Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Economía

Duras críticas en Turquía a la decisión de Moody’s de rebajar su calificación crediticia

Moodys agencia crediticia

26-09-2016 - 00:00 CET | Hispanatolia

La agencia crediticia internacional anunciaba el viernes que rebajaba la calificación de la deuda turca al grado especulativo o de ‘’bono basura’’, una decisión que el gobierno turco asegura que se basa en consideraciones políticas y no económicas.

Los principales miembros del gobierno turco criticaron el fin de semana duramente la decisión adoptada por la agencia crediticia internacional Moody’s, que a última hora del viernes anunció que rebajaba la calificación de la deuda soberana turca al grado especulativo, algo que desde el ejecutivo de Ankara se asegura que ha estado condicionado más por consideraciones políticas que por la verdadera situación de la economía del país euroasiático.

En declaraciones realizadas a los periodistas el sábado, el primer ministro turco Binali Yıldırım afirmó que la decisión adoptada por Moody’s “no es imparcial” y demuestra que sus calificaciones no se basan únicamente en factores macroeconómicos. “No consideramos que estas tasaciones sean imparciales. Creemos que están intentando crear una determinada percepción de la economía turca”, aseguró Yıldırım, quien recordó que sólo dos días antes la propia Moody’s había afirmado que el impacto del intento de golpe de Estado del 15 de julio en la economía turca se había prácticamente disipado. “¿Qué ha cambiado en dos días? Es algo que no podemos entender”, insistió el primer ministro.

El vice primer ministro Nurettin Canikli también criticó la decisión de la agencia crediticia, que a su juicio ha “mirado para otro lado” ante las últimas reformas y medidas económicas adoptadas por Ankara para fomentar el crecimiento económico y el ahorro. “A pesar de todos los factores de riesgo globales y regionales, la senda de crecimiento de la economía turca la sitúa entre las cinco principales economías (del mundo)”, subrayó Canikli en un comunicado.

Una de las primeras respuestas al anuncio de Moody’s vino no obstante del vice primer ministro y máximo responsable de la economía nacional, Mehmet Şimşek: “La mejor respuesta a las agencias crediticias es acelerar aún más las reformas estructurales y mantener nuestra disciplina fiscal”, escribió Şimşek en su cuenta oficial en Twitter, insistiendo en que las bases de la economía turca siguen siendo sólidas y resistentes. Şimşek también recordó que el PIB de Turquía había crecido al 5,2% tras la crisis economía global incluso “a pesar de muchos impactos tanto domésticos como internacionales”.

Por su parte el ministro de economía turco Nihat Zeybekci criticó también a Moody’s por una decisión que “no refleja las realidades” de la economía de Turquía. “La economía turca creció al 3,9% en la primera mitad de este año, a pesar de que la economía mundial se ha ralentizado. Al mismo tiempo, nuestro déficit disminuyó y nuestro presupuesto tuvo superávit, mientras que muchas otras economías (del mundo) registraron un déficit presupuestario”, escribió en Twitter Zeybekci, añadiendo que no se ha producido en este tiempo un deterioro en las condiciones de financiación externa ni en el sector privado ni en el público.

Moody’s anunciaba el viernes la decisión de rebajar un grado los bonos de deuda nacional turca hasta situarlos en Ba1 con perspectiva “estable”; Ba1 es la clase de calificación más alta dentro del grado especulativo, también llamada de “bonos basura”.

Para justificar su controvertida medida, la agencia crediticia –que había pospuesto su decisión desde el fallido golpe de Estado de mediados de julio- citó dos razones fundamentales: el incremento en los riesgos relativos a las importantes necesidades de financiación externa del país; y un debilitamiento en las bases que hasta ahora respaldaban el crédito, concretamente del crecimiento económico y de la solidez institucional. Es esta última consideración la que ha despertado las mayores críticas del gobierno turco, que la considera ajena a la realidad y más aún después de que la misma agencia declarara la semana pasada que los efectos del golpe de Estado casi se habían disipado.

En su evaluación, Moody’s prevé además que el deterioro de la calificación crediticia de Turquía continúe durante los próximos 2 ó 3 años debido a que “Turquía opera en un entorno financiero y geopolítico frágil y a que sus vulnerabilidades externas han aumentado, tanto durante los dos últimos años como más recientemente como resultado de los impredecibles acontecimientos políticos”.

“Esto ha tenido implicaciones crediticias para Turquía dada su dependencia del capital extranjero”, subrayó la agencia, añadiendo que la caída en los ingresos por turismo a causa de las sanciones rusas y el incremento de los atentados terroristas -unos ingresos representan el 4,4% de su economía nacional- han debilitado su balanza de pagos.

La agencia de calificación crediticia Standard & Poors (S&P) ya anunció en julio que rebajaba la calificación de la economía turca tras el intento fracasado de golpe de Estado perpetrado el 15-J por un grupo de militares vinculados a la secta religiosa dirigida por el clérigo islámico Fethullah Gülen. Por tanto, Fitch es la única de las tres grandes agencias de calificación internacionales que ahora mantiene la nota de la economía turca por encima del grado especulativo.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet