Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Acción de Greenpeace durante un congreso de energía nuclear en Estambul

Greenpeace accion estambul

30-05-2014 - 17:30 CET | Hispanatolia

Varios activistas de la organización ecologista se encaramaron a la fachada de un gran hotel de la ciudad para protestar contra la construcción de varias centrales nucleares en Turquía.

Nueve activistas de la organización ecologista internacional Greenpeace fueron detenidos el viernes en Estambul tras protagonizar una protesta pacífica en la sede de un lujoso hotel donde se celebraba una convención sobre energía nuclear.

Varios miembros de Greenpeace Mediterráneo desplegaban una enorme pancarta de 28 metros cuadrados en la fachada del Centro de Congresos y Gran Hotel Cevahir, ubicado en el distrito europeo de Şişli, en la que podía leerse escrito en turco "Los desastres nucleares comienzan aquí" ("Nükleer Felaket Burada Başlıyor").

Al mismo tiempo otros activistas se encaramaban a una cornisa sobre la entrada principal del edificio con pancartas similares en las que podía leerse el mismo eslogan escrito en turco y en inglés. Los participantes en la protesta también hackearon la conexión Wi-Fi a Internet del hotel, de forma que cuando los asistentes a la conferencia intentaban conectarse a la red se les mostraba un mensaje de la organización. Otro grupo de miembros de Greenpeace intentaron distribuir galletas con mensajes en contra de la energía nuclear, pero fueron disuadidos por personal de seguridad.

Hilal Atıcı, la responsable de las campañas de Greenpeace Mediterráneo en Turquía, declaró posteriormente a los periodistas que según las encuestas el 64% de los ciudadanos turcos está en contra de los proyectos para construir varias centrales nucleares impulsados por el gobierno. Greenpeace denuncia además que la compañía rusa que construirá la primera central nuclear de Turquía, Rosatom, ya tiene en su haber varios accidentes y fallos de seguridad.

"El ministro de energía Taner Yıldız está cometiendo los mismos errores que causaron el desastre (minero) de Soma... Rosatom, la compañía que está planeando construir la planta (nuclear de Mersin), podría recortar las medidas de seguridad para incrementar sus beneficios dado que sólo podrá recuperar el coste de su inversión mediante la venta de la electricidad (producida en la central). Esto es preocupante", declaró Atıcı.

"La industria nuclear no es segura en ningún lugar del mundo, pero la situación es más alarmante en Turquía, porque no tenemos ninguna experiencia en lo que se refiere a seguridad o inspecciones... Además, si ocurre un accidente, Rusia no será responsable. Nosotros, el pueblo turco, tendremos que pagar los costes financieros y humanitarios de un accidente nuclear", recordó la activista.

Más sobre: EstambulMedioambiente

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet