Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

La UE podría aplicar la exención de visado para los ciudadanos turcos a partir de junio

Ue turquia cumbre

08-03-2016 - 12:00 CET | Hispanatolia

Comentarios

La medida forma parte del principio de acuerdo alcanzado el lunes entre los 28 Estados miembros de la UE y Turquía para frenar la llegada de refugiados e inmigrantes a Europa.

La Unión Europa y Turquía alcanzaron el lunes un principio de acuerdo por el que los 28 Estados miembros proporcionarán otros 3.000 millones de euros adicionales en fondos destinos a ayuda a los refugiados, a la vez que Bruselas acelerará los avances hacia la integración turca en la UE, incluyendo la exención de visado para que los ciudadanos turcos puedan viajar libremente por la UE, que en principio estaba acordada para finales de este año y que podría adelantarse ahora a finales de junio.

Hay una nueva propuesta. Estamos intentando allanar el camino para resolver este proceso, es por eso por lo que hay una nueva propuesta”, dijo un portavoz del primer ministro turco a la prensa al inicio de la reunión del lunes. “No estamos aquí para hablar sólo sobre inmigración. Por supuesto el proceso de adhesión de Turquía a la UE es para nosotros una cuestión a tratar también aquí. Nuestros socios (europeos) tienen buenas intenciones, y nosotros tenemos buenas intenciones. Todos queremos resolver esto”, agregó.

Según adelantó el presidente europeo Donald Tusk a los periodistas tras finalizar la cumbre Turquía-UE del lunes, los 28 y Ankara habrían llegado a un acuerdo sobre seis propuestas realizadas por Turquía, incluyendo el retorno de los inmigrantes irregulares, la aceleración de la liberación de visado para los ciudadanos turcos, y medidas para compartir la tarea de ayudar a los refugiados sirios.

A lo largo de las 12 horas durante las que se prolongaron las negociaciones, la delegación turca encabezada por el primer ministro Ahmet Davutoğlu llevó la iniciativa presentando nuevas propuestas a sus socios europeos para frenar la llegada de inmigrantes irregulares, pero Turquía insistió además en que cualquier acuerdo debería ir acompañado de avances también en las negociaciones para la integración de Turquía en la UE.

Uno de los puntos acordados fue que los 28 darán hasta 2018 otros 3.000 millones de euros a Ankara para asistir a los refugiados, adicionales a otros 3.000 millones de euros ya prometidos por Bruselas pero que sin embargo el gobierno turco a fecha de hoy aún no ha visto: en este sentido, el encuentro del lunes también sirvió para acelerar el desembolso de estos fondos tras las presiones y protestas de Ankara, unos fondos que podrían financiar los primeros proyectos en Turquía para finales del presente mes de marzo.

A este respecto, Davutoğlu recalcó que tanto los fondos ya prometidos como los acordados el lunes, irán por completo destinados a ayudar a los refugiados sirios: “Ni un solo euro irá para los ciudadanos turcos. Cada céntimo será gastado en los refugiados sirios”, insistió el primer ministro turco.

Davutoğlu también quiso responder también a ciertas informaciones publicadas en algunos medios que han presentado las propuestas con las que acudió Turquía a la cumbre como si Ankara estuviera pidiendo dinero a la Unión Europea. “Turquía no pide dinero a nadie”, subrayó Davutoğlu, recordando que su país ha estado utilizando “su propio presupuesto nacional” para ayudar a los refugiados. “Lo que queremos es que se comparta por igual la carga de los refugiados sirios”, insistió.

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, se mostró no obstante más comedido a la hora de garantizar esos 3.000 millones de fondos adicionales para los refugiados, y en declaraciones a la prensa señaló que la petición de Turquía requerirá el visto bueno del Europarlamento y que los países miembros de la UE “estén dispuestos a poner dinero sobre la mesa”.

Un plan para frenar la inmigración irregular en el Egeo

Según la propuesta presentada el lunes por la delegación turca ante los 28 y que aún está pendiente de ser ratificada, se emplearía una fórmula por la cual por cada refugiado sirio que llegue a las islas griegas y que sea readmitido por Turquía, otro refugiado sirio que se encuentre en Turquía será alojado por un Estado miembro de la UE. De este modo Turquía se muestra dispuesta a recibir de vuelta a todos aquellos refugiados o inmigrantes que de forma irregular traten de llegar a territorio de Grecia –y de la UE- desde sus costas, pero los 28 a su vez se comprometerían a compartir el coste de asistir a los refugiados.

La idea, presentada por el propio primer ministro turco, fue defendida por éste –y posteriormente también por varios representantes de la UE- como una fórmula para desalentar la inmigración ilegal y combatir a las mafias que tratan de aprovecharse de la situación utilizando la ruta del Egeo para llegar a Europa. “Nuestro principal objetivo es humanitario. No queremos ver a mujeres y niños muriendo en el Mar Egeo”, señaló Davutoğlu. “Tenemos múltiples desafíos ante nosotros. La única forma de responder a estos desafíos es la solidaridad”, dijo el premier turco a los periodistas antes del inicio de la cumbre.

Pese a sus reticencias sobre una propuesta que fuentes de Bruselas señalan que ha gustado a unos países mientras que otros “aún deben estudiarla”, el presidente francés François Hollande hizo hincapié en que la cumbre del lunes “ha sembrado la esperanza de que la cuestión de los refugiados puede ser abordada por medio de la solidaridad en Europa, y de la eficiencia y la cooperación con Turquía”.

El plan es fácil de explicar, pero difícil de aplicar: se trata de la seguridad de la frontera exterior de la UE, de cooperación con Turquía y de solidaridad con Grecia. Eso es lo que Francia va a defender”, resumió Hollande. “La verdad es que Turquía acudió a la cumbre con propuestas atractivas”, reconoció también el primer ministro griego Alexis Tsipras.

Por su parte la canciller alemana Angela Merkel confirmó la buena acogida general de la Unión Europea y en concreto de Berlín a las propuestas de Ankara, pero añadió que se necesita tiempo para estudiarlas a fondo de cara a la próxima cumbre que se celebrará los días 17 y 18 de marzo, donde están centradas ahora todas las miradas con la esperanza de que pueda retornar la normalidad a las fronteras de la UE para finales de este año.

Turquía se ha convertido en el país con mayor número de refugiados del mundo, con cerca de 3 millones de refugiados registrados en su territorio, en su gran mayoría sirios pero también iraquíes, de los cuales aproximadamente un cuarto de millón viven en campos construidos por las autoridades turcas y distribuidos por varias provincias del sureste fronterizas con Siria.

A esto hay que añadir la ayuda directa que tanto el gobierno como agencias humanitarias turcas proporcionan a la población al otro lado de la frontera, bien mediante envíos humanitarios a la población o construyendo campos e instalaciones para los refugiados en territorio sirio e iraquí. Según cifras de la propia Comisión Europea publicadas a finales de 2015, el Estado turco ha gastado hasta la fecha más de 7.000 millones de euros de sus propios fondos en asistir a los refugiados.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet