Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Las autoridades llaman a la calma tras la muerte en Estambul de tres personas por gripe A

Hospital pacientes infeccion

11-01-2016 - 00:00 CET | Hispanatolia

El ministro de salud turco asegura que no hay razón para el pánico, y que la mayoría de los fallecidos por el virus H1N1 desde que se detectaran los primeros casos en diciembre padecían otras enfermedades.

El virus H1N1, causante de la gripe porcina o gripe A, se cobró el fin de semana otras dos vidas en Estambul elevando así a tres los fallecidos desde el viernes en la ciudad turca, pese a que las autoridades insisten en que no hay motivo para la alarma y piden a la población que no sature los servicios de emergencia ante los primeros síntomas de gripe.

Pese a que estas nuevas muertes han desatado la preocupación pública por los posibles efectos del virus, que entre los años 2009 y 2010 causó una pandemia mundial, el ministro de salud turco Mehmet Müezzinoğlu aseguraba el sábado en declaraciones a la prensa que la mayor parte de las víctimas padecían enfermedades crónicas anteriores y que no había motivo para la alarma por el virus, que hasta ahora ha causado directamente la muerte a 15 personas en el país desde que se detectaron los primeros casos en diciembre.

“La gente no debería asustarse. El número de fallecidos a causa de la gripe porcina es de dos. Los otros pacientes diagnosticados con infección por el virus H1N1 ya sufrían varias enfermedades, tales como problemas renales o enfermedades cardiovasculares, y tenían más de 65 años”, subrayó Müezzinoğlu a los periodistas desde la provincia turca de Afyon. El ministro también negó las informaciones sobre una escasez de vacunas, añadiendo no obstante que éstas no permiten por sí solas eliminar el virus.

Los tres pacientes fallecidos entre el viernes y el sábado por gripe A vivían en el lado asiático de Estambul. Según informó la agencia de noticias turca Doğan, la primera víctima fue un hombre de 57 años que murió en el hospital Lütfi Kırdar del distrito estambulita de Kartal tras haber sido hospitalizado días antes. A ella se sumaban a última hora del sábado otro hombre de 87 años y una mujer de 46. Otro hombre de 44 años continúa recibiendo tratamiento contra el H1N1 en el mismo hospital.

Mientras, según informó la prensa turca otros tres pacientes con síntomas de gripe A se encuentran hospitalizados en una unidad de cuarentena en un hospital del distrito europeo de Bakırköy; dos niños que fueron también diagnosticados con el virus hace una semana en el hospital Çapa de la ciudad continúan también en cuarentena.

La gripe A fue detectada en 2009 en Turquía cuando el virus comenzó a propagarse por todo el mundo; inicialmente una cepa transmitida de los cerdos a los humanos, el virus H1N1 acabó mutando hasta poder transmitirse entre seres humanos, principalmente a través del aire con la tos y el estornudo. Los médicos recomiendan, al igual que con cualquier tipo de gripe, mantener la distancia con los pacientes afectados y lavarse las manos con frecuencia como principal forma de evitar el contagio.

El año pasado el virus causó 30 muertes en toda Turquía. En declaraciones realizadas hace unos días a la agencia Anatolia por el profesor Çağrı Büke, de la facultad de microbiología y enfermedades infecciosas de la Universidad del Egeo, éste afirmó que el virus del H1N1 ha dejado de ser una enfermedad rara para convertirse en una forma más de gripe estacional. “Alrededor del 10 o el 15% de la gente se infecta probablemente con la gripe entre octubre y marzo. Un 60 o 70% de todos estos casos sufrirán de gripe porcina”, aseguró el profesor.

El H1N1 era un virus completamente nuevo en 2009. Sin embargo desde entonces ha evolucionado a una causa de la gripe estacional”, insistió Büke, quien citó entre los “grupos de riesgo” en caso de contraer el virus a las mujeres embarazadas, los ancianos, o aquellos que padezcan obesidad, enfermedades cardíacas crónicas, enfermedades renales o de pulmón, diabetes, y pacientes de cáncer o con enfermedades neuronales.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet