Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

3 años de cárcel para el estudiante que torturó y mató a un gato

Juicio tribunal

07-05-2015 - 00:00 CET | Hispanatolia

Mustafa Can Aksoy, un universitario de la ciudad de Eskişehir, grabó y difundió a través de Internet un video en el que mostraba cómo torturaba a un gato dejado a su cuidado, en un caso que desató la indignación de la sociedad turca.

Un joven estudiante universitario turco fue condenado el miércoles a tres años de cárcel por un tribunal de la ciudad noroccidental de Eskişehir por torturar y matar a un gato y difundir el video de su acción a través de Internet, en un caso que desató la indignación social y las protestas de las asociaciones de defensa de los derechos de los animales.

Mustafa Can Aksoy, de 21 años de edad y estudiante de la Universidad de Eskişehir, había filmado él mismo el escalofriante video en septiembre de 2013, que consiguió una gran difusión en las redes sociales en febrero del año siguiente; en la grabación se veía al joven mutilando al gato al parecer por haber hecho sus necesidades en su cama. El animal, de nombre İletki, había sido dejado a su cuidado dos días antes por las propietarias de un café local.

Activistas en defensa de los derechos de los animales iniciaron de inmediato una campaña para pedir la condena a prisión del autor del crimen, en un caso que desató un amplio debate social sobre la necesidad de perseguir y castigar a quienes cometen torturas contra los animales.

Durante la primera sesión del juicio, iniciado en julio de 2014, Aksoy causó más controversia con sus declaraciones al justificar lo ocurrido porque se encontraba en estado de embriaguez, y ofrecerse a pagar “el coste del gato” a sus propietarias. “Había bebido alcohol, me enfadé cuando vi que el gato había ensuciado mi cama. No recuerdo cuando agarré el cuchillo y le corté el estómago” dijo entonces el joven.

Finalmente y pese a que el joven aseguró lamentar lo ocurrido, el juez encargado del caso dictó este miércoles la mayor pena posible según la ley al considerar que “el remordimiento expresado por Aksoy no era sincero”. A la salida del juicio y en declaraciones a los medios, el abogado y portavoz de la Plataforma Justicia para los Animales, Mustafa Çakı, consideró la sentencia como un “hito” por considerar a los animales como seres vivientes, y no como una simple propiedad.

Más sobre: Medioambiente

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet