Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Turismo

Los misterios de las Cuevas de Çal, en Trabzon

Trabzon cuevas cal

02-02-2014 - 13:30 CET | Hispanatolia

Consideradas como una de las más largas del mundo, las cuevas fueron abiertas en 2003 al público pero hasta la fecha sólo se han podido explorar 8 kilómetros de su interior.

Consideradas como una de las más largas del mundo, las Cuevas de Çal -ubicadas en el distrito de Dürkoy de la provincia turca de Trabzon, en la costa del Mar Negro- continúan siendo un misterio para geólogos y expertos así como para los decenas de miles de visitantes que las recorren cada año.

Situadas a 1.050 metros sobre el nivel del mar, sus grutas llaman la atención no sólo por sus enmarañadas formaciones de estalactitas y estalagmitas sino por el río que las recorre formando en sus entrañas meandros, lagos y cascadas que dejan maravillado al visitante, que puede recorrerlas desde que fueran abiertas al público en 2003 tras la construcción por parte de las autoridades locales de un paso elevado de madera.

Pese a todo no es mucho lo que se sabe de esta maravilla de la geología. Sólo 8 kilómetros de las cuevas han sido explorados, de los cuales los visitantes recorren menos de un kilómetro: una vez caminados 200 metros desde la entrada se topan con dos caminos, una vía a la izquierda de 150 metros de recorrido, y otra de 400 metros que sigue por la derecha.

El resto de la caverna, que se cree se formó hace unos 8 millones de años, no puede visitarse ya que carece de iluminación y de un camino habilitado. Un problema de este atractivo que despiertan las cuevas entre los visitantes es que en varias partes algunos desaprensivos han llegado a arrancar las estalactitas y estalagmitas más accesibles desde el camino de madera, o incluso han escrito sobre las paredes.

En declaraciones hechas a la agencia de noticias turca Anatolia por Nedim Şener, responsable de las cuevas, éste afirmó que su objetivo es incrementar no obstante hasta 1,5 kilómetros el camino que puedan realizar los turistas por su interior. Después de haberlas recorrido durante 16 horas con la ayuda de una linterna, Şener asegura que las zonas que aún no están abiertas al público ocultan auténticas maravillas.

"Hemos caminado (por el interior de las galerías) durante 16 horas para determinar la longitud de las cuevas, y hemos podido ver sólo ocho kilómetros de ellas. Hay lagos, cascadas, simas y murciélagos en estas zonas cerradas (al público). Necesitas dejar señales cuando caminas por ellas para poder regresar (sin perderte)", explicó el director de las cuevas, añadiendo que aún no se ha podido ver dónde acaban.

Otra característica interesante de las cuevas de Çal es que tienen su propio clima que las mantiene aisladas del exterior, permaneciendo frías en verano y calientes durante los meses del invierno. "Según un estudio universitario, la razón de que este lugar tenga este hermoso clima es el agua que sale de las grietas en las paredes, que proporciona una corriente de aire. La cueva es un canal de agua, y tiene 8 millones de años", subrayó Şener.

Más sobre: trabzon

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet