Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

El periódico turco armenio ‘’Agos’’ cumple 20 años

Agos hrant dink

11-04-2016 - 00:00 CET | Hispanatolia

El semanario bilingüe afronta su futuro centrado en dar a conocer los problemas de las minorías en Turquía pero arrastrando el recuerdo del asesinato en 2007 de su editor-jefe, Hrant Dink.

El pasado 5 de abril se cumplían 20 años de la fundación del diario bilingüe turco-armenio “Agos”, fundado a finales de los años 90 por un grupo de jóvenes armenios incluyendo Hrant Dink, quien tiempo más tarde se convertiría en su editor-jefe hasta su asesinato en el año 2007 a manos de un ultranacionalista turco.

Considerado una importante figura intelectual en el seno de la comunidad armenia que reside en Estambul, Dink se enfrentó a los tabús de la sociedad y la política de Turquía a la hora de abordar temas como la discusión sobre el genocidio armenio, el respeto a los derechos humanos o la situación de las minorías en Turquía, lo que le llevó ante la justicia por el infame Artículo 301 que perseguía el “insulto a la identidad nacional turca”.

Muchos piensan que esta persecución dentro y fuera de los tribunales fue lo que condujo al asesinato de Dink, aunque su muerte sirvió también para avivar las conciencias de una gran parte de la sociedad que hasta entonces había permanecido en silencio. Al final, los asesinos de Dink consiguieron justo el objetivo contrario al que se proponían con su muerte, porque el 301 fue reformado y la discusión sobre la deportación masiva de armenios en 1915 –que Armenia considera un genocidio- dejó de ser un tema prohibido.

Hoy día Agos, una palabra que hace referencia a la siembra de la cosecha, se ubica en una oficina en el distrito de Şişli distinta a la que ocupaba en 2007, situada a unos doscientos metros de la actual, y en cuya puerta fue asesinado de un disparo en la cabeza Hrant Dink. Su actual editor-jefe, Yetvart Danzikyan, cuenta que aunque abandonar la sede original fue difícil, también resultaba duro continuar allí.

“Caminar alrededor de esa placa (que recuerda el sitio exacto donde Dink cayó muerto un 19 de enero de 2007) era un sentimiento duro”, dijo Danzikyan en declaraciones a la agencia de noticias turca Anatolia. La actual sede es un edificio de tres plantas que hasta los años 90 funcionó como escuela armenia, aunque hace años que dejó de tener estudiantes.

Pese al cambio de sede, un pequeño apartamento que servía de oficina para Dink se ha mantenido intacto y será convertido en un pequeño museo dedicado al periodista turco-armenio, según afirma Danzikyan.

Con 18 personas contratadas y una circulación semanal de unos 4.000 ejemplares, Agos es un periódico más bien pequeño pero muy influyente; de hecho, si bien Turquía y especialmente Estambul tiene una larga tradición de publicaciones en lengua armenia que se remonta al Imperio Otomano, Agos es la única que se publica en dos idiomas –turco y armenio- sirviendo de puente cultural entre ambos mundos. Su edición digital, además del turco y el armenio, incluye además desde hace un par de años una versión en inglés.

Ejemplos de otros periódicos armenios en Turquía son el veterano diario Jamanak –publicado desde 1908, hace más de un siglo- o Nor Marmara (Nuevo Mármara), que se publica desde 1940 a diario salvo los domingos; sin embargo el primero se publica íntegramente en armenio, mientras que Nor Marmara incluye un pequeño suplemente semanal en turco los viernes.

Otro de los objetivos de Agos según su actual editor-jefe es la promoción del armenio occidental, una variante del armenio hablada por la minoría armenia que vive en Estambul pero también en Siria y Líbano. Danzikyan explica que un problema básico es que el armenio occidental no está presente en los medios de comunicación en Turquía, por lo que las nuevas generaciones han perdido su uso. La guerra en Siria ha hecho también que muchos de sus hablantes se hayan convertido en refugiados, arriesgándose a perder sus raíces y su cultura.

Con lectores en grandes ciudades del país como Estambul, Ankara o İzmir, así como en la región sureste de Turquía, Agos también tiene numerosos suscriptores en el extranjero especialmente en Francia y Estados Unidos, países que albergan a una importante comunidad armenia.

Desde su fundación Agos se ha centrado en la política turca pero también en temas de actualidad e importancia no sólo para la comunidad armenia en Turquía, sino para otras minorías del país tales como kurdos, griegos o judíos. De hecho, Danzikyan señala que una de las líneas editoriales del semanario es apoyar una solución al problema kurdo. “Sabemos que cuando el problema kurdo se resuelva, todo el mundo en Turquía vivirá mejor”, afirma.

Danzikyan por último vuelve a referirse a Hrant Dink para recordar el impacto que tuvo en toda una generación de armenios, tanto por sus hechos en vida como por los sentimientos que dejó con su súbita muerte. “En nuestras vidas está esta enorme realidad del asesinato de Hrant Dink. Esta realidad también ha afectado a la vida de Agos”, reconoce Danzikyan, quien no obstante añade que el asesinato de Dink también sirvió para que las nuevas generaciones de armenios en Turquía alzaran con más fuerza su voz.

“Hablan de forma más valiente”, asegura el editor-jefe de Agos, añadiendo que esto es algo que hace 20 años, cuando se fundó el semanario, resultaba impensable.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet