Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

Turquía ya no cambiará sus relojes para adaptarse al horario de invierno

Reloj cambio horario

08-09-2016 - 16:00 CET | Hispanatolia

Una decisión anunciada en el Boletín Oficial de la República señala que los relojes turcos ya no se retrasarán una hora en octubre, y que el país mantendrá el mismo horario todo el año.

A diferencia de la mayor parte del resto de Europa y de cómo venía haciendo hasta ahora, Turquía dejará de adaptarse al horario de invierno a partir del próximo mes de octubre y mantendrá sus relojes con el horario adaptado al verano durante todo el año.

Así fue anunciado el miércoles en el Boletín Oficial de la República tras una reunión del gabinete de gobierno, donde se especifica que siguiendo instrucciones del Ministerio de Energía el horario que rige actualmente se mantendrá durante los 12 meses del año y Turquía no retrasará sus relojes una hora el próximo 30 de octubre para adoptar el horario de invierno: una decisión con la que las autoridades turcas esperan aprovechar mejor la luz del día.

“He abolido la diferencia horaria entre invierno y verano. A partir de ahora ya no habrá confusiones. La hora será la misma en invierno que en verano”, confirmó el primer ministro turco Binali Yıldırım a los gobernadores provinciales del país, citado por la prensa local.

El pasado invierno Turquía ya había retrasado durante una semana la adopción del nuevo horario para evitar confusiones durante la celebración de las elecciones generales que tuvieron lugar el 1 de noviembre de 2015, de modo que los relojes turcos se mantuvieron con el horario de invierno hasta el 8 de noviembre. Posteriormente el país euroasiático había modificado nuevamente sus relojes el 27 de marzo, adelantándolos una hora para adoptar el horario de verano.

Esta decisión supone que Turquía tendrá durante seis meses del año –durante la vigencia del horario de invierno- una diferencia horaria de +3:00 horas con respecto a la hora de Greenwich (GMT) y de +2:00 horas con respecto al horario central de Europa (CET), incluyendo la España peninsular. Hasta ahora Turquía seguía la práctica de ajuste al horario solar que se lleva a cabo en toda Europa y gran parte de Norteamérica, lo que significaba que la diferencia horaria de Turquía era todo el año de +1:00 horas con respecto a la hora CET.

La adaptación de los relojes al horario de verano es una práctica que comenzó a utilizarse en los países del norte de Europa durante la I Guerra Mundial para ahorrar carbón, si bien en Turquía no se introdujo por ley hasta el año 1925. No obstante los detractores de esta medida, que fuera de Europa y Norteamérica sólo se utiliza en Nueva Zelanda, Chile, Paraguay, Marruecos, Namibia, Chipre, Siria, Líbano, Israel, Jordania, Irán, Mongolia, y zonas de Brasil y Australia, consideran que provoca molestias y trastornos de salud en muchas personas y que son mayores sus perjuicios que beneficios.

Más sobre: energía

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet