Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Hoşgeldin, Ramazan... Bienvenido, Ramadán

Ramadan mezquita azul

28-06-2014 - 00:00 CET | Hispanatolia

Desde este sábado y hasta el próximo 27 de julio, los musulmanes de Turquía celebran la llegada del mes más sagrado del Islam que supone la práctica del ayuno desde la salida hasta la puesta del Sol.

Desde este sábado y hasta el próximo 27 de julio, los musulmanes de Turquía celebran la llegada del mes sagrado del Ramadán y con él, el consiguiente ayuno que deben practicar desde la salida hasta la puesta del Sol.

Durante el Ramadán (o "Ramazan", como se dice en turco), todo musulmán practicante está obligado a ayunar: es decir, a no ingerir alimento ni líquido alguno entre la salida y la puesta del Sol, levantándose un poco antes del amanecer para el "Sahur" -la comida de la mañana- y practicando el ayuno ("Oruç") durante el día hasta que la oración de la tarde marque la puesta del Sol y el inicio del "İftar", la cena de ruptura del ayuno diario.

Esta abstinencia de comer y beber durante las horas del día del Ramadán es obligatoria para cualquier creyente adulto y en buen estado de salud, y se considera uno de los cinco pilares básicos del Islam. Quedan exentos sin embargo las mujeres embarazadas, los ancianos, los niños que aún no hayan alcanzado la pubertad, los enfermos, los que realicen trabajos físicos duros o los que se encuentren de viaje, si bien estos últimos deberán ayunar en otro momento del año.

Según el calendario musulmán, el primer Sahur del Ramadán de este año dará inicio en Turquía a las 2:29 (hora local) de la madrugada del sábado (1:29 CET) en Ardahan, en el extremo noreste del país, mientras que para Ankara y Estambul llegará a las 3:15 y 3:25, respectivamente. El fin del ayuno tendrá lugar el sábado a las 20:30 en Ankara y a las 20:51 en Estambul.

La Dirección de Asuntos Religiosos de Turquía (Diyanet), máxima autoridad en materia de religión islámica del país, ha fijado como tema principal de reflexión para el Ramadán de este año la soledad, sobre la que se basarán también las decoraciones habituales en estas fechas en las mezquitas de toda Turquía. “Nadie debería quedarse solo”, declaraba a principios de esta semana el doctor Mehmet Görmez, presidente de la Diyanet, llamando la atención sobre la “soledad moderna” pero también sobre la que padecen “refugiados, huérfanos, niños de la calle, y ancianos”.

“El Ramadán llega cada año para hacer que nos encontremos con nosotros mismos, para acabar con nuestra soledad y para hacernos recordar nuestros valores”, explicaba Görmez. “El Ramadán es un mes para compartir, en el que se evita todo tipo de individualismo y egoísmo, y que nos enseña cómo entender a los hambrientos... Deberíamos abrir nuestros corazones y nuestra comida no sólo a aquellos que ayunan, sino también a aquellos que no lo hacen. Que sea posible que está esta alegría traiga también hermosos sentimientos a sus corazones”, añadió.

Coincidiendo este año prácticamente con todo el mes de julio, las altas temperaturas han llevado a las autoridades a advertir a los fieles musulmanes que consuman un mínimo de entre 2 y 2,5 litros de líquidos durante las horas en que está permitido ingerir alimentos. Otras recomendaciones incluyen evitar comidas grasientas, saladas o pesadas, y practicar el Sahur –la última comida de la madrugada antes del inicio del ayuno- con un ligero desayuno a base de yogur y queso, o sopa y vegetales.

También se aconseja evitar comer demasiado durante el İftar, la cena de ruptura del ayuno diario: un momento en el que tras no ingerir alimento ni bebida alguna durante todo el día, muchas personas comen con ansiedad, demasiado rápido y demasiada cantidad, a causa de la bajada de los niveles de azúcar en su organismo. Por supuesto otro consejo es, además de beber abundantes líquidos entre la puesta y la salida del Sol, es optar por agua en vez del clásico té turco.

Además de programaciones especiales en la televisión y de un ambiente cuasi-navideño que se puede disfrutar cada día, especialmente en las grandes cenas colectivas que se organizan en los barrios de muchas ciudades, los supermercados por todo el país se han estado preparando de cara al Ramadán y ya han puesto a la venta productos y regalos típicos de estas fechas, así como opciones para realizar donativos a organizaciones de ayuda a los más necesitados.

Más sobre: Religión

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet