Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

La niña herida por una bomba de barril en Siria será operada en Turquía

Fatma nina herida siria

19-06-2015 - 00:00 CET | Hispanatolia

Fatma sufrió graves quemaduras en su rostro y en una mano durante un bombardeo del régimen sirio; tras huir con su familia a Turquía, un hospital de Hatay se hará cargo de las operaciones para reconstruir su cara.

Fatma, una niña refugiada siria de tres años de edad que resultó gravemente herida por un ataque con bombas de barril lanzado por el ejército sirio, será tratada en Turquía donde será sometida a varias operaciones para tratar de reconstruirle el rostro y su mano.

Así lo confirmaban el martes fuentes del hospital universitario Mustafa Kemal de la provincia turca de Hatay, al sur de Turquía, donde Fatma recibirá tratamiento y cirugía. “Fatma tendrá dos o tres operaciones. Nos centraremos en el tejido perdido en su cara y en el pelo. Tras las operaciones, el rostro de Fatma será como el que tenía antes”, explicó el doctor Mustafa Özkan del departamento de cirugía plástica del hospital tras examinar a la niña.

Fatma, que ahora forma parte de los cerca de dos millones de refugiados sirios acogidos en Turquía huyendo de la guerra en su país, sufrió hace siete meses graves quemaduras en su rostro a consecuencia de la explosión de una bomba de barril, un arma improvisada habitualmente utilizada por el régimen de Bashar al-Assad en sus ataques aéreos sobre zonas pobladas y muy criticada por organizaciones de derechos humanos por los extensos e indiscriminados daños que causa, principalmente en la población civil.

A consecuencia de la explosión, la menor sufrió también la pérdida de los dedos de una de sus manos. Aquello ocurrió hace siete meses, y tras el ataque Fatma y su familia huyeron cruzando la frontera turca para buscar refugio en el distrito fronterizo de Reyhanlı, en la provincia de Hatay.

Su padre, Husen Mahmut el-Ali, sólo tiene palabras de agradecimiento para Turquía por acogerlos y por tratar a su hija. “Esperamos el día en que mi hija se recupere. La gente está cuidando de nosotros, pueda Dios quedar complacido con todos ellos. Damos las gracias al presidente turco, al primer ministro y al pueblo turco. Vosotros siempre habéis sido nuestros hermanos”, declaró Husen a medios turcos.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet