Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Los autores del golpe en Turquía supieron que el Daesh iba a atentar en Ankara

Ankara explosion atentado

04-10-2016 - 14:00 CET | Hispanatolia

La confesión de una antigua seguidora de la secta religiosa de Fethullah Gülen ha permitido saber que los seguidores del grupo fueron alertados un día antes del atentado que, el 10 de octubre de 2010, costó la vida a 102 personas en Ankara.

Los miembros de la secta religiosa dirigida por el clérigo islámico Fethullah Gülen, a quienes gobierno y oposición en Turquía responsabilizan de estar detrás del fallido golpe de Estado perpetrado el pasado 15 de julio, tuvieron conocimiento días antes de que el autoproclamado Estado Islámico (Daesh, en árabe) iba a perpetrar el atentado que el 10 de octubre de 2015 causó la muerte a más de cien personas, en el peor ataque terrorista de la historia moderna de Turquía.

De acuerdo a las noticias publicadas por el diario progubernamental Sabah, la información habría sido obtenida a través de una mujer detenida tras el intento de golpe por sus vínculos con el movimiento religioso liderado por Gülen, cuya identidad no ha trascendido pero identificada bajo el nombre en clave “Merve”. Según su testimonio, la sospechosa fue captada por la secta cuando estudiaba en el instituto, y posteriormente se alojó en una de las casas comunales del movimiento en Ankara antes de empezar la universidad.

Merve habría declarado que el día antes del doble atentado suicida en Ankara, que causó la muerte al menos a 102 personas y heridas a más de 300 durante una manifestación de grupos kurdos y de izquierda en el centro de la capital turca, los miembros de FETÖ –siglas de Organización Terrorista de Fethullah, según la denominación que las autoridades turcas usan para referirse a la secta de Gülen- fueron informados a través de un mensaje en ByLock de que al día siguiente habría un gran atentado en Ankara.

Yo informé a la agente que conocía en Ankara, incluyendo a mis familiares y amigos, sobre el plan (para cometer un atentado terrorista en Ankara). Yo tampoco salí (a la calle) ese día”, declaró Merve. “El día siguiente supe del ataque terrorista frente a la estación de tren en Ankara a través de la televisión. Me sentí muy entristecida de ver a decenas de personas perder sus vidas”, declaró la sospechosa, detenida en la provincia de İzmir durante la investigación contra FETÖ puesta en marcha tras el golpe.

ByLock es una aplicación amateur desarrollada para comunicación instantánea en teléfonos móviles –similares a otras como WhatsApp, aunque de mucha menor calidad- que los seguidores de Gülen utilizaron durante años para comunicarse entre ellos. La aplicación, desarrollada con graves fallos de seguridad, fue finalmente hackeada por las autoridades turcas para espiar las informaciones del grupo, que dejó de usarla poco después del fracaso del golpe del 15 de julio al descubrir que sus mensajes estaban siendo monitorizados.

Sin embargo gracias a ella el gobierno pudo identificar a unos 40.000 miembros de la secta infiltrados en el ejército, las fuerzas de seguridad, la judicatura y la administración pública. Se desconoce si fueron los propios miembros de FETÖ quienes desarrollaron ByLock, pero en cualquier caso ésta era usada casi exclusivamente por los fieles a Gülen y fue utilizada por los golpistas para comunicarse en la noche del 15 de julio.

“Cuando el intento de golpe de diciembre de 2013 falló, comenzamos a usar el programa ByLock según las instrucciones dadas por altos cargos de la organización (FETÖ). Se nos ordenó que nos comunicáramos a través de este programa”, declaró la sospechosa al referirse a las acusaciones de corrupción lanzadas en diciembre de 2013 contra varios miembros del gobierno del AKP –incluyendo el entonces primer ministro Recep Tayyip Erdoğan- que el gobierno siempre calificó como un intento de derrocar al ejecutivo, a través de seguidores de la secta de Gülen infiltrados en el poder judicial.

Un informe emitido en abril de 2016 –unos tres meses antes del golpe de Estado- sobre la investigación relativa a los atentados del 10 de octubre de 2015 en Ankara determinó que miembros de los servicios de inteligencia turcos tuvieron conocimiento al menos 25 días antes de que se iba a producir un importante atentado en la capital turca; el informe determinó entonces que un oficial de inteligencia recibió esta información pero que, por motivos desconocidos, no se la transmitió a sus superiores, lo que impidió que se tomaran las medidas necesarias para evitar el atentado. Precisamente tras el golpe del 15 de julio, varios miembros de la Organización Nacional de Inteligencia (MİT) fueron detenidos tras descubrirse su vinculación con el movimiento Gülen.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet