Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Turquía desmiente las informaciones sobre malos tratos y torturas a los detenidos

Policia detencion

26-07-2016 - 13:00 CET | Hispanatolia

Las autoridades turcas califican de ‘’absurdas’’ las acusaciones vertidas en un informe de Amnistía Internacional, y recuerdan que Turquía es un Estado de derecho candidato a la UE y comprometido con los derechos humanos.

El ministro de Justicia de Turquía, Bekir Bozdağ, negó categóricamente las informaciones difundidas por la organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) en las que ésta asegura tener “evidencias creíbles” de abusos y torturas a los detenidos en relación con el intento de golpe de Estado del pasado 15 de julio.

“Ningún detenido ha sido torturado o maltratado durante o tras su detención”, aseveró Bozdağ el lunes a través de su cuenta oficial en Twitter respondiendo a las acusaciones de la organización internacional, a la que culpó de haberse convertido en un instrumento  de la “campaña de desinformación” contra Turquía lanzada en los últimos días.

Amnistía Internacional cree en las calumnias de los miembros de FETÖ/PDY (Grupo Terrorista de Fethullah/Estructura del Estado Paralelo) y acusa injustamente a Turquía sin tener ninguna información rigurosa”, dijo el ministro mencionando las siglas con las que las autoridades turcas se refieren a la secta religiosa dirigida por el clérigo musulmán Fethullah Gülen, al que gobierno y oposición acusan de infiltrarse en la Administración del Estado y de estar detrás de los organizadores del golpe.

La organización con sede en Londres aseguró el 24 de julio que según informaciones y denuncias obtenidas de “fuentes creíbles” varios de los detenidos tras el golpe habían estado sujetos a torturas “incluyendo violaciones”; además, según AI, los detenidos estarían siendo mantenidos en “posiciones de estrés” por períodos de hasta 48 horas y se les estaría negando comida, agua y tratamiento médico, siendo sometidos además a amenazas e insultos, añadiendo en su informe que los militares de mayor rango detenidos serían quienes estarían sufriendo el peor trato. La ONG dice basar su informe en una serie de informaciones proporcionadas durante entrevistas con abogados de los detenidos, así como de médicos y de una persona que trabajaría en uno de los centros de detención.

Las acusaciones fueron desmentidas inmediatamente por funcionarios del gobierno turco, que calificaron de “absurdo” que Turquía, un país que aspira a entrar en la UE, no estuviera respetando los derechos humanos. “Negamos categóricamente las acusaciones (de tortura) y alentamos a los grupos de defensa (de los derechos humanos) a que proporcionen un informe imparcial acerca de los pasos legales que están siendo tomados contra las personas que mataron a sangre fría a cerca de 250 civiles”, dijo el funcionario refiriéndose a los participantes en la intentona golpista.

El Ministerio de Justicia de Turquía emitía también a última hora del lunes un comunicado en el que recordaba que Turquía es un Estado de derecho que cumple con todos los estándares nacionales e internacionales sobre derechos humanos, incluso aunque el gobierno haya declarado un estado de emergencia tras el fallido golpe de Estado del 15 de julio. 

Además y contrariamente a las afirmaciones de Amnistía Internacional en su informe, el Ministerio de Justicia subrayó que Turquía sí cuenta con una institución encargada de vigilar las condiciones de detención: en concreto un organismo autónomo denominado Institución para los Derechos Humanos y la Igualdad, aprobado el pasado mes de abril por el parlamento; Turquía ya poseía además otras instituciones públicas similares, como la Institución Nacional para los Derechos Humanos, sin contar las numerosas organizaciones no gubernamentales existentes en el país que velan por esta cuestión. “Las condiciones de salud de los detenidos han sido verificadas por médicos tras su detención y durante la custodia, en línea con las normativas”, insistió el Ministerio de Justicia.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet