Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

El presidente turco aprueba la polémica ley sobre Internet

Abdullah gul

19-02-2014 - 13:00 CET | Hispanatolia

Abdullah Gül dio el visto bueno a la legislación a cambio de exigir al gobierno que corrija varios puntos del texto, incluyendo un control judicial para la decisión de cerrar páginas web que infrinjan la ley.

El presidente turco Abdullah Gül aprobó el martes la controvertida legislación sobre Internet que da autoridad a la Dirección de Telecomunicaciones de Turquía (TİB) autoridad para eliminar contenidos de la red y cerrar páginas web, si bien previamente el gobierno se ha comprometido a enmendar varios puntos de la ley.

El mismo día que Gül rubricaba el texto legal para su entrada en vigor, el ejecutivo del partido AKP presentaba varias propuestas para reformarlo y el ministro de comunicaciones turco Lütfi Elvan se ponía en contacto con los tres partidos de la oposición con representación en el parlamento, a los que ofrecía entre otros cambios que cualquier decisión de la TİB para bloquear una página web deberá estar sujeta -ahora sí- a una revisión judicial.

El Presidente de la República anunciaba la decisión de firmar la polémica ley el miércoles a través de la red social Twitter, de la que es un devoto defensor y usuario, mostrando su satisfacción a los internautas por que el gobierno se hubiera mostrado dispuesto a corregir los aspectos de la nueva ley que consideraba "problemáticos".

"En vuestros mensajes (en Twitter) habéis hecho públicas vuestras objeciones en particular con respecto a dos temas (de la ley). En realidad, yo también soy consciente de las incomodidades de estos dos puntos. Por tanto he contacto con el gobierno y he compartido mis opiniones sobre estos dos aspectos, exigiendo que sean corregidos", escribía Gül en la popular red social.

"Estoy satisfecho de ver que las preocupaciones con respecto a estos dos artículos serán abordadas con una nueva enmienda legal mañana (19 de febrero). Para que esas enmiendas sean rápidamente implementadas, he aprobado la ley tan pronto como he regresado de Hungría", añadía.

Según explicaba la prensa turca la primera enmienda que introducirá el partido gobernante AKP será la obligación para la TİB de remitir cualquier decisión sobre eliminar contenidos o bloquear páginas en Internet a un tribunal en un plazo de 24 horas; éste a su vez dispondrá de 24 horas para aprobar o denegar el permiso a la TİB. La segunda correción consistiría en que todo la información sobre el tráfico de Internet será recopilada en base a números IP y de los suscriptores, en lugar de por direcciones URL, un método muy criticado por los internautas. Ambos cambios han sido calificados por el principal partido de la oposición (el CHP) como "positivos pero insuficientes".

El presidente turco había comentado ya días atrás a la prensa que había "un par de cuestiones con la ley" que le preocupaban pero remitiéndose al Tribunal Constitucional para cualquier cambio en este sentido, desoyendo los llamamientos de la oposición a usar su -raramente empleada- capacidad de veto. En declaraciones a los periodistas hechas el domingo desde Hungría, a donde viajó en visita oficial, Gül subrayó que "como presidente, no puedo ponerme a mí mismo en la posición del Tribunal Constitucional, sólo hago objeciones a las (violaciones de la ley) evidentes. El partido de la oposición (CHP) ya ha declarado que la llevará ante el Tribunal Constitucional... Mis predecesores también han dicho que el Tribunal Constitucional tiene que decidir sobre las leyes en disputa".

No obstante Gül hizo hincapié en que como país que se encuentra en un proceso de adhesión a la Unión Europea Turquía cumple con sus leyes y estándares y no limita el acceso a Internet; pese a lo cual, recalcó el presidente, ningún país democrático permite una libertad total en la red de redes. "Cualquier crimen en la vida real es también un crimen en la vida virtual o en Internet. ¿Cuál es el problema cuando nos referimos a Internet? Puedes encontrar a los culpables en la vida real, pero es muy difícil en Internet. Se necesita un balance entre proporcionar libertades y cuidar que (Internet) no se convierta en un medio para los criminales", explicó el mandatario turco.

Pese a sus explicaciones y a las enmiendas exigidas al ejecutivo para corregir la nueva ley, una campaña desatada en Twitter bajo el hashtag  #UnfollowAbdullahGül logró que 80.000 seguidores del presidente turco dejaran de seguirle en su cuenta oficial en la red social como respuesta por su firma de la legislación. La cuenta de Abdullah Gül sigue contando, no obstante, con 4,3 millones de seguidores.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet