Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Turquía acusa a Rusia de crímenes de guerra en Siria

Siria bombardeos civiles

16-02-2016 - 00:00 CET | Hispanatolia

Pese al ‘’cese de hostilidades’’ acordado en Munich, dos escuelas, un hospital infantil y otro gestionado por MSF fueron bombardeados el lunes en las provincias de Alepo e Idlib, dejando decenas de civiles muertos.

Ankara condenó el lunes duramente los últimos bombardeos llevados a cabo por la aviación rusa sobre varios hospitales en diversas localidades de Siria que causaron la muerte a cerca de medio centenar de civiles, incluyendo mujeres y niños, según cifras proporcionadas por Naciones Unidas.

En un comunicado publicado el lunes, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía condenó unos bombardeos que consideró como un “crimen de guerra” y recordó que Rusia debe aplicar el cese de hostilidades acordado el pasado 11 de febrero en Munich. “Es deplorable observar que en lugar de detener sus ataques aéreos, especialmente los rusos han escalado estos bombardeos en Siria y atacado a civiles, hospitales y escuelas”, decía el comunicado.

Al menos dos escuelas y un hospital infantil en la ciudad de Azaz –bajo control de las fuerzas de la oposición siria- resultaron dañados el lunes durante una serie de ataques aéreos atribuidos a la aviación rusa como parte de su apoyo a la ofensiva de las fuerzas de Bashar al-Assad en la región; otro hospital en la provincia de Idlib gestionado por Médicos Sin Fronteras sufrió también graves daños en otro ataque, que causó la muerte al menos a 11 personas y heridas a unas 25.

“Estos ataques que condenamos firmemente son inadmisibles, y son un crimen de guerra obvio bajo las leyes internacionales. Con semejantes crímenes, la Federación Rusa está provocando que la guerra civil siria se profundice, y una peligrosa escalada bélica en la región... Si la Federación Rusa no pone fin de inmediato a estos ataques –que acaban con la paz y la estabilidad- será inevitable que Rusia afronte mayores y más serias consecuencias”, decía el comunicado ministerial emitido el lunes desde Ankara.

Por su parte el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, expresó su preocupación por unos ataques contra instalaciones médicas en las provincias sirias de Alepo e Idlib que “han dejado cerca de 50 civiles muertos, incluyendo niños”, además de más de un centenar de heridos. “Tales ataques constituyen una violación flagrante de las leyes internacionales”, declaró un portavoz de Naciones Unidas, añadiendo que la ofensiva en el noroeste de Siria “está degradando aún más un sistema sanitario ya devastado e impidiendo el acceso a la educación”, además de sembrar nuevas dudas sobre la viabilidad de los acuerdos alcanzados la semana pasada en Munich.

Aunque Moscú no confirmó ser el autor de los bombardeos, fuerzas aéreas rusas y sirias han estado operando en la región como parte de la ofensiva contra zonas bajo control de la oposición, especialmente en torno a la ciudad de Alepo. Según datos de la Red Siria para los Derechos Humanos, las fuerzas sirias y rusas han sido responsables de 1.195 de las 1.395 muertes de civiles registradas en Siria sólo durante el pasado mes de enero.

Davutoğlu: Rusia manipula con su amenaza de una “guerra mundial”

Por otro lado el primer ministro turco Ahmet Davutoğlu acusaba el lunes a Rusia de recurrir deliberadamente a la amenaza de una posible guerra mundial para poder imponer su política en Siria e impedir la intervención de otros países.

“Rusia se está metiendo conscientemente en una operación de imagen sugiriendo que ‘podría haber una guerra mundial’ “, dijo el premier turco el lunes en declaraciones durante su viaje a Kiev, donde acudió para una visita oficial de un día a Ucrania. “No debemos dejarnos engañar por esta operación de imagen”.

El sábado el primer ministro ruso Dmitri Medvedev advirtió que las tensiones entre Rusia y Occidente estaban llevando al mundo a “una nueva guerra fría”. “Prácticamente a diario, se nos está describiendo como la peor de las amenazas, ya sea para toda la OTAN, para Europa, para Estados Unidos o para otros países”, dijo Medvedev.

La réplica le llegó el domingo de boca del secretario de exteriores británico Philip Hammond, quien en una entrevista televisada recordó al Kremlin que la única persona que podría poner fin de inmediato a la guerra civil en Siria “con una simple llamada de teléfono” es el presidente ruso Vladimir Putin, y recalcando que tanto si Assad sigue en el poder como si se va depende de la voluntad de Rusia.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet