Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Internacional

Juncker advierte a Turquía sobre las negociaciones para la exención de visado

Union europea juncker

08-11-2016 - 15:30 CET | Hispanatolia

Bruselas y Ankara mantienen una disputa por la exigencia de la UE de que Turquía reforme sus leyes antiterroristas, mientras las autoridades turcas acusan a Europa de tener un doble rasero respecto a grupos terroristas como el PKK.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, lanzó el martes una advertencia al presidente turco Recep Tayyip Erdoğan diciéndole que si los turcos finalmente no consiguen la esperada exención de visado para viajar por la UE, él será el único responsable y deberá rendir cuentas a sus ciudadanos.

“Todo lo que las autoridades turcas están haciendo actualmente me lleva a creer que al final Turquía no quiere estar lista para respetar los estándares de la Unión Europea”, dijo Juncker durante un discurso ofrecido en la ciudad de Brujas, en el que volvió a insistir en que los ciudadanos turcos no tendrán libre visado si antes Ankara no cumple con los 72 criterios exigidos por Bruselas, incluyendo una reformas de las leyes antiterroristas a la que Turquía se ha mostrado muy reacia hasta la fecha.

“Necesitamos a Turquía... Pero no podemos renunciar a nuestros grandes principios”, añadió Juncker, señalando que si finalmente los turcos no obtienen la exención de visado deberá ser Erdoğan quien les explique el porqué no lo han conseguido.

Precisamente el lunes el ministro de defensa austriaco, Hans Peter Doskozil, había urgido a los países miembros de la UE a preparar nuevas medidas para frenar la llegada de inmigrantes y refugiados a Europa ante la perspectiva de un colapso del acuerdo que Ankara y Bruselas alcanzaron en marzo, y en el que a cambio de incrementar sus esfuerzos para frenar ese flujo Turquía recibía nuevas ayudas para los casi tres millones de refugiados que acoge en su territorio, un impulso a las negociaciones de adhesión y el inicio de las negociaciones para la liberalización de visado.

“Es evidente que hay brechas muy importantes en este acuerdo entre Europa y Turquía, y simplemente tenemos que estar preparados para lo que ocurrirá si este acuerdo deja de estar en vigor”, dijo Doskozil después de que el gobierno turco haya advertido reiteradamente que si los 28 no cumplen su parte Turquía dará por finalizado el acuerdo a finales de este año.

Pese a las palabras de Juncker y de otros líderes europeos, desde Ankara se afirma que Turquía sí ha cumplido con la mayoría de los criterios y que incluso ha ofrecido una solución para el principal escollo, la reforma de sus leyes antiterroristas, que Bruselas argumenta que no cumple con sus estándares democráticos pero que las autoridades turcas insisten en que son fundamentales dada su situación geopolítica y la amenaza terrorista que sufre el país. Ankara también ha criticado en varias ocasiones la doble vara de medir que los países europeos aplican con respecto a las actividades terroristas de grupos como el PKK, pese a que está reconocido como una organización terrorista internacional por la propia UE.

‘’La UE ha perdido toda su credibilidad ante los ciudadanos turcos’’

A este respecto, el martes el Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía acusó a los 28 de falta de empatía hacia los esfuerzos del país euroasiático para combatir el terrorismo mientras permite abiertamente las actividades del PKK en su territorio. “La UE, que no pide abiertamente al PKK que deponga las armas, y permite a los terroristas del PKK que vaguen libremente por sus países y difundan propaganda contra Turquía y otras actividades, e incluso permite al PKK que inaugure exposiciones en los pasillos del Parlamento Europeo, ha perdido en esencia su credibilidad ante los ojos del pueblo turco”, decía un comunicado.

Unas duras palabras que llegan después de que la semana pasada un tribunal de Bélgica sentenciara que las actividades de reclutamiento del PKK en el país no constituyen un crimen de terrorismo. Un total de 36 sospechosos eran juzgados en el caso por llevarse mediante amenazas a menores de edad lejos de sus familias, reclutándolos en Bélgica y otros países europeos para entrenarlos en campos del grupo en Bélgica, Grecia e Irak.

La corte belga sin embargo consideró que el secuestro de menores, su privación de libertad y las amenazas de muerte, entre otras actividades realizadas por los 36 acusados, no pueden considerarse como actividades terroristas sino que se enmarcan dentro del ámbito de la “lucha armada”.

“Vemos esta decisión como un indicador de una actitud carente de principios, y de la mentalidad que ha permitido a la organización terrorista PKK llevar a cabo abiertamente sus actividades hasta hoy (en Europa), y por ello la condenamos”, dijo el Ministerio de Exteriores de Turquía el viernes, un día después de que se diera a conocer la sentencia.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet