Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Salen en libertad tras 3 meses en prisión los dos responsables del diario turco Cumhuriyet

Cumhuriyet gul dundar

26-02-2016 - 12:00 CET | Hispanatolia

Comentarios

Can Dündar y Erdem Gül, juzgados por espionaje y divulgación de secretos de Estado, salieron el viernes de prisión después de que el Tribunal Constitucional dictaminase que se violaron sus derechos.

El editor jefe del diario turco Cumhuriyet, Can Dündar, y el responsable de la oficina de Ankara del periódico, Erdem Gül, fueron puestos en libertad en la madrugada del viernes sólo horas después de que el Tribunal Constitucional dictaminase que se habían violado sus derechos fundamentales, tras pasar 92 días en prisión acusados de cargos de espionaje.

El Constitucional de Turquía se reunió el jueves tras la demanda presentada el pasado 17 de febrero por los abogados de Dündar y Gül, y decidió por una mayoría de 12 votos contra 3 que se habían infringido los derechos de ambos acusados al ordenar su arresto el pasado mes de noviembre.

Los derechos individuales, así como la libertad de prensa y de expresión, han sido violados”, explicó el alto tribunal en su pronunciamiento. Los letrados de ambos periodistas habían presentado una demanda ante el alto tribunal al considerar que el derecho a la libertad de expresión, a la libertad de prensa, y el derecho a la libertad personal y de seguridad, habían sido violados con su ingreso en prisión preventiva.

Tras la decisión del Constitucional, ambos fueron puestos en libertad a primera hora del viernes por orden de la corte de Estambul encargada del caso aunque con la prohibición de abandonar el país. A la salida de la prisión de Silivri a las afueras de la ciudad, que ambos abandonaron en torno a las 3:15 de la madrugada (2:15 CET), los dos periodistas fueron recibidos por un gran número de simpatizantes y amigos además de por sus familiares, así como dos diputados del principal partido de la oposición, el CHP.

“Pedimos disculpas por haberos hecho esperar tanto”, declaró Dündar a los reporteros que aguardaban a las puertas de la prisión. “Ya sabéis, el 26 (de febrero) es el aniversario del presidente Erdoğan. Estamos felices de celebrar su cumpleaños con esta decisión de puesta en libertad”, añadió en tono irónico refiriéndose al presidente turco, que se ha personado en el caso contra ambos responsables del diario Cumhuriyet.

Dündar, que calificó de “histórica” la decisión tomada por el Tribunal Constitucional, afirmó que la sentencia “ha abierto el camino no sólo para nosotros, sino para todos nuestros compañeros de profesión, en términos de libertad de prensa y libertad de expresión”. “No tenemos resentimiento, no estamos enfadados, pero estamos determinados a seguir luchando. Continuaremos defendiéndonos, y nuestras voces se harán oír más alto”, afirmó.

El máximo responsable del diario Cumhuriyet quiso también dar las gracias a quienes desde su ingreso en prisión les han expresado su apoyo, y muy especialmente a aquellos periodistas que de forma voluntaria se mantuvieron día tras día sentados frente a la prisión de Silivri como parte de una protesta bautizada como “la Vigilia de la Esperanza” (Umut Nöbeti, en turco).

“En primer lugar, nos gustaría dar las gracias a nuestros vigías de la esperanza por darnos esperanza desde ese pequeño puesto. Hemos sido testigos de que un pequeño stand puede hacer arrodillarse a un palacio gigante”, añadió Dündar en referencia al polémico palacio presidencial construido por Erdoğan.

Por su parte Gül también hizo unas breves declaraciones a los periodistas a la salida de la cárcel, en las que lamentó que la corte local de Estambul encargada de juzgar su caso no hubiese llegado a las mismas conclusiones que el Tribunal Constitucional, ordenando en noviembre su ingreso en prisión. “Hemos sido puestos en libertad, pero esto no significa que la cuestión de los periodistas en prisión se haya terminado... Tenemos amigos tras los barrotes y nuestra batalla tiene que continuar por ellos. A partir de ahora, esta unidad debería continuar frente a las presiones contra la prensa”, destacó Gül.

Todos los partidos políticos con representación en el parlamento turco se mostraron satisfechos por la decisión de poner en libertad a los dos conocidos periodistas, incluyendo el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo, cuyo diputado por Çanakkale y vice presidente del grupo parlamentario, Bülent Turan, dijo sentirse “feliz” por la sentencia del Constitucional y consideró injusto que se acuse a su partido de interferir en el proceso judicial contra Gül y Dündar. “Consideraremos la decisión de la corte local tan legal como el veredicto del Tribunal Constitucional”, dijo Turan, subrayando la importancia de llevar a cabo un juicio sin prisión preventiva.

Un caso similar al de Assange o Snowden

Por su parte el portavoz del presidente turco, İbrahim Kalın, no quiso hacer demasiados comentarios sobre la decisión del Constitucional, si bien comparó el caso de ambos periodistas con el de Julian Assange o Edward Snowden, lo cuales englobó como juicios por “espionaje”, al tiempo que criticó las diferentes varas de medir a la hora de opinar sobre los procedimientos legales si éstos tienen lugar en países occidentales o en Turquía.

“Es inaceptable”, insistió Kalın, recordando que Estados Unidos ha presentado demandas contra estas personas, que podrían ser condenadas a largas penas de prisión si finalmente son capturadas y juzgadas. “El caso sigue en marcha. Esta es una decisión de puesta en libertad, no una absolución... Vamos a seguir los procedimientos legales muy de cerca”, subrayó.

Pese a su salida de la prisión de Silivri el viernes, tanto Dündar como Gül se enfrentan a una posible condena a cadena perpetua en el juicio que tiene previsto iniciarse el próximo 25 de marzo. Ambos fueron arrestados a finales de noviembre bajo los cargos de espionaje y “divulgación de secretos de Estado” después de que el diario Cumhuriyet publicase el 29 de mayo de 2015 fotografías en las que se mostraba a miembros de la Organización Nacional de Inteligencia (MİT) supuestamente enviando armas a Siria en varios camiones que fueron detenidos en enero de 2014 en Adana, al sur de Turquía. La detención de los vehículos fue ordenada por un fiscal que más tarde fue cesado acusado de colaborar con una organización ilegal.

La publicación de las fotos con miembros del MİT esposados causó una gran controversia en Turquía y desató las iras tanto del gobierno como del presidente turco,  que definió la publicación de la noticia como una “traición” al país y se ha personado en la acusación contra los dos responsables del diario, que niegan los cargos. Varias organizaciones internacionales y asociaciones de periodismo, además de la Unión Europea, han mostrado su preocupación y criticado el caso abierto contra Dündar y Gül.

Más sobre: Erdoğan

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet