Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Eurasia

Continúan las protestas en Egipto tras la cesión de dos islas a Arabia Saudí

Egipto protesta partidarios morsi

17-04-2016 - 15:00 CET | Hispanatolia

Crece la indignación entre la sociedad egipcia por la decisión del gobierno del presidente Al-Sisi de ceder la soberanía de dos estratégicas islas a los saudíes a cambio de la ayuda financiera de Riad.

Varias manifestaciones tuvieron lugar el sábado por segundo día consecutivo en Egipto tras las multitudinarias protestas que vivió el país el viernes por la reciente decisión del presidente egipcio de ceder la soberanía de dos estratégicas islas del Mar Rojo a Arabia Saudí, lo que para muchos egipcios ha sido la gota que ha colmado el vaso en las políticas de este ex jefe de las fuerzas armadas aupado al poder, tras el golpe de Estado que el 3 de julio de 2013 depuso al presidente electo Mohamed Morsi.

Tanto diputados y partidos de la oposición como organizaciones políticas que apoyan la reinstauración de Morsi en el poder, respaldaron las protestas del viernes que el sábado tuvieron su continuidad en lugares como las universidades de Alejandría, Menufiya y Tanta, en el Delta del Nilo, donde grupos de estudiantes colocaron pancartas en los que podían leerse lemas tales como “No vas a vender Egipto”, en referencia al actual presidente Abdel Fattah al-Sisi.

El acuerdo, rubricado la semana pasada entre El Cairo y Riad, otorga la soberanía de las islas de Sanafir y Tirán a Arabia Saudí, desatando las iras tanto de la débil oposición egipcia como de gran parte del público, quien ha manifestado su indignación especialmente a través de las redes sociales. Con una extensión de 80 kilómetros cuadrados en el caso de Tirán, y de 33 kilómetros cuadrados para Sanafir, ambas islas poseen una enorme importancia estratégica ya que prácticamente controlan y cierran el paso al Golfo de Aqaba.

El gobierno egipcio ha defendido la decisión –que aún debe ser ratificada por el parlamento nacional- argumentando que ambas islas pertenecían originalmente a Arabia Saudí y que éste país le pidió a Egipto en 1950 que las protegiera de Israel; tras ser capturadas durante la Guerra de los Seis Días en 1967, Israel las devolvió a soberanía egipcia tras el tratado de paz de 1979. En respuesta a esta explicación sin embargo, los egipcios se han lanzado a redes sociales como Facebook o Twitter para mostrar imágenes de mapas antiguos que demostrarían que Sanafir y Tirán ya pertenecían desde mucho antes a Egipto, al menos desde 1840 según algunas fuentes.

Algunos movimientos políticos como el denominado 6 de Abril, que jugó un importante papel durante las protestas que en 2011 desataron la caída de Hosni Mubarak en lo que entonces se bautizó como la “Primavera Árabe”, ya han anunciado que enviarán voluntarios a ambas islas para izar en ellas la bandera de Egipto, así como que se preparan para celebrar manifestaciones el próximo 25 de abril coincidiendo con el aniversario de la retirada final de las tropas israelíes de la Península del Sinaí, en 1989.

Durante las protestas desatadas el viernes más de cien personas fueron detenidas en ciudades como la capital, El Cairo, así como en otras localidades del país, pese a las fuertes restricciones impuestas por las autoridades contra cualquier manifestación contra el gobierno. Los manifestantes, que acusaron al gobierno de Al-Sisi de entregar las dos islas a Riad a cambio de favores políticos y económicos, se enfrentaron a la policía antidisturbios que empleó gases lacrimógenos para dispersarlos.

“¡Márchate, márchate!” gritaban muchos de ellos, en lo que constituyen las primeras protestas populares de importancia que afronta Al-Sisi desde que en 2014 se convirtiera en presidente en unas controvertidas elecciones casi sin oposición, en las que obtuvo cerca del 97% de los votos con una participación que no llegó al 48%, según los propios datos del gobierno.

Pese a la evidencia del malestar en las calles de muchas ciudades egipcias en la jornada del viernes, los medios de comunicación tanto públicos como privados del país recibieron instrucciones de no cubrir las manifestaciones, especialmente las cadenas de televisión, que emitieron en su lugar programas alternativos o se limitaron a hablar de “protestas pequeñas”. El propio Ministerio del Interior de Egipto había advertido además a los ciudadanos que no tomasen parte en unas marchas calificadas de “ilegales”.

Muchos de los manifestantes declaran abiertamente que su indignación no es únicamente por la decisión de ceder la soberanía de ambas islas estratégicas a los saudíes –que jugaron un papel clave en el apoyo al actual presidente durante el golpe militar que derrotó a Morsi- sino que ésta es la gota que colma la paciencia de un malestar por la situación general en el país.

Lo que más ha enojado a muchos egipcios además es el momento especial en el que ha tenido lugar este acuerdo, coincidiendo con el anuncio por parte de Riad de una ayuda en préstamos por valor de varios miles de millones de dólares al gobierno egipcio, lo que para muchos representa la evidencia de que el actual presidente ha vendido la soberanía nacional a cambio de la ayuda económica de Arabia Saudí.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet