Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Erdoğan pide por primera vez perdón por haber confiado en el clérigo Fethullah Gülen

Erdogan(1)

04-08-2016 - 00:00 CET | Hispanatolia

Erdoğan reconoció que tanto él como anteriores presidentes ayudaron durante años al movimiento religioso de Gülen por sus actividades caritativas, pese a que las sospechas sobre sus verdaderas intenciones comenzaron en 2010.

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan reconoció el miércoles haber ayudado en el pasado al movimiento religioso dirigido por el clérigo islámico Fethullah Gülen, al que gobierno y oposición en Turquía acusan de estar detrás del fallido golpe de Estado del 15 de julio, expresando públicamente su pesar por ello y por no haber sabido ver sus verdaderas intenciones.

“Antes (el presidente turco Turgut) Özal, antes (el presidente turco Süleyman) Demirel, antes (el primer ministro Bülent) Ecevit, e incluso nosotros, ayudamos a esta estructura con buena voluntad, a pesar de que éramos políticos y hombres de Estado con diferentes opiniones. Déjenme hablar con franqueza. En mi nombre, yo también les ayudé sobre la base de que teníamos cosas en común, aunque había muchas cosas en las que yo no estaba de acuerdo con ellos”, dijo Erdoğan en unas inusuales declaraciones realizadas el miércoles ante un concilio de eruditos islámicos celebrado en Ankara.

Erdoğan, que durante años tuvo en Gülen a uno de sus más firmes aliados, afirmó que la secta religiosa que dirige (cuyos seguidores le consideran un Mahdi o enviado de Dios), llamada por sus miembros Hizmet (Servicio) pero conocida popularmente entre los turcos como la Cemaat (Comunidad), se aprovechó de la religión para infiltrarse y crecer como un virus en sectores clave de la sociedad.

“A pesar de todas nuestras reservas sobre el líder de esta organización, yo mostré tolerancia hacia ellos por respeto a sus actividades en educación, ayuda y solidaridad dentro y fuera del país”, dijo el presidente turco, admitiendo no haber sabido ver las verdaderas intenciones y objetivos a largo plazo de la organización; algo que Erdoğan dijo haber comenzado a atisbar a partir de 2010, momento a partir del cual comenzaron a crecer sus sospechas y recelos hacia el grupo religioso: unas sospechas que empezó a expresar abiertamente en 2012.

A pesar de eso, Erdoğan aseguró que no pudo convencer a muchos de sus compañeros de su propio partido sobre las acciones sospechosas de la comunidad religiosa dirigida por Gülen, cuyas actividades aparentemente caritativas le hacían gozar entonces de una buena imagen entre la propia población turca. Para el presidente turco –entonces primer ministro del país- el punto de inflexión en las relaciones con la Cemaat fueron las acusaciones de corrupción lanzadas en 2013 por varios fiscales y jueces seguidores de Gülen.

Aun así, el propio Erdoğan es consciente de que hoy día muchos siguen pensando que aquellas acusaciones –que afectaron no sólo al propio Erdoğan sino también a su familia- no fueron una maquinación inventada por los miembros del movimiento para derribar su gobierno, como sostuvo entonces el AKP, sino que contaron con una base real. “Sé que hay quienes aún no quieren creer en ello. Sé que hay quienes miran y no pueden verlo. (Pero) desde este momento, la era de las sospechas ha terminado, y la era de la de la lucha ha comenzado”.

“A pesar de todo, lamento no haber podido revelar (al público) la verdadera cara de esta organización. Yo sé que tendremos que rendir cuentas ante Dios y ante el pueblo. Pueda Dios y mi nación perdonarnos”, subrayó Erdoğan, quien aseguró tener aún dificultades para creer a aquellos miembros de la secta que la han abandonado. “¿Realmente se arrepienten (de haber formado parte de ella)? No digo esto con rencor pero ¿se arrepienten realmente? ¿O son unos hipócritas, que es una característica de este grupo?”, se preguntó.

Más sobre: erdoğangülen

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet