Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Ankara preocupada por la creciente presencia de Al-Qaeda en Siria

Siria rebeldes

01-02-2014 - 18:00 CET | Hispanatolia

Un informe de los servicios de inteligencia turcos advierte que los rebeldes sirios están perdiendo territorio frente al Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL), que planearía atentados suicida en Turquía.

Un informe preparado de forma conjunta por la Agencia Nacional de Inteligencia de Turquía (MİT) , la gendarmería turca y el Departamento de Policía Nacional advierte contra la creciente presencia de grupos vinculados a Al-Qaeda en la vecina Siria, como el denominado Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL, por sus siglas en inglés), y la amenaza que ello puede representar para la propia seguridad interna en Turquía.

El documento, que según publicó el diario turco Hürriyet fue discutido durante una reunión que tuvo lugar esta semana en Ankara entre el primer ministro Recep Tayyip Erdoğan y el general Necdet Özel, Jefe del Estado Mayor Turco, señala la posibilidad creciente de que el ISIL lleve a cabo atentados suicidas o con coche bomba en territorio turco.

El informe se da a conocer después de que el miércoles el ejército turco confirmara que había abierto fuego el día anterior desde un puesto de vigilancia fronteriza en Çobanbey -en la provincia de Kilis- contra un convoy de vehículos perteneciente al ISIL, respondiendo así a un ataque previo contra dos vehículos militares turcos.

El comunicado de las Fuerzas Armadas Turcas añadía que durante la represalia al menos tres de los vehículos pertenecientes al grupo yihadista habían sido destruidos, en lo que se cree sería el primer enfrentamiento abierto en la frontera con Siria entre el ejército turco y el ISIL, cuyos militantes combaten tanto a las fuerzas de Assad como a los rebeldes -incluyendo facciones islamistas moderadas como el llamado Frente Islámico- así como a los turcomanos que viven en el norte de Siria.

Según la información manejada por los servicios de inteligencia turcos, el Ejército Libre Sirio (ELS) estaría perdiendo a manos de los yihadistas el control de varias zonas y puestos fronterizos próximos a Turquía, incluyendo los pasos de Azaz, Jarablus y Yayladağı, que estarían controlados ya por el ISIL. Éste además estaría confiscando la ayuda humanitaria enviada a Siria desde Turquía para sus propias necesidades logísticas y de abastecimiento.

Según los datos recogidos por el informe abordado esta semana en la reunión entre Özel y Erdoğan, el ISIL representaría una amenaza latente para la seguridad nacional y podría estar, de hecho, planeando ya ataques terroristas en suelo turco; el documento recoge detalles -incluyendo modelo, color y matrícula- de hasta una quincena de vehículos que podrían ser empleados para atentados en Turquía, y urge a las autoridades a estar alerta ante el uso también de matrículas turcas falsificadas para pasar más desapercibidos.

El pasado 20 de enero un doble atentado suicida en el puesto fronterizo sirio de Bab al-Hawa (próximo al paso turco de Cilvegözü, en la provincia de Hatay) causaba 16 muertos incluyendo varios combatientes del Frente Islámico, un grupo rebelde que ha estado combatiendo los intentos del ISIL por hacerse con el control de la región. El informe presentado esta semana por el MİT advierte no obstante que el objetivo de esos atentados, en los que se emplearon sendos coches bomba, era en realidad que se llevasen a cabo en Turquía.

El documento de la inteligencia turca aborda por último la cuestión del reclutamiento por parte de Al-Qaeda de ciudadanos turcos para combatir en la vecina Siria: hasta ahora 315 de esos combatientes turcos habrían cruzado la frontera, según el informe. Por ahora las autoridades turcas con ayuda de la Interpol ya han impuesto una prohibición de entrada en su territorio contra 1.100 extranjeros sospechosos de vínculos con Al-Qaeda -e iniciado procedimientos contra otros 350 más- que podrían estar utilizando Turquía como ruta de tránsito hacia Siria.

Más sobre: SiriaEjército turco

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet