Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

15 años de prisión para la mujer que mató a su marido por obligarla a prostituirse

Adana mujer asesinato marido

09-06-2016 - 13:00 CET | Hispanatolia

La defensa había pedido la libre absolución de la mujer, sometida a malos tratos por su marido, alegando que el asesinato fue en ‘’legítima defensa’’: una opinión compartida por el presidente del tribunal.

Una mujer turca que mató a su marido por obligarla a ejercer la prostitución ha sido condenada a 15 años de prisión por un tribunal de la provincia de Adana, al sur de Turquía, pese a que sus abogados pedían la libre absolución de de la acusada alegando que había actuado en legítima defensa.

“No me quedaban más opciones... Yo era como una muerta en vida”, dijo ante el tribunal la acusada, Çilem Doğan, de 24 años de edad, durante la última sesión del juicio celebrada el miércoles en Adana, a la que acudió vistiendo una camiseta en la que podía leerse: “Querido pasado, gracias por todas las lecciones. Querido futuro, estoy lista”.

La defensa de Doğan había solicitado la puesta en libertad de la mujer presentando el asesinato de su marido, Hasan Karabulut, como una acción en defensa propia. Pese a que el tribunal finalmente desestimó este alegato y condenó a la acusada a 15 años de cárcel, la corte rebajó en tres años la pena inicial –de 18 años de prisión- por la “buena conducta” mantenida por Doğan.

Casada en 2013 con Hasan Karabulut, Doğan afirma que tras la boda comenzaron los malos tratos por parte de su marido, del que intentó divorciarse, pero renunció por las presiones de la familia y después de que aquel amenazara con matar a sus familiares. Según el testimonio de la mujer, Karabulut, de 33 años de edad, llegó a su vivienda el 8 de julio de 2015 y le dijo a Doğan que se marchaban a vivir a la provincia de Antalya, donde debería ejercer la prostitución junto con otras tres mujeres.

“Nos vamos a Antalya. Serás prostituta junto con tres mujeres más y me traerás dinero. Corta todas tus relaciones con Adana”, le dijo su marido de acuerdo al testimonio de Doğan. Ésta añadió que cuando ésta protestó y se opuso, Karabulut la golpeó. Fue entonces cuando la homicida cogió una pistola que su marido guardaba bajo la almohada de la cama y le mató.

Al día siguiente -9 de julio de 2015- era detenida en casa de su padre en Adana, donde poco después confesó su crimen ante la policía. “¿Es que van a morir siempre las mujeres? Que mueran también algunos hombres. Le maté para proteger mi honor”, le dijo Doğan a la policía durante el interrogatorio en comisaría.

En su alegato final ante el tribunal, Doğan aseguró que su marido había comenzado a obligarla a prostituirse cuando sólo habían pasado 28 días desde su boda. “Tenía mucho miedo de Hasan. Cuando supe que estaba buscado por la policía por liderar una banda, cooperé con la policía para librarme de él. Le conté a la policía todo. Era como una muerta en vida esperando a que la muerte viniera a por mí. Me preguntaba cuándo me mataría si descubría que había avisado a la policía”, dijo ante la corte de Adana que juzgaba su caso.

“Tengo un niño de dos años y medio. Yo respeto el dolor que la gente está sufriendo. Su hijo (de los padres de Karabulut) y el padre de mi hijo murió. Si hubiera tenido a dónde ir, lo habría hecho. He sabido que aquí hay centros de acogida (para mujeres). Si la policía en la comisaría me hubiese llevado a un centro de acogida habría ido (...) No tenía más opciones. Me vi obligada a matarlo, desearía que no hubiera ocurrido”, concluyó diciendo la acusada, que durante el juicio contó con la defensa de 10 letrados de una asociación de mujeres local.

Los abogados de los padres de Karabulut, que asistieron también al juicio y se presentaron como parte acusadora, pedían para la homicida cadena perpetua al considerar que el asesinato de su marido había sido una acción premeditada. La Corte de Crímenes Graves nº 10 de Adana redujo sin embargo la condena de prisión de por vida a 18 años -15 por buena conducta- a causa de las circunstancias atenuantes del crimen. Además el presidente del tribunal, Ogün Maden, hizo público que su voto particular había sido en contra de condenar a la acusada, un anuncio que desató los aplausos de los abogados que defendían a Çilem Doğan.

Más sobre: Mujer

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet