Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Miles de personas protestan en Turquía contra los incidentes en Jerusalén

06-11-2014 - 12:00 CET | Hispanatolia (Actualizado)

La entrada el miércoles de soldados israelíes en la Mezquita de Al-Aqsa por primera vez desde 1967 ha motivado también la protesta del gobierno turco, que ha pedido la intervención de la comunidad internacional.

Miles de personas salieron a última hora del miércoles a las calles de Turquía para protestar contra los incidentes ocurridos ese mismo día en Jerusalén, donde nacionalistas judíos entraron en la Explanada de las Mezquitas y tropas israelíes irrumpieron en la Mezquita de Al-Aqsa (la mezquita principal del recinto) en un hecho sin precedentes desde que Israel capturara Jerusalén Oriental tras la Guerra de los Seis Días de 1967.

Las protestas fueron especialmente multitudinarias en Estambul, donde miles de personas desfilaron por la céntrica Avenida İstiklal del distrito europeo de Beyoğlu hasta la emblemática Plaza Taksim, ondeando banderas turcas y palestinas y convocados por la ONG İHH, la misma que organizara en 2010 la Flotilla de la Libertad encabezada por el ya famoso barco “Mavi Marmara”.

Manifestaciones similares se vivieron en la capital del país, Ankara, donde los manifestantes se congregaron frente a la embajada de Israel en la ciudad coreando eslóganes como “Masjid-i Aqsa (La Mezquita de Al-Aqsa) no está sola” o “Musulmanes, despertad, apoyad a vuestros hermanos”. En este caso la tensión fue en aumento hasta que la policía intervino empleando material antidisturbios y gas pimienta para dispersar a los manifestantes. Hubo más protestas del mismo calado en otras ciudades y provincias de Turquía.

El miércoles el primer ministro turco Ahmet Davutoğlu condenó sin paliativos en un duro comunicado los acontecimientos ocurridos horas antes en la Explanada de las Mezquitas, y especialmente el hecho de que soldados israelíes hubiesen entrado en el lugar sagrado de la Mezquita de Al-Aqsa, lo que ha motivado también la protesta de Jordania, que ha retirado a su embajador en Israel y presentado una protesta ante el Consejo de Seguridad de la ONU, advirtiendo además que revisará todos sus acuerdos bilaterales con Israel.

“La violación de Israel de la Mezquita de Al-Aqsa, uno de los lugares más sagrados del mundo, representa una profunda barbaridad. Mientras que Jerusalén debería ser una ciudad que representase la paz, ahora a causa de Israel la ciudad se ha convertido en un estado de barbarie. Llevaremos a cabo los esfuerzos necesarios para garantizar que la comunidad internacional dé la respuesta más activa contra la agresión israelí. Hago también un llamamiento al mundo y a la comunidad musulmana para proteger la Mezquita de Al-Aqsa”, declaró el primer ministro turco tras asistir a una reunión con los servicios de inteligencia, añadiendo además que "Jerusalén no puede estar monopolizada por una sola religión", en referencia al judaismo.

La entrada de las fuerzas de seguridad israelíes en el recinto sagrado de la Explanada de las Mezquitas se ha producido en anteriores ocasiones desatando enfrentamientos con los fieles musulmanes que se encontraban en el lugar; sin embargo lo ocurrido el miércoles 5 de noviembre constituye un hecho sin precedentes desde que Israel capturara la Ciudad Vieja de Jerusalén en 1967, ya que en esta ocasión los soldados israelíes arrojaron abundante material antidisturbios contra la Mezquita de Al-Aqsa, causando numerosos destrozos en su interior y dejando 27 heridos. Los militares israelíes, además de entrar con botas en la mezquita (algo que constituye un insulto para los musulmanes) pisotearon también el mihrab, el lugar que indica la dirección de La Meca.

Los incidentes del miércoles se desataron después de que un grupo de colonos y ultranacionalistas judíos insistieran en entrar en la Explanada de las Mezquitas, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes tras las ciudades santas de La Meca y Medina, coincidiendo con la primera semana desde que un militante palestino intentara asesinar al rabino ultraderechista Yehuda Glick, quien en varias ocasiones había instigado a otros grupos judíos a violar el recinto. Glick es partidario además junto con otros extremistas judíos de la idea de reconstruir el Templo de Salomón –destruido definitivamente por los romanos hace casi 2.000 años- en el lugar que ocupa actualmente la Mezquita de Al-Aqsa, y su intento de asesinato ha vuelto a impulsar este debate entre muchos grupos ultranacionalistas de Israel que consideran un deber sagrado un proyecto que podría poner en pie a todo el mundo musulmán.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu aseguró esta semana que no hay planes para cambiar el statu quo en el "Monte del Templo" -como se refieren los judíos a la Explanada de las Mezquitas- después de que una ONG palestina denunciara que la Knesset (parlamento de Israel) planeaba discutir una moción para dividir la Mezquita de Al-Aqsa entre musulmanes y judíos, una propuesta que han apoyado varios miembros del gobierno israelí.

Opina:

  • Condiciones de uso:
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las Condiciones de Uso
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación