que penalizaba el uso de las letras Q, W y X; dichas letras no fueron incluidas en el alfabeto turco que se creó con la ley de 1928 que sustituyó la antigua escritura otomana –basada en caracteres árabes- por el alfabeto latino, pero sí existen en el idioma kurdo. Bajo dicha ley, el empleo de estas letras estaba perseguido y penado incluso con cárcel.

Tal y como se venía rumoreando desde hacía meses, se abre definitivamente la puerta a la enseñanza en lengua materna pero, contrariamente a las demandas del nacionalismo kurdo, no se introduce en la enseñanza pública –donde desde el año pasado los alumnos que lo deseen ya pueden estudiar el kurdo, laz, circasiano etc como asignatura optativa- sino que se deja como una opción para los colegios e instituciones privadas, al igual que ya ocurriera con los primeros cursos de kurdo que se iniciaron en 2004.

Otra demanda reciente del nacionalismo kurdo, la supresión del juramento de lealtad (“Andımız”) que los estudiantes debían pronunciar cada mañana al empezar las clases y que se iniciaba con la frase “Soy turco, soy bueno y soy trabajador”, también se adopta con el nuevo paquete de reformas.

Otra vieja exigencia que también venía sonando desde hace meses en la prensa turca y que se aprueba es la supresión de los obstáculos para recuperar el nombre original de pueblos, distritos y provincias, muchos de los cuales fueron adaptados del kurdo al turco en las últimas décadas (especialmente tras el golpe de 1980); aquí se incluiría el cambio del nombre de la provincia de Tunceli por Dersim, que tenía hasta una revuelta contra el gobierno central que tuvo lugar en los años 30.

Derechos para las minorías étnicas y religiosas

Es en este apartado donde las reformas anunciadas por Erdoğan se han quedado más cortas, a juicio de los más críticos.

Cabe destacar no obstante el anuncio de que las tierras del Monasterio de Mor Gabriel –el más antiguo del mundo, en la provincia de Mardin- serán devueltas a la comunidad cristiano siriaca, aunque algunos representantes de esta minoría consideran que lo que hace el ejecutivo es acatar una decisión que estaba ya ganada en los tribunales.

Se crea también una institución de la lengua y la cultura del “Pueblo Roma”, como se denomina en Turquía a los miembros de la comunidad gitana, así como un organismo dirigido a abordar los problemas de esta minoría en el país.

Otra comunidad religiosa que no ve cumplidas sus amplias demandas y expectativas son los alevíes, una minoría musulmana que se estima tiene unos 12 millones de miembros en Turquía con vínculos con el chiísmo, y que lleva tiempo pidiendo que el Estado reconozca oficialmente su fe y sus centros de culto, las llamadas “cemevi” o “casas de oración”. La reciente decisión de dar al tercer puente que se construirá sobre el Estrecho del Bósforo el nombre de Yavuz Sultan Selim –un sultán otomano del siglo XVI que exterminó a decenas de miles de alevíes por considerarlos infieles- había indignado también a la comunidad aleví.

La única medida dirigida a estos en el nuevo paquete de reformas es el cambio del nombre de la Universidad Nevşehir –en la provincia anatolia del mismo nombre- por el de Universidad Hacı Bektaşı Veli, un místico aleví que vivió en la Edad Media en esta región.

Cambios en el sistema electoral

Es posiblemente el apartado que ofrece los cambios más interesantes y revolucionarios. El primer ministro turco hizo hincapié durante la presentación que hizo el lunes ante la prensa de las nuevas reformas, que la barrera electoral que existe en Turquía del 10% de los votos nacionales, necesaria para que un partido pueda obtener representación parlamentaria, no fue introducida por el AKP sino que ya existía desde los primeros años de la República.

La reducción de este exorbitado límite, uno de los más altos del mundo y que favorece las mayorías gubernamentales a costa de una verdadera representación proporcional de los votos, ha sido una de las principales demandas durante muchos años no sólo de partidos nacionalistas kurdos como el BDP –que con un 6% de los votos en toda Turquía debe recurrir a candidatos independientes para estar presente en la Asamblea Nacional Turca- sino de una gran parte de la sociedad.

Si bien en declaraciones anteriores el propio Erdoğan había descartado que hubiera planes para cambiar este límite, el lunes el primer ministro turco dejó abierta la puerta “para discutir tres opciones sobre este límite”. La primera sería continuar con él tal y como está; otra opción sería reducirlo hasta el 5% a la vez que se implementaría un sistema electoral de cinco diputados por cada circunscripción; por último ofreció la posibilidad de eliminar por completo cualquier barrera electoral, estableciendo un sistema de candidato único por distrito.

Otro cambio importante es la reducción del límite del 7% de los votos nacionales que existía hasta ahora para que un partido político pudiera recibir financiación del Estado, y que ahora se reduce hasta el 3% permitiendo que más partidos puedan optar al apoyo de fondos públicos.

Continuando con anteriores reformas en este sentido, se permite ahora que los partidos políticos realicen sus actividades en lenguas diferentes al turco, incluyendo fuera del período electoral. Desde el año 2010 y gracias a otra serie de cambios legislativos introducidos por el ejecutivo del AKP, ya era posible que los candidatos y políticos emplearan cualquier lengua que no fuera la lengua oficial del país -el turco- durante los mítines y discursos electorales; sin embargo los discursos pronunciados en radio y televisión, así como los materiales de campaña –folletos, carteles, etc- debían hasta ahora usar el idioma turco.

Se termina también con los obstáculos administrativos y legales para la afiliación a partidos políticos, dando más libertad a los ciudadanos para participar en formaciones políticas, y se deja abierta la opción de que los partidos puedan optar por un sistema de co-presidencia, que ya tenían algunas formaciones como el BDP y algunos partidos de izquierda.

Lucha contra la discriminación

Se introducen penas más severas para los delitos relacionados con la discriminación o la incitación al odio por razones étnicas, religiosas o raciales. Los crímenes de este tipo pasan de ser penados con un año de prisión a tres con la nueva reforma, lo que de acuerdo al Código Penal de Turquía supondría el ingreso en la cárcel del culpable.

Se establecen también penas para las actividades que impidan a grupos religiosos practicar su fe o creencias, y se crea una institución pública encargada de combatir la discriminación.

Libertad de manifestación y reunión

Se modifican también las leyes y normativas sobre manifestaciones y protestas para dar más libertades en este sentido, extendiendo hasta la medianoche el período legal para llevar a cabo este tipo de actividades. Anteriormente el límite temporal fijado por ley estaba en la puesta del Sol.

El paquete de reformas también incrementa las restricciones en el acceso y uso de datos e informaciones privadas, en línea con las enmiendas a la Constitución aprobadas en el referéndum constitucional de 2010. El parlamento tiene previsto aprobar en breve un borrador de ley para garantizar la protección de los datos personales e impedir que personas no autorizadas tengan acceso a los mismos, según explicó el primer ministro turco.

Las reformas sobre los alevíes, más tarde

Tras el anuncio presentado por Erdoğan de las nuevas enmiendas, el vice primer ministro Bekir Bozdağ explicó a la prensa que en respuesta a las demandas de la numerosa comunidad religiosa aleví el gobierno está preparando un nuevo paquete de reformas que, sin embargo, será anunciado más adelante.

“Hay trabajos en marcha sobre la iniciativa aleví, será hecha pública más tarde. Este paquete (anunciado el lunes) no es el final. Seguirán otros nuevos”, dijo Bozdağ a los periodistas tras la comparecencia del primer ministro turco.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet