Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Erdoğan: ‘’Turquía no retirará por ahora sus tropas del norte de Irak’’

Erdogan(7)

11-12-2015 - 14:00 CET | Hispanatolia

El presidente turco recordó que las tropas turcas han estado desde 2014 en el norte de Irak entrenando a tropas peshmerga y árabes para combatir al Daesh, que mantiene el control sobre Mosul.

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan declaró el jueves que la retirada de las tropas turcas que permanecen en el norte de Irak como parte del programa de entrenamiento de las fuerzas kurdas peshmerga está por ahora descartado, recordando que el despliegue obedece a los esfuerzos por combatir la presencia del Daesh en la región.

Las tropas turcas en Mosul están allí no como combatientes, sino como formadores. Su número puede variar dependiendo del tamaño de las tropas kurdas peshmerga (a entrenar). Por ahora, retirarlas no está sujeto a discusión”, dijo el presidente turco durante una conferencia de prensa tras la reunión mantenida con los miembros bosnio y croata de la presidencia tripartita de Bosnia-Herzegovina, Bakir Izetbegović y Dragan Čović.

Erdoğan recordó que Turquía ha mantenido tropas en el norte de Irak desde 2002 y que en 2014 se envió un contingente con el consentimiento del primer ministro iraquí, Haider Al-Abadi, para entrenar a las tropas peshmerga del gobierno autónomo kurdo y a petición del propio gobernador de Mosul, la ciudad iraquí tomada en 2014 por el Daesh. El programa de formación, que ha entrenado hasta ahora a 2.500 soldados kurdos peshmerga y a 1.250 árabes, forma parte de los planes ofensivos para retomar Mosul de manos del grupo extremista.

Así mismo el mandatario turco anunció que Turquía, Estados Unidos y el Gobierno Autónomo Kurdo de Irak (KRG, por sus siglas en inglés) celebrarán una reunión el próximo 21 de diciembre para abordar la situación en la región. Así mismo el ministro de defensa turco İsmet Yılmaz realizará en los próximos días una visita a Bagdad, según anunció el viernes el ministro de exteriores de Turquía, Mevlüt Çavuşoğlu. “Decidiremos juntos si incrementamos el número de tropas turcas”, dijo Çavuşoğlu en unas declaraciones televisadas el viernes comentando la disputa con el gobierno iraquí.

El jueves el primer ministro iraquí Haider al-Abadi señaló que la solución a la crisis diplomática entre Turquía e Irak por el despliegue de tropas turcas en el norte del país sólo podía solucionarse con la “retirada total de las tropas turcas del territorio iraquí”. Unas declaraciones producidas un día después de que el líder del KRG, Masud Barzani, viajara a Ankara con la lucha contra el Daesh como principal punto de la agenda bilateral.

Horas antes de las declaraciones de Al-Abadi, una delegación turca encabezada por el vice secretario de exteriores Feridun Sinirlioğlu y el jefe de la Organización Nacional de Inteligencia (MİT) Hakan Fidan, viajaba a Bagdad para tratar de mediar en la cuestión y expresar “el compromiso de Turquía de respetar la soberanía y la integridad territorial iraquí, así como de apoyar a Irak en la lucha contra el terrorismo del Daesh”.

El despliegue de aproximadamente 150 soldados turcos y una veintena de tanques en la región de Bashiqa, al noreste de Mosul, iniciado el pasado 4 de diciembre, ha sido el origen de este nuevo punto de fricción entre Ankara y Bagdad, cuyas relaciones en los últimos años se han erosionado por las políticas sectarias pro-chiíes del predecesor en el cargo de Al-Abadi, Nuri Al-Maliki, y por los crecientes lazos entre Turquía y el gobierno autónomo kurdo de Arbil, al que el gobierno central iraquí acusa de separatismo.

Pese a que Turquía insiste en que este nuevo despliegue de tropas forma parte simplemente del relevo de las tropas que prestan formación desde 2014 a soldados kurdos, árabes y turcomanos en la región para combatir al Daesh, Bagdad ha tildado la acción como una violación de su soberanía. En el fondo de la disputa se encuentra sin embargo la larga disputa territorial que el ejecutivo central de Irak y el gobierno del Kurdistán iraquí mantienen sobre la región de Mosul, una rica región petrolífera, que Bagdad teme ahora que el KRG pueda reclamar para sí con ayuda de las tropas peshmerga entrenadas por el ejército turco.

Erdoğan responde a las protestas de Rusia ante la ONU

El presidente turco también comentó el jueves la propuesta presentada por Rusia ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para protestar por el despliegue de las fuerzas turcas en el norte de Irak, señalando que la medida había sido rechazada y que es Moscú, no Ankara, quien debe explicar su intervención en la región.

“El Consejo de Seguridad rechazó la propuesta. Vamos  a seguir el proceso. Turquía ha elegido cooperar con la coalición internacional contra el Daesh”, declaró Erdoğan. El presidente turco recordó en este sentido que Turquía comparte 911 kilómetros de frontera con Siria y 390 kilómetros con Irak, por lo que la situación en ambos países es de vital importancia para la seguridad nacional de Turquía; es Moscú sin embargo, recalcó Erdoğan, quien debe explicar su presencia en la zona, dado que Rusia no comparte ninguna frontera ni con Siria ni con Irak.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet