Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

La oposición turca critica la detención de los responsables del diario Cumhuriyet

Cumhuriyet can dundar

27-11-2015 - 16:30 CET | Hispanatolia

Can Dündar, editor jefe del diario Cumhuriyet, y el responsable de su oficina en Ankara, fueron arrestados el jueves por un tribunal de Estambul acusados de espionaje y “divulgación de secretos de Estado”.

La oposición turca y varias organizaciones internacionales han criticado y expresado su preocupación por la detención el jueves del editor del diario turco Cumhuriyet, Can Dündar, y del responsable de la oficina de Ankara Erdem Gül, a raíz de la publicación de una noticia considerada “ilegal” por el gobierno turco.

Tanto la formación pro-kurda Partido Democrático de los Pueblos (HDP) como el principal partido de la oposición, el kemalista Partido Republicano del Pueblo (CHP), han condenado unas detenciones consideradas como un ataque contra la libertad de prensa, de las que responsabilizan además en persona al presidente turco Recep Tayyip Erdoğan.

“Si no son quienes han cometido los crímenes, sino aquellos que informan sobre el crimen, quienes son arrestados, nadie debería decir: ‘En Turquía la prensa es libre y el poder judicial es independiente e imparcial’ “, declaró el líder del CHP, Kemal Kılıçdaroğlu, en un mensaje publicado en su cuenta en Twitter poco después de las detenciones del jueves. “Es un día negro para la democracia y la libertad de prensa”, añadió el jefe de la oposición turca.

Las órdenes de detención preventiva contra Dündar y Gül fueron ordenadas por un tribunal de Estambul bajo los cargos de espionaje y “divulgación de secretos de Estado”, después de que el diario Cumhuriyet publicase el 29 de mayo de 2015 fotografías en las que supuestamente se mostraba a miembros de la Organización Nacional de Inteligencia (MİT) enviando armas a Siria en varios camiones que fueron detenidos en enero de 2014 en Adana, al sur de Turquía.

La detención de los vehículos fue ordenada por un fiscal vinculado según algunos medios al movimiento religioso dirigido por Fethullah Gülen, al que el gobierno acusa de infiltrarse en las instituciones del país para crear un “Estado paralelo” y califica como “organización terrorista”. La publicación de las fotos con miembros del MİT esposados causaron controversia en Turquía, y desataron las iras del gobierno del AKP.

En su momento el gobierno definió el envío de armas y municiones como “ayuda humanitaria” destinada a apoyar a los rebeldes sirios turcomanos –una etnia vinculada cultural e históricamente a los turcos- que combaten al régimen de Assad en el noroeste de Siria, y acusó a Gülen –antiguo aliado de Erdoğan- y sus adeptos de detener el convoy y filtrar la noticia para comprometer al ejecutivo del AKP y dañar su imagen internacional. De hecho, varios medios vinculados a Gülen como el diario Zaman afirmaron entonces que los envíos iban destinados a apoyar al Daesh. En febrero de 2014, un mes después de la divulgación de la noticia, el ejecutivo impuso una censura sobre la publicación de noticias sobre el hallazgo por cuestiones de “seguridad nacional”.

Finalmente el pasado mes de junio, días después de la publicación en Cumhuriyet, el propio Erdoğan presentó una querella criminal a título personal contra Dündar y su periódico acusándolos de publicar imágenes e informaciones “que no se ajustan a la realidad”, al tiempo que definió la publicación de la noticia como una “traición” al Estado.

“Estamos acusado de espiar. El presidente ha dicho que es traición. No somos traidores, espías, ni héroes. Somos periodistas. Lo que hemos hecho ha sido una actividad periodística”, declaró Dündar el jueves antes de testificar ante la fiscalía.

Varias organizaciones internacionales han mostrado también su preocupación por las detenciones, incluyendo la propia embajada estadounidense en Ankara. La Asociación Turca de Periodistas (TGC) criticó que “el coste de esta noticia” haya sido unas detenciones, mientras que el comité para Turquía del International Press Institute (IPI) condenó los arrestos calificándolos como un día negro en la democracia y la libertad de prensa en Turquía. La Unión Europea también se refirió el jueves al arresto de Dündar y Gül definiéndolos como “preocupantes”.

Más sobre: GülenErdoğan

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet