Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Eurasia

Pena de muerte para los asesinos de una mujer afgana acusada de quemar el Corán

Afganistan mujeres protestas

06-05-2015 - 16:00 CET | Hispanatolia

Farkhunda, una joven de 27 años, fue brutalmente apaleada y quemada el pasado mes de marzo en Kabul por una turba, desatando una oleada de protestas sin precedentes de las mujeres afganas.

Un tribunal de la ciudad de Kabul condenó a muerte el miércoles a cuatro hombres que estaban siendo juzgados por el brutal asesinato de Farkhunda, una joven de 27 años que murió el pasado mes de marzo apaleada por una turba tras ser acusada falsamente de quemar el Corán, generando una serie de protestas y todo un movimiento social contra las interpretaciones más fundamentalistas del Islam en el país.

Además de las condenas a muerte a cuatro de los acusados, otros ocho recibieron sentencias de 16 años de cárcel, mientras que 18 más fueron puestos en libertad por falta de pruebas sobre su participación en el asesinato de la joven, cuyo cuerpo fue quemado y arrojado a la calle en un acto de inusual crueldad que conmocionó a la sociedad afgana.

La corte, cuyo veredicto puede ser aún apelado, ordenó además la búsqueda y captura de otros tres sospechosos de participar en el brutal crimen, mientras que se espera que en los próximos días se dé a conocer la sentencia sobre un total de 19 agentes de policía afganos acusados de negligencia por no impedir que se cometiera el linchamiento de la joven.

Según se supo después, las acusaciones contra Farkhunda de quemar unas páginas del libro sagrado para los musulmanes fueron falsas. Su madre por el contrario relató durante el juicio que su hija era una buena conocedora del Corán, y que sin embargo fue acusada por un mulá local de quemarlo después de que éste se hubiese sentido ofendido por la joven, que le criticó por cobrar a los fieles por la venta de unos amuletos que contenían oraciones.

Su muerte no obstante no ha sido en vano, y ha servido para remover conciencias en una sociedad marcada tradicionalmente por un estricto conservadurismo en las prácticas religiosas. Las calles de Kabul han sido escenario de numerosas protestas de mujeres que además transportaron el féretro de Farkhunda durante su funeral, algo impensable hace unos años en Afganistán.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet