Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Continúa aumentando la tensión en la frontera entre Turquía y Siria

Cazas combate despegando

25-03-2014 - 17:30 CET | Hispanatolia

El ejército turco confirmaba el martes que hasta cinco cazas F-16 que patrullaban la frontera con Siria habían sido apuntados con misiles, repitiendo varios incidentes similares desde el derribo el domingo de un Mig 23 sirio.

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Turcas (TSK) informó en un comunicado emitido el martes que varias baterías de misiles anti-aéreos habían hecho blanco en cinco cazas F-16 turcos que patrullaban una zona de la frontera turca próxima a la localidad siria de Kasab, donde las fuerzas del régimen de Assad luchan por recapturar esta localidad de manos rebeldes y el domingo fue derribado un Mig-23 sirio que se internó en el espacio aéreo de Turquía.

Un total de seis cazas de combate F-16 habían sido enviados a patrullar la zona, ubicada en la provincia fronteriza de Hatay, después de que cuatro aviones del ejército sirio se aproximasen al espacio aéreo turco a la altura del distrito de Yayladağı así como al paso fronterizo de Cilvegözü, según informó el ejército turco en el comunicado.

"Mientras volaban sobre Hatay, cinco de nuestros cazas F-16 fueron acosados en 12 ocasiones por sistemas de misiles tierra-aire SA-2, SA-5 y SA-17 desplegados por Siria, que les apuntaron en total durante 10 minutos y 53 segundos", añadía el comunicado oficial, que concluía diciendo que los cazas turcos se mantuvieron a una distancia de entre 3 y 5 kilómetros de la frontera siria antes de alejarse de la región.

Este enésimo incidente se produce después de que el presidente turco Abdullah Gül confirmara el lunes en declaraciones a la prensa hechas desde La Haya que el ejército turco se encuentra en estado de máxima alerta tras el derribo el domingo del Mig-23 sirio que penetró 2 kilómetros en Turquía. Gül insistió además en que las Fuerzas Armadas Turcas habían "hecho lo que era necesario" y actuado de acuerdo a las reglas previamente anunciadas de confrontación con cualquier aeronave potencialmente hostil procedente de Siria, y después de que se hubiera advertido varias veces al avión sirio para que virara su rumbo.

El lunes así mismo el ejército turco informaba que misiles tierra-aire del ejército sirio habían "acosado" un caza turco que vigilaba la frontera durante más de cuatro minutos, añadiendo que otro incidente similar había ocurrido el domingo tras el derribo del caza sirio. También el domingo al menos tres proyectiles de mortero disparados desde Siria impactaban en el distrito de Yayladağı de la provincia turca de Hatay, como resultado de los combates entre los rebeldes y las tropas leales a Assad en la localidad fronteriza de Kasab.

El ISIL amenaza con destruir la tumba de Süleyman Şah

Mientras tanto el lunes el diario turco Sabah informaba que el ejército turco había desplegado en la frontera con Siria varios efectivos de sus fuerzas especiales conocidas como "boinas granate", una unidad de élite especializada en el combate y la supervivencia, como parte de las medidas tomadas ante la tensión en la frontera y especialmente después de que el denominado Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL) haya amenazado con atacar la tumba de Süleyman Şah, un pequeño enclave turco ubicado unos 30 km dentro de territorio sirio, a orillas del río Éufrates.

Este es un nuevo factor a añadir en la tensión ya creciente entre Turquía y Siria por los incidentes en su frontera. Varios miembros del gobierno turco llevan varias semanas advirtiendo de que las Fuerzas Armadas Turcas no dudarán en proteger el enclave -el único situado fuera de las fronteras de Turquía- contra cualquier amenaza, ya venga de tropas del régimen de Assad o de grupos vinculados a Al-Qaeda como el ISIL.

En este sentido, el ministro de exteriores turco Ahmet Davutoğlu negaba -tras informar a la ONU y la OTAN sobre el derribo el domingo del caza sirio- que tanto el incidente con el Mig-23 como cualquier plan para proteger la tumba de Süleyman Şah estuviese motivado por razones políticas de cara a las elecciones, tal y como han asegurado en los últimos días varios medios afines a la oposición turca. "Lamentamos las declaraciones del (partido opositor) CHP. Nadie debería cuestionar la determinación de Turquía (de proteger sus fronteras). Resulta una frivolidad considerar esta intervención como un acto de campaña", declaraba  Davutoğlu a los periodistas.

El canciller turco confirmaba que se había establecido una oficina de crisis para abordar la seguridad del enclave, donde existe una guarnición permanente de 25 soldados turcos y ondea la bandera turca, después de que el grupo islamista vinculado a Al-Qaeda diera el pasado jueves en un video difundido por Internet un ultimátum de tres días para que Turquía retirara su enseña y sus soldados de la tumba, amenazando de lo contrario con destruirla.

"Aunque se espera que las fuerzas armadas turcas se retiren (de la tumba de Süleyman Şah) de inmediato, les hemos dado un período de tres días... Les pedimos que retiren la bandera turca y retiren a los soldados. No consentimos que las fuerzas armadas de un país laico estén dentro de la tierra sagrada del ISIL. De lo contrario, demoleremos la tumba", advertía el grupo yihadista en el comunicado.

Sobre este mismo tema, el presidente turco Abdullah Gül reiteraba el domingo antes de partir hacia Holanda en viaje oficial que Turquía no dudará en proteger la tumba como si fuera cualquier otro lugar de su territorio. "Algunos países tienen territorios fuera de sus fronteras. Algunas veces están en continentes diferentes, o en islas. Nuestro único trozo de tierra fuera de nuestra patria es este. Será protegido de la misma forma que es protegida nuestra patria... Es territorio de Turquía, y (Turquía) mantendrá su bandera allí. Quiero que todo el mundo sea consciente de esto", insistió Gül.

Más sobre: SiriaEjército turco

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet