Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Un 30% de los habitantes de Kilis han huido de la provincia por los bombardeos del Daesh

Kilis ambulancia ataque

27-04-2016 - 21:00 CET | Hispanatolia

El gobierno turco anunció esta semana nuevas medidas para la provincia fronteriza de Kilis, donde 17 personas han muerto y más de 60 han sido heridas desde enero por la caída de proyectiles.

Alrededor de un 30% de los habitantes de la provincia de Kilis, ubicada en el sureste de Turquía y fronteriza con el norte de Siria, han emigrado a otras provincias vecinas en los últimos meses desde que a principios de año comenzaran los ataques sobre territorio turco por parte del Daesh.

De acuerdo a informaciones publicadas en la prensa local, muchos habitantes se han marchado o están planteándose hacerlo en cuanto sea posible a causa de los ataques con cohetes Katyusha desde el lado sirio de la frontera, situada a apenas 5 kilómetros de la ciudad de Kilis y que separa a la provincia de la región siria de Al-Bab, controlada actualmente por el autoproclamado Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe).

Cerca de medio centenar de cohetes han caído en Kilis o en sus alrededores desde que comenzaran los primeros ataques el pasado 18 de enero, dejando hasta la fecha 17 víctimas mortales y más de 60 heridos, y obligando a cerrar los colegios.

De hecho, prácticamente el 90% de los estudiantes de Kilis han dejado de asistir a clase por el peligro que supone la caída de estos proyectiles, que han hecho que muchos padres teman enviar al colegio a sus hijos, según aseguraron representantes en la provincia del sindicato educativo Eğitim-Sen; éstos afirman que hasta 600 profesores de la provincia han solicitado en los últimos meses un trasladado a un nuevo destino por la situación en Kilis, que es además una de las provincias que acoge más refugiados sirios en Turquía, hasta el punto que la población de éstos –en torno a los 130.000- supera a la de la propia capital provincial.

El impacto económico también ha sido grande en una ciudad en la que muchos de sus habitantes evitan salir a la calle, llevando al cierre a muchas tiendas y comercios bien por falta de clientes o bien por el propio riesgo de abrir los negocios ante los ataques del Daesh. Organizaciones locales señalan además que el precio de la vivienda ha caído hasta un 35% en la provincia a causa del desplome de la demanda.

El martes, el ejército turco bombardeó con artillería pesada varias posiciones del Daesh al otro lado de la frontera tras la caída de nuevos proyectiles, matando a más de una docena de miembros del grupo. Según indicaron fuentes militares citadas por la prensa turca, los objetivos atacados se encontraban a unos 12 kilómetros al sur de la frontera con Kilis. El domingo, varios cohetes cayeron por enésima vez en Kilis, esta vez cerca de una histórica mezquita en el centro de la ciudad y a sólo cien metros de la sede del gobernador provincial, matando a dos personas –una de ellas un refugiado sirio- e hiriendo a otras diez.

Estados Unidos anunció también el martes que desplegaría sistemas de artillería móvil de largo alcance (HIMARS) en la zona para intentar frenar los lanzamientos con cohetes Katyusha del Daesh, después de que el gobierno turco reconociera que pese a los ataques de represalia la mayoría de los lanzacohetes se ubican en unidades móviles, por lo que resulta muy difícil localizaros y destruirlos.

Así mismo el lunes el vice primer ministro turco Numan Kurtulmuş anunció la puesta en marcha de un plan de cuatro puntos para Kilis, que incluye redoblar la presencia militar en esa zona de la frontera limítrofe con los territorios sirios en poder del Daesh, así como el despliegue adicional de drones y otros vehículos para redoblar la vigilancia transfronteriza.

Otras medida aprobadas por el ejecutivo incluyen un fondo de hasta 10 millones de liras –unos 3 millones de euros- para pagar indemnizaciones a los comerciantes y empresarios que se hayan visto afectados económicamente por los ataques, así como medidas de asistencia tanto médica como psicológica a la población local, incluyendo el uso de ambulancias blindadas y la construcción urgente de un nuevo hospital con capacidad para entre 250 y 300 camas.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet