Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Economía

El gobierno turco reduce a la mitad los impuestos a vehículos eléctricos e híbridos

05-10-2016 - 16:30 CET | Hispanatolia

La medida anunciada por el ejecutivo turco pretende incentivar la compra de vehículos eléctricos precisamente en un momento en que esta tecnología está en auge tras el escándalo de emisiones de Volkswagen.

Un decreto hecho público el miércoles por el ejecutivo establece una reducción del Impuesto Especial sobre el Consumo (ÖTV) -que se aplica entre otros bienes a los coches- de hasta el 50% para los vehículos híbridos o impulsados por energía eléctrica que se adquieran en Turquía.

Según el anuncio, el impuesto especial para los vehículos con motores eléctricos de potencia superior a 50 KW –equivalente a unos 70 CV- y de menos 1.800 cm3 pasa del 90% a sólo el 45%; en el caso de los coches eléctricos con motores de potencia superior a 100 KW –unos 140 CV- y menores de 2.500 cm3, el ÖTV se reduce del 145% al 90%.

El Impuesto Especial sobre el Consumo (ÖTV, por sus siglas en turco) se introdujo por primera vez en 2002 y se aplica aparte del Impuesto sobre el Valor Añadido (KDV, en turco) a toda una serie de bienes, incluyendo vehículos a motor, teléfonos móviles, bebidas alcohólicas, así como tabaco y sus derivados, constituyendo un método para el gobierno de regular el consumo y la inflación.

La medida anunciada el miércoles supone un nuevo incentivo para la compra de vehículos eléctricos precisamente cuando el escándalo de emisiones que ha salpicado a Volkswagen ha tenido serias consecuencias para el mercado del automóvil y especialmente para los que emplean motores diésel, que han dominado durante décadas el mercado europeo y también en buena parte el turco.

Desde que se destapara el fraude de Volkswagen para ocultar las emisiones contaminantes de los vehículos a diesel –altamente nocivas para la salud- el sector ha experimentando un nuevo auge en la búsqueda de combustibles alternativos y especialmente en el desarrollo de la tecnología de los coches eléctricos, dado el difícil futuro que afronta la tecnología diesel por las crecientes restricciones medioambientales.

Precisamente a finales de 2015 Turquía anunció los planes para su primer coche de fabricación nacional, que competirá en el pujante mercado de los coches eléctricos tras descartar el proyecto inicial para desarrollar un vehículo con motor de combustión interna.

Entonces el gobierno habló de tres prototipos diferentes ya en desarrollo del que saldría el primer coche eléctrico fabricado en Turquía, iniciándose las pruebas de los primeros prototipos en 2016, y con un plan para comenzar la producción en masa antes de 2020 a partir de dos modelos distintos: uno con motor híbrido gasolina-eléctrico, y otro de propulsión exclusivamente eléctrica.

Opina:

  • Condiciones de uso:
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las Condiciones de Uso
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación