Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Internacional

Turquía condena la expulsión de una diputada belga por no reconocer el genocidio armenio

Belgica mahinur ozdemir

31-05-2015 - 17:00 CET | Hispanatolia

Mahinur Özdemir, miembro de la minoría turca del país y primera diputada belga en vestir el velo, apeló a su derecho a la libertad de expresión para no considerar las muertes de armenios en 1915 como un genocidio.

El gobierno turco ha expresado su profunda preocupación por la decisión del partido belga Centro Democrático Humanista (Centre démocrate humaniste o cdH, en francés) de expulsar a la diputada de origen turco Mahinur Özdemir por negarse a considerar las muertes de armenios en 1915 como constitutivas de un genocidio.

“Estamos estupefactos por esta decisión de un partido político que entra en conflicto con los valores democráticos de Bélgica, un país que tiene hondas raíces en la tradición democrática”, declaraba en un comunicado difundido el domingo un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía, al tiempo que mostró su profunda preocupación por la expulsión de una diputada elegida democráticamente –y que forma parte de los 220.000 turcos que viven en Bélgica- por lo que Ankara considera una cuestión de libertad de expresión.

En un comunicado dado a conocer el viernes, el cdH anunciaba la expulsión del partido de Özdemir –la diputada más joven y la primera con velo en entrar en el parlamento belga- por no cumplir el código “deontológico” de la formación, que incluye el reconocimiento del genocidio armenio.

Según publicaron diarios turcos, Özdemir habría aparecido recientemente en una cadena belga tratando de eludir las preguntas de un periodista que le preguntaba si reconocía la existencia del genocidio armenio; el propio presidente del cdH, Benoit Lutgen, afirmó la semana pasada que “todos los que nieguen el genocidio armenio” serían expulsados de inmediato. Anteriormente a su expulsión, Özdemir había boicoteado también un minuto de silencio guardado en el parlamento belga en conmemoración del genocidio.

En su defensa la parlamentaria de origen turco –ahora diputada independiente- apeló a su derecho a la libertad de expresión subrayando que no existía ninguna decisión judicial que refrendase los argumentos de Armenia y su diáspora sobre la existencia de un genocidio, y recordó además que la resolución emitida en abril por el Parlamento Europeo sobre esta cuestión tampoco era vinculante.

En declaraciones realizadas a la agencia de noticias Anatolia, la ya ex diputada del cdH afirmó que el secretario general de partido, Eric Poncin, le exigió que firmara una declaración reconociendo como genocidio las muertes de armenios en la I Guerra Mundial amenazando con expulsarla del partido si no lo hacía, a lo que Özdemir respondió: “Mantengo mis opiniones sobre este tema, no me echaré atrás. Estoy del lado de la libertad de expresión”.

“Por desgracia, el cdH ha tomado una decisión que es incompatible con el humanismo y la democracia, y ha demostrado que no acata el principio europeo fundamental de la libertad de expresión”, dijo Özdemir, quien acusó además a su antiguo partido de buscar motivos para expulsarla por cubrirse el pelo con el tradicional velo islámico.

“(El presidente del cdH) Benoit Lutgen no me ha ofrecido desde que está en el cargo hace dos años ningún puesto importante en el partido, y rechazó mi petición para presidir una comisión a pesar de que soy la quinta diputada que cosechó más votos en las elecciones del año pasado en Bruselas”, denunció Özdemir.

Miembros de la minoría turca en Bélgica se concentraron el sábado frente a la sede del cdH en Bruselas en protesta por su expulsión del partido. Igualmente, unos 3.000 turcos se manifestaban la semana pasada en la capital belga exigiendo que sean los historiadores, y no los políticos y parlamentarios, quienes determinen si realmente existió un genocidio contra el pueblo armenio a principios del siglo XX.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet