Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Eurasia

Reino Unido reabrirá su embajada en Teherán

Imágenes del asalto a la embajada británica en Teherán en 2011

Imágenes del asalto a la embajada británica en Teherán en 2011

17-06-2014 - 17:00 CET | Hispanatolia

La decisión de Londres coincide con una nueva ronda de negociaciones sobre el programa nuclear iraní y con la grave situación que se vive en Irak, donde Teherán y Washington han ofrecido asistencia al gobierno de Bagdad.

El secretario de exteriores británico William Hague confirmó el martes en un comunicado remitido al parlamento del Reino Unido que había mantenido contactos con su homólogo iraní Mohammad Javad Zarif, y que ambos habían acordado que la mejora de las relaciones bilaterales permitía proceder a la reapertura de la embajada de Londres en Teherán.

"He telefoneado al ministro de exteriores Zarif para discutir los progresos que hemos hecho hasta la fecha y nuestro interés común en continuar avanzando en las relaciones bilaterales entre el Reino Unido e Irán", explicó Hague.

"Por tanto he decidido que ahora las circunstancias son las adecuadas para reabrir nuestra embajada en Teherán. Hay un abanico de cuestiones prácticas que necesitarán ser resueltas antes. Sin embargo, es nuestra intención reabrir la Embajada en Teherán comenzando por una pequeña presencia inicial", concluyó el ministro de exteriores británico.

Hague no obstante matizó que los iraníes que quieran solicitar un visado para viajar a Reino Unido tendrán que seguir acudiendo a las representaciones diplomáticas en Estambul y Abu Dabi -capital de los E.A.U.- dado que la embajada británica en Teherán ofrecerá por el momento "servicios limitados".

"Irán es un país importante en una región volátil, y mantener embajadas (abiertas) por todo el mundo, incluso bajo circunstancias difíciles, es un pilar central de la estrategia diplomática global del Reino Unido", subrayó Hague, quien añadió que una de las principales preocupaciones a la hora de dar el paso había sido que "el personal esté seguro y a salvo", así como que puedan desempeñar su labor sin obstáculos.

Londres y Teherán rompieron sus relaciones diplomáticas después de que cientos de estudiantes radicales tomaran al asalto la embajada británica en la capital iraní a finales de noviembre de 2011, destrozando las instalaciones y sustituyendo la bandera británica por una de Irán. Otro grupo de estudiantes atacó igualmente la antigua residencia del embajador en un barrio de Teherán. El Reino Unido decidió entonces cerrar su embajada y retirar a todo su personal diplomático en el país, y ordenó la expulsión de los diplomáticos iraníes en suelo británico.

Desde entonces sin embargo ha habido un progresivo acercamiento en las relaciones entre ambos países, especialmente tras la elección el pasado año del nuevo presidente iraní Hassan Rouhani, considerado un moderado y a favor del diálogo con Occidente sobre el controvertido programa nuclear iraní, sobre el que precisamente este martes se inicia una nueva ronda de negociaciones en Viena.

Las potencias occidentales han visto también en Irán un nuevo e inesperado aliado para combatir el avance de los insurgentes radicales del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL), cuyos combatientes fuertemente armados -que ya controlan gran parte de Siria- han tomado prácticamente todo el norte de Irak aprovechando el descontento de la población local sunní con el gobierno de Bagdad, de mayoría chií.

Estos hechos han llevado en los últimos días a que dos enemigos aparentemente irreconciliables como Estados Unidos e Irán hayan mostrado una postura común con respecto a la grave situación en Irak y a no descartar contactos directos para abordar el problema que el avance del ISIL representa para la estabilidad de toda la región.

No obstante el gobierno iraní, que ha negado las informaciones de que las Fuerzas Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán hayan participado en combates junto al ejército iraquí, ha rechazado rotundamente la posibilidad de que Washington lleve a cabo una nueva intervención militar en Irak, después de que el portaaviones USS George HW Bush y otras dos naves de guerra hayan sido desplegadas en el Golfo Pérsico.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet