Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

El primer ministro de Turquía inicia su primera visita a Bruselas desde 2009

Erdogan(1)

20-01-2014 - 14:00 CET | Hispanatolia

Erdoğan partió el lunes hacia Bruselas en su primer viaje a la capital europea desde hace cinco años, con una agenda marcada por la complicada situación política que vive Turquía.

El primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan tiene previsto llegar a última hora del lunes a Bruselas en su primer viaje en varios años a la capital belga y sede de gobierno de la Unión Europea, en una visita marcada por los acontecimientos políticos que vive Turquía y el deseo de Ankara de abrir nuevos capítulos de las negociaciones de adhesión durante la actual presidencia griega de la UE.

Acompañado por una amplia delegación que incluye al ministro de exteriores Ahmet Davutoğlu y al recién estrenado ministro para asuntos europeos Mevlüt Çavuşoğlu, durante los dos días que durará su estancia en Bruselas Erdoğan tiene previsto reunirse con numerosas autoridades de la UE así como con representantes de la comunidad turca residente en Bélgica.

Según un comunicado emitido por su oficina, el primer ministro mantendrá encuentros bilaterales con el presidente del Consejo Europeo Herman van Rompuy, el presidente de la Comisión Europea Jose Manuel Barroso, y el presidente del Parlamento Europeo Martin Shulz; todos ellos se verán además durante un almuerzo de trabajo conjunto previsto para el martes, que será seguido de una rueda de prensa.

La situación política en Turquía, en la agenda

La primera visita en cinco años de Erdoğan a Bruselas -la última fue en enero de 2009- viene marcada no obstante por los acontecimientos políticos que vive Turquía desde que varias investigaciones por corrupción condujeran el pasado 17 de diciembre a la detención de decenas de personas, incluyendo destacados funcionarios y políticos ligados al partido AKP, en un escándalo que ha salpicado al ejecutivo del primer ministro y forzado la salida de cuatro ministros, incluyendo el anterior ministro turco para la UE Egemen Bağış.

Pese a que desde Ankara se insiste en calificar lo ocurrido como un "golpe judicial" orquestado por elementos de la judicatura afines a lo que Erdoğan ha calificado como "una banda ilegal dentro del Estado" -en referencia al influyente movimiento religioso dirigido por Fethullah Gülen- en las últimas semanas ha habido numerosas advertencias desde instituciones europeas para que se permita una investigación transparente, especialmente a raíz de la destitución de miles de policías implicados en las investigaciones y los intentos del ejecutivo por controlar el Consejo Supremo de Jueces y Fiscales (HSYK), el principal órgano supervisor del poder judicial en Turquía.

"Estamos dispuestos a discutir cualquier cosa (con la UE), incluyendo el HSYK", afirmaba el domingo el ministro de exteriores turco Ahmet Davutoğlu. "Si hay cualquier cosa que sea contradictoria con los estándares de la Unión Europea, le prestaremos atención... Nadie debería tener sospechas sobre el nivel de democratización en Turquía. Estamos dispuestos a escuchar cualquier tipo de críticas de la UE", subrayó el canciller turco, que reconoció que los nuevos cambios en el funcionamiento de poder judicial que el gobierno del AKP quiere aprobar serán uno de los puntos a tratar en Bruselas.

"La independencia judicial es indispensable. Pero existe una línea entre la independencia judicial y las preferencias políticas del poder ejecutivo. El órgano ejecutivo tiene el derecho a llevar a cabo sus propias políticas. El judicial puede verificar el cumplimiento con la ley de todo ello, pero el HSYK no puede ser convertido en un mecanismo que presione a la judicatura", insistió Davutoğlu.

Apertura de nuevos capítulos de las negociaciones con la UE

El ministro de exteriores turco explicó también que la Unión Europea, presidida este semestre por Grecia, debería abrir con Turquía las negociaciones de los capítulos 23 y 24; el primero está dedicado precisamente al poder judicial y los derechos fundamentales, mientras que el segundo versa sobre justicia, libertad y seguridad.

Ambos sin embargo están actualmente bloqueados por el gobierno grecochipriota, que utiliza su capacidad de veto en la UE -en la que entró en 2004- para presionar a Ankara en las negociaciones sobre la reunificación de la dividida isla mediterránea de Chipre.

Davutoğlu añadió que confiaba en que la atmósfera política en Turquía se calmaría en los dos próximos meses, asegurando que los últimos acontecimientos vividos en el país no son sino fruto de intereses y "manipulaciones de cara a las elecciones locales del 30 de marzo".

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet