Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Internacional

Turquía llama a consultas a su embajador en Bangladesh tras la ejecución de un político islamista

Bangladesh nizami juicio jamaat

12-05-2016 - 13:00 CET | Hispanatolia

Motiur Rahman Nizami, líder del principal partido islamista de Bangladesh, fue ejecutado en la horca tras ser condenado por crímenes de guerra en un juicio muy cuestionado por organizaciones de derechos humanos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía llamó a consultas a su embajador en Bangladesh en protesta por la muerte en la horca del antiguo líder del Jamaat-e-Islami, el mayor partido de orientación islamista del país e ilegalizado en 2013 por el Tribunal Supremo bangladesí.

Fuentes diplomáticas confirmaron a medios turcos bajo condición de anonimato –por no estar autorizadas a realizar declaraciones a la prensa- que el embajador de la República Turca en Bangladesh, Devrim Öztürk, tenía previsto llegar a Ankara el jueves en un vuelo después de que el miércoles el ministerio de exteriores condenara enérgicamente la ejecución por ahorcamiento en Dhaka de Motiur Rahman Nizami, antiguo líder de la formación islamista.

“Condenamos enérgicamente la ejecución dado que consideramos que Nizami no merecía semejante castigo”, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía en un comunicado, recordando además que durante los tres últimos años Ankara ha hecho repetidos llamamientos al gobierno de Dhaka para que suspenda las ejecuciones, así como expresado su preocupación por el peligro de que éstas desaten las tensiones sociales en Bangladesh.

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan también condenó la ejecución del antiguo líder islamista, alguien “que supera los 70 años de edad y que consideramos que no ha cometido ningún mal”. “Creo que la proliferación de odio y las órdenes de llevar a cabo semejantes sentencias de muerte pese a nuestras reiterados requerimientos, no es ni una forma justa de gobernar ni una mentalidad democrática”, declaró el Presidente de la República en un comunicado.

Nizami fue ahorcado el miércoles en la prisión central de Dhaka después de que un tribunal confirmara en octubre de 2014 las acusaciones de haber cometido atrocidades en 1971 durante la guerra de independencia de Bangladesh, cuando éste país se separó de Pakistán con ayuda de la India. Según informó el ministro del Interior de Bangladesh, Asaduzzaman Khan, el anciano de 73 años fue ahorcado en medio de fuertes medidas de seguridad a las 00:10 horas del miércoles (hora local). “Manteneos pacientes”, fueron las últimas palabras pronunciadas por Nizami antes de ser conducido a la hora, según declaró posteriormente a los medios su propio hijo.

La ejecución del lider del  Jamaat-e-Islami se produjo después de que la Corte Suprema de Bangladesh rechazara el 5 de mayo un último intento de que Nizami solicitara la clemencia presidencial para conmutar su sentencia a muerte. En junio de 2014 el tribunal encargado de juzgar los crímenes de guerra ya había pospuesto su veredicto contra Nizami, el último gran encausado en el proceso, a causa de su delicado estado de salud.

Pese a que en el exterior de la prisión de Dhaka muchos activistas locales festejaron su muerte, el movimiento islamista convocó una huelga general por todo el país para este jueves en protesta por su ejecución. En Turquía, varias ONGs realizaron también concentraciones de protesta frente a la embajada de Bangladesh en Ankara y en un parque público de Estambul.

Nizami, quien sirvió como ministro de Agricultura y ministro de Industria de Bangladesh entre los años 2001 y 2006, asumió la dirección de Jamaat-e-Islami en 2001 de manos de su predecesor, Ghulam Azam. Después de que en 2010 el gobierno de Bangladesh comenzara a investigar y perseguir los crímenes cometidos durante la guerra de independencia con Pakistán de 1971, varios miembros del partido fueron encausados desatándose protestas por todo el país, siendo uno de ellos el propio Nizami, a quien las autoridades bangladesíes consideran que actuó como el líder de las milicias Al-Badr durante la guerra.

Si bien en un principio los juicios por los crímenes de guerra de 1971 despertaron apoyos entre parte de la comunidad internacional –incluyendo la Unión Europea- y algunos grupos de defensa de los derechos humanos, en 2011 organizaciones como Human Rights Watch ya comenzaron a mostrar su preocupación por el proceso, criticando la falta de transparencia o las presiones y amenazas contra abogados y testigos de los acusados.

Aunque los detractores de Nizami en Bangladesh le consideran un colaboracionista con Pakistán durante la guerra de independencia, sus partidarios afirman que tanto él como el partido fueron siempre firmes defensores de la unidad con Pakistán pero por medio únicamente de la acción y la campaña política, rechazando cualquier vinculación con los crímenes que –admiten- cometió el ejército paquistaní en Bangladesh.

Más sobre: - Asia

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet