Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Internacional

El copiloto del vuelo 4U9525 estrelló deliberadamente el avión

Francia accidente avion germanwings

26-03-2015 - 13:00 CET | Hispanatolia

El fiscal de Marsella confirmó el jueves que las grabaciones de la caja negra indican claramente que uno de los pilotos alemanes se encerró en la cabina e hizo descender el aparato, en lo que parece un suicidio.

El fiscal de Marsella, Robin Brice, confirmó el jueves en rueda de prensa las informaciones difundidas en la noche anterior por diarios como el New York Times, según las cuales uno de los pilotos hizo descender de forma deliberada el Airbus A320 de la aerolínea Germanwings tras encerrarse en la cabina.

En una concurrida y esperada comparecencia ante los periodistas, Brice confirmó los rumores que desde horas antes circulaban por diversos medios: las grabaciones de voz de la primera caja negra recuperada hasta la fecha –la otra, con los datos de vuelo, sigue sin aparecer- no dejan lugar a duda de que uno de los pilotos intentó entrar sin éxito en la cabina de pilotaje, mientras el otro permanecía en su interior y sin articular palabra.

El fiscal detalló cómo durante la primera media hora del vuelo 4U9525 la conversación entre ambos pilotos, de nacionalidad alemana, es la habitual en una cabina de avión y no hay nada reseñable; es al alcanzar la altitud de crucero –unos 10.000 metros- y estabilizar el avión, cuando el comandante Patrick S. sale de la cabina y le entrega los mandos al copiloto, Andreas Lubitz, quien según el fiscal tiene una conversación extraña y “lacónica” con Patrick. Por lo demás, ambos mantienen una conversación en alemán calificada de “normal”.

Es en este momento cuando Lubitz inicia “voluntariamente” –ya que según la fiscalía no es posible hacerlo de otra forma- una maniobra de descenso, y cuando al regresar a la cabina, el comandante se encuentra la puerta de la cabina cerrada. Se oye al comandante golpear la puerta, primero levemente y luego más fuerte, sin obtener ninguna respuesta por parte del copiloto, que según Brice no sólo no responde sino que tampoco atiende las llamadas del control aéreo al detectar un cambio de rumbo.

De hecho, el copiloto no volvería a pronunciar una sola palabra durante los 8 minutos restantes hasta que se estrella el aparato, aunque contrariamente a lo que se sugirió inicialmente no estaba inconsciente, ya que se puede oír en las grabaciones su respiración “normal”. El fiscal de Marsella relató que en los minutos finales se oyen golpes muy fuertes en la puerta que hacen pensar que el comandante u otra persona intentó derribar la puerta al percatarse de que algo anormal ocurría: algo casi imposible debido al blindaje que tienen esas puertas desde el 11-S.

Lo último que se oye en el interior de la cabina es la alarma de colisión, relató Brice, insistiendo en que el copiloto, de 28 años de edad y que llevaba trabajando desde 2003 en Germanwings, no pronunció ni una sola palabra. El fiscal insistió en que hasta ahora no hay indicios que indiquen que se haya tratado de un acto terrorista, y se pronunció más bien por la hipótesis de un “suicidio” si bien matizó que “no puedo hablar de suicidio porque hay 150 personas detrás”. En la historia de la aviación, sin embargo, no sería la primera ocasión en la que un piloto toma la decisión de suicidarse por motivos personales llevándose consigo al resto del pasaje.

Mientras se investiga el entorno del copiloto, formado en la escuela de Lufthansa en Bremen, durante la ronda de preguntas el fiscal –que ha abierto una investigación por “homicidio involuntario”- apuntó otro dato estremecedor: si bien la maniobra de descenso no fue brusca –lo que desde el inicio despertó las sospechas de que no se trataba de un accidente- y los pasajeros por tanto no notaron nada raro, un minuto antes del impacto se comienzan a oír gritos que llevan a pensar que los pasajeros se percataron del problema al ver que el avión volaba demasiado bajo.

VER LA LISTA DE PASAJEROS

Más sobre: franciaaccidentes

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet