Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Erdoğan se reúne con el presidente turco para abordar la crisis política en el país

Erdogan gul

13-01-2014 - 17:30 CET | Hispanatolia

El presidente Abdullah Gül tenía previsto reunirse el lunes con el primer ministro y los principales líderes de la oposición, en un intento de mediar en las tensiones por los cambios propuestos por el gobierno para el poder judicial.

El primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan tenía previsto reunirse el lunes con el Presidente de la República Abdullah Gül en el palacio presidencial de Çankaya en Ankara, como parte de los contactos iniciados por el presidente turco para tratar de solucionar la crisis política que vive el país a raíz del inicio de la investigación por corrupción el pasado 17 de diciembre, que ha salpicado al ejecutivo del partido AKP.

En la reunión, prevista para la tarde del lunes, el premier turco tiene previsto abordar el estado de la investigación abierta por presuntos sobornos, fraudes y blanqueo de dinero entre otros delitos que ha forzado hasta ahora la dimisión de cuatro ministros y llevado a que al menos otros cinco diputados del AKP hayan abandonado su militancia en el partido. Erdoğan tratará además los progresos en las negociaciones con la Unión Europea poco antes de emprender su primer viaje en cinco años a Bruselas.

El presidente Gül invitó asimismo el lunes también al palacio presidencial y por separado a los líderes de los principales partidos de la oposición en el parlamento turco. La primera reunión se produjo -según la agenda del presidente difundida por la prensa turca-  a las 13:30 hora local (12:30 CET) con el líder del principal partido de la oposición (el Partido Republicano del Pueblo, o CHP), Kemal Kılıçdaroğlu; posteriormente a las 15:00 horas tuvo lugar un encuentro con el líder del Partido del Movimiento Nacional (MHP) Devlet Bahçeli, mientras que a las 18:00 Gül tenía previsto entrevistarse con Selahattin Demirtaş, co-presidente de la formación nacionalista kurda Partido de la Paz y la Democracia (BDP).

Esta serie de encuentros tienen lugar después de que durante todo el fin de semana alcanzara gran difusión tanto en Turquía como en medios y prensa internacional la tensa disputa -que acabó en una pelea y lanzamiento de objetos- durante la reunión que la comisión de justicia del parlamento turco celebró el sábado, y en la que diputados del AKP y la oposición llegaron casi a las manos por la propuesta del partido gobernante de poner al órgano supremo de control de la judicatura -el Consejo Supremo de Jueces y Fiscales (HSYK)- bajo control del ministerio de justicia, lo que varias asociaciones y juristas han denunciado como anticonstitucional y la oposición considera un intento de acabar con la separación de poderes y someter al poder judicial al ejecutivo. Destacadas figuras políticas, incluyendo el propio líder del CHP Kemal Kılıçdaroğlu, han pedido a Gül que intervenga en la crisis política.

La UE pide a Turquía conocer la reforma judicial antes de su aplicación

El propio comisario europeo para la ampliación Stefan Füle anunciaba a través de Twitter que la Unión Europea ha pedido a las autoridades turcas que consulten cualquier reforma legislativa antes de su adopción para garantizar que cumple con los estándares de la UE, según publicaron el lunes medios de comunicación turcos.

Este anuncio se produce después de que la semana pasada tanto desde la UE como desde el Consejo de Europa se criticara al gobierno turco por impulsar varias medidas dirigidas a reformar el poder judicial, incluyendo el HSYK, que ya fue reformado tras el referéndum constitucional de septiembre de 2010, después de que a finales del pasado diciembre declarase inconstitucional una normativa aprobada por el gobierno -tras el inicio de las investigaciones por corrupción- que obligaba a fiscales y policías que realizasen una investigación a informar a sus superiores.

Mientras que desde Bruselas se exhortó al gobierno turco a aceptar una investigación imparcial sobre los escándalos por corrupción y se criticaron las destituciones masivas de cientos de agentes y mandos policiales, el Consejo de Europa advirtió a Ankara que las reformas propuestas para el HSYK supondrían "un serio paso atrás" para la independencia del poder judicial en Turquía.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet