Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Erdoğan y Obama se reúnen durante la cumbre de la OTAN

Erdogan obama

06-09-2014 - 00:00 CET | Hispanatolia

Los presidentes de Turquía y Estados Unidos hablaron en privado durante casi dos horas sobre la situación en Oriente Medio, en una reunión en la que Erdoğan podría haber pedido además la extradición de Gülen.

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan y su homólogo estadounidense Barack Obama se reunieron el viernes durante cerca de dos horas en el último día de la cumbre de la OTAN en Gales, en la que los aliados trataron entre otros temas la situación en Irak, Siria, Palestina, Libia y Ucrania, y acordaron la creación de una fuerza de intervención rápida lista para desplegarse en Europa Oriental, en un claro gesto de advertencia hacia Rusia.

Antes del inicio de su reunión privada con el presidente estadounidense, Erdoğan dijo en declaraciones a periodistas turcos que ambos tenían previsto hablar sobre la crisis en Siria e Irak incluyendo el problema del avance del Estado Islámico (IS) en la región, así como de la situación en Libia y el conflicto palestino.

Por su parte Obama quiso felicitar antes de la reunión a Erdoğan por su reciente elección como presidente. “Turquía juega un importante papel en la Alianza (Atlántica), en parte porque es un puente entre Europa y el Medio Oriente”, destacó el presidente estadounidense, cuya primera reunión con Erdoğan tuvo lugar en mayo del año pasado cuando éste último visitó Washington siendo primer ministro.

Obama señaló además que uno de los puntos de la agenda de la reunión sería obviamente la preocupante situación creada en Siria e Irak por el IS, que según subrayó constituye “una amenaza para todas nuestras naciones”. De hecho y a iniciativa británico-estadounidense, durante la cumbre de la OTAN un total de diez países habrían acordado crear una coalición para combatir al Estado Islámico. Además de Reino Unido y EE.UU., el grupo lo compondrían Alemania, Francia, Italia, Dinamarca, Polonia, Turquía y Canadá, y también Australia, si bien esta última no es miembro de la Alianza Atlántica.

Reunión con Cameron, Merkel y Samaras

En el marco de la cumbre de la OTAN, el presidente turco mantuvo también varios encuentros bilaterales con otros jefes de Estado, incluyendo el primer ministro británico David Cameron, la canciller alemana Angela Merkel, o el primer ministro griego Antonis Samaras.

Ante Cameron Erdoğan pidió a Londres que tenga un mayor control sobre los combatientes yihadistas que tratan de entrar a Siria procedentes del Reino Unido atravesando Turquía, una crítica que lanzó también durante la cumbre a otros países europeos, recordando que Ankara ya está cumpliendo su parte con controles en las fronteras. También mostró su preocupación por el conflicto en Ucrania y especialmente por la situación de la minoría tártara tras la escisión de Crimea.

En su encuentro con Merkel, el Presidente de la República Turca le pidió explicaciones por las informaciones aparecidas en varios medios alemanes que aseguran, citando distintos documentos oficiales, que Alemania espió a Turquía desde al menos 2009, e incluso desde 1976. Por ahora el ejecutivo alemán no se ha pronunciado oficialmente al respecto, y Erdoğan le habría recordado a la canciller que tales acciones podrían dañar seriamente las buenas relaciones bilaterales que mantienen ambos países. Por último Erdoğan se reunió con el primer ministro griego, en un encuentro dominado por los esfuerzos de paz y para la reunificación de la isla de Chipre.

Erdoğan pide la extradición de Gülen

Así mismo y en otras declaraciones hechas el jueves a bordo del nuevo avión presidencial turco –que algunos han comparado con el famoso “Air Force One”- en ruta desde Azerbaiyán a Gales (Reino Unido), Erdoğan confirmó que pediría a Obama la deportación o extradición del líder religioso Fethullah Gülen.

Gülen reside en una mansión privada en Pensilvania y encabeza un movimiento religioso -el “Hizmet” o “Servicio”, aunque en Turquía se le conoce popularmente como la “Cemaat” o “Comunidad”- al que el gobierno turco acusa de haberse infiltrado en la administración del Estado hasta el punto de haberlo clasificado como una amenaza a la seguridad nacional. De hecho el nuevo ejecutivo del primer ministro Ahmet Davutoğlu ha establecido la lucha contra el “Estado paralelo” –como se denomina a los elementos del movimiento Gülen infiltrados en el aparato del Estado- como una de sus prioridades.

“Pensilvania es el centro de estos asuntos”, declaró el presidente turco recordando que Turquía y Estados Unidos son socios estratégicos. “Tenemos una asociación modélica, y estamos rindiendo a los terroristas que querían que nos rindiéramos, así que ahora les estamos explicando la situación (a los Estados Unidos): o lo deportáis (a Gülen), o nos lo entregáis”, añadió.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet